Fabián Cubero explicó la razón por la que ya no tiene problemas mediáticos por su vida privada – GENTE Online
 

Fabián Cubero explicó la razón por la que ya no tiene problemas mediáticos por su vida privada

En diálogo con GENTE, el ex futbolista y Director de Relaciones Institucionales de Vélez habla sobre el pánico que genera la posible segunda ola de covid, la polémica por las vacunas, la mediatización de su vida privada y su rol como modelo en una nueva campaña. 

“Pánico, incertidumbre y un poco de lo que se ve al principio cuando surgió el covid”. Así analiza Fabián Cubero (42) cómo se vive este momento de crisis ante el coronavirus, de cara a una supuesta segunda ola de rebrote. “No tomamos consciencia de lo que genera. Nos dimos cuenta de que no se puede tener todo cerrado pero veo que en los bares, por ejemplo no hay demasiada precaucion ni se cumple el distanciamiento. Son los adolescentes los que más llevan el virus”, reflexiona el ex futbolista y Director de Relaciones Institucionales de Vélez.

“Hay muchas cosas contraproducentes en este sentido. En los restaurantes veo que se cumplen las medidas pero no así en los bares. Y mientras ves que se retomaron actividades como los shows, seguís viendo que en las canchas al aire no se puede tener público, puntualiza Cubero. Y continúa: “Eso no tiene explicación alguna. Una banda puede tocar al aire libre, pero no se puede asistir a un partido en un estadio para 40 mil personas. Sé que tal vez es más complicado el amontonamiento que se puede generar a la salida, pero eso se puede administrar”.

"Veo que se cancelaron vuelos y que en algunos puntos estamos volviendo a lo que fue el inicio de la pandemia, pero calculo que sería un error cerrar todo nuevamente, generaría mucho caos", opina Fabián, que tiene a sus padres aún en la lista de espera para vacunarse.

"Mis padres están muy controlados pero mi viejo es de riesgo. Con el tema de las vacunas y los privilegios, lamentablemente se está viviendo la típica avivada argentina que nos toca en diferentes ámbitos. Es indignante", sentencia respecto a la polémica por la inoculación de las vacunas.

La nueva campaña de Fabián Cubero como modelo

Hace unos días se lanzó la campaña de Medias Floyd Go, la nueva colección Sport de la marca de medias Floyd, de la que Cubero es imagen en su nueva temporada. A propósito contó por qué se siente cómodo en ese rol: “A mí me gusta, porque son lindas empresas que confían en mí por la imagen”. Y explicó por qué elige tomar esos desafíos: “Cada tanto me llaman para ser la cara de ciertas firmas y ahora me convocaron de medias Floyd. Por lo menos es algo distinto y es un rato donde la cabeza va para otro lado”.

Consultado respecto de si le gusta ocuparse de su imagen y pensar en outfits, incluso matcheados con las medias, respondió que no es “obsesivo” si no más bien todo lo contrario. “En casa siempre estoy igual, en short y musculosa porque soy muy caluroso”. Para él estar cómodo es la prioridad pero sí aborda distintos emprendimientos referidos a la indumentaria.

Respecto de qué le genera ser imagen de una marca como Floyd, se explayó: “Lo tomo como si fuera un evento. Por lo que soy, suelo hacer algún evento o acciones para las marcas dentro del club y lo hago distendido y jugando a algo que no suelo hacer. Como no lo hago a diario, es algo que me copa”.

Según contó, como ahora Vélez entró en la Copa Libertadores, cerraron con una marca “el tema de la ropa del plantel”. “Yo me meto con la diseñadora a elegir los modelos y qué tipo de prendas van, que es una de las cosas que también me divierten”, señaló en relación a su rol institucional en el club, donde además está llevando adelante diversos proyectos, como el de “armar una sala para generar contenidos de streaming”.

La mediatización de su vida privada

­–¿Qué te genera la mediatización de temas personales y familiares? ¿Cómo manejás la invasión mediática?

–Temas personales ya no los tocamos más y entonces todo fluye más. La idea es esa desde hace un tiempo. Por eso, no voy a programas que no sean deportivos, tipo PH, esos en los que se habla de lo personal y de la vida de uno. Cuanto menos se habla menos se inventa.

–Hace poco, tu pareja (Mica Viciconte, 31) retomó una sección en Twitter que se llama Showtalks y planteó discutir el tema de la confianza ciega en la pareja. ¿Cómo es eso entre ustedes? ¿Se plantean dudas o llegan a desconfiar uno del otro?

–La verdad es que no nos generamos desconfianza. Los dos tenemos trabajos muy visibles y sabemos perfectamente cuándo trabaja cada uno. Además, cuando no, ella se junta con amigas y yo voy a jugar al fútbol. Con el tiempo, todo fue fluyendo y ganamos confianza con las actitudes. Nada que genere malentendidos ni celos. Sentimos confianza uno en el otro desde que nos conocimos y no nos damos motivos. Por ejemplo ella me dice ‘me voy de viaje a Brasil con mi amiga’ y todo perfecto.

–¿Cómo se plantan frente a las presiones de los mandatos como tener hijos?

–La realidad es que venimos sin presiones y está planteado buscar un hijo en algún momento, como proyecto de pareja a futuro. Pero este año pinta muy complicado, similar al año pasado y estamos tratando recuperar el terreno de lo laboral que perdimos el año pasado. Sabemos que cuando estemos más aptos lo vamos a encarar.

–Y el tema del casamiento, ¿es algo que volvió a surgir?

–Sí, el tema del casarnos está hablado y negociado. Es algo más simbolico y creo que es algo más de la mujer, bueno, también de los hombres, pero a ellas es a quienes más le quita el sueño por el tema de la fiesta. Con los años, además se está diluyendo el tema del casamiento. Si no es un deseo muy fuerte, no es una prioridad para nosotros.

­–¿Qué es lo que hoy, luego del encierro, los mantiene más juntos que antes?

–Viste que el tema de estar mucho tiempo juntos, durante tantas horas, por ahí es una arma de doble filo y no sabés cómo puede terminar la convivencia. A nosotros nos agarró en un departamento y la realidad es que es cómodo pero no tenemos esa posibilidad de irnos al fondo, así que pasamos todo el tiempo juntos. Entonces lo tiramos a la diversión, jugamos con las redes sociales, experimentamos más Tik Tok, aprendí a manejar más la computadora y ella a editar. Somos muy parecidos, así que planteamos todo como un juego, vimos muchas series y películas y aprendí a hacer platos más elaborados. Fue duro pero siempre intentamos pasarlo de la mejor manera.

–Durante la cuarentena, un clásico de sus redes eran las bromas que le hacías, que a veces eran un poco agresivas. ¿Te las reclamó?

­–Me las ha reclamado. Yo vengo del palo del fútbol, de temporadas y muchas concentraciones en los vestuarios, así que a veces debo decir que implemento esas cosas con ella. Una vez se enojó porque le mojé el pelo a minutos de hacer una producción. Así que sí, me pasó de que no me salieran las cosas bien.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig