Jenson Button, campeón de Fórmula 1, resucita a una emblemática marca británica – GENTE Online
 

Jenson Button, campeón de Fórmula 1, resucita a una emblemática marca británica

El monarca de la máxima categoría en 2009 le dio nuevo impulso a Radford, el carrocero inglés fundado en 1948.
Autos y Motos
Autos y Motos

El británico Jenson Button, campeón de la Fórmula 1 en 2009, se asoció con Mark Stubbs, diseñador que trabajó para Aston Martin, Bentley, Ford, GM y Nissan; y Ant Anstead, mecánico y copresentador del programa Wheeler Dealers; para resucitar Radford, una de las marcas más emblemáticas de la industria automotriz del Reino Unido.

Radford Jenson Button

Radford fue una carrocera fundada en 1948 por Harold Radford. En su momento trascendió por personalizar modelos de Mini, Ferrari y Rolls-Royce, entre otros fabricantes. También llegó a colaborar en el desarrollo del emblemático Ford GT40.

Otro socio clave de este proyecto es Lotus, que aporta sus autos para que Radford le añada su impronta. El primer modelo de esta nueva etapa de la compañía es el  espectacular Radford Lotus Type 62-2, una exclusiva resurrección del clásico Lotus de los ‘60 que estará limitada a 62 unidades.

Jenson Button
Jenson Button, campeón de la Fórmula 1 en 2009 y ahora co propietario de Radford.

El deportivo está concebido sobre el mismo chasis monocasco que Lotus usa para Exige y Evora, aunque el subchasis trasero fue modificado por Radford para mejorar la rigidez y resistencia.

El deportivo está equipado con el mismo motor V6 de 3.5 litros que ya se usan en los deportivos de la mítica firma fundada por Colin Chapman en 1952.

El Type 62-2 tendrá tres versiones: la Classic, con una potencia de 436 CV y transmisión manual de seis velocidades o una doble embrague de siete.

Radford Jenson Button

Las otras dos variantes son más potentes y se destacan por tener decoraciones similares a las utilizadas por Lotus en la Fórmula 1. La Gold Leaf incrementa su potencia a 506 CV gracias al uso de pistones y árboles de levas mejorados; mientras que la John Player Special llega a los 607 CV merced a un sobrealimentador más avanzado y un software ajustado.

Estos dos últimos modelos optan por un cambio de doble embrague, acompañado por un diferencial de deslizamiento limitado.

“Queremos asegurarnos de que este coche sea un automóvil de conductor puro que rinda el debido respeto al ADN de Lotus, pero que también ofrezca el lujo de un Radford”, explicó Button, que tendrá el “duro trabajo” de probar cada una de los ejemplares que producirá su marca...

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig