La historia de Naomi Osaka: la tenista japonesa que tiene depresión, sufrió racismo y fue la encargada de encender la llama Olímpica en Tokio – GENTE Online
 

La historia de Naomi Osaka: la tenista japonesa que tiene depresión, sufrió racismo y fue la encargada de encender la llama Olímpica en Tokio

Sus abuelos maternos no aceptaban la relación de su madre con su padre de origen haitiano. No se presentó a la conferencia de prensa en Roland Garros para cuidar su salud mental. 
Actualidad
Actualidad

Sin dudas que la elección de Naomi Osaka para encender la llama Olímpica en la ceremonia de la apertura de los Juegos Olímpicos es un claro mensaje al mundo del deporte. La excepcional tenista nipona confesó que tiene depresión y su cuidado le trajo algunos problemas con organizadores del circuito ATP.

Este año, tras ganar su primer partido en Roland Garros, Osaka no se presentó en la conferencia de prensa para hablar del match y la Federación Francesa de Tenis la multó con 15.000 euros. La tenista aseguró que era para cuidar su salud mental. Sin embargo, los organizadores del Grand Slam amenazaron con expulsarla si volvía a suceder.

Naomi Osaka no dudó un segundo. Anunció que se retiraba del torneo donde era una de las candidatas para quedarse con el preciado torneo francés que se disputa en polvo de ladrillo. "Elogiamos a Naomi por compartir en sus palabras la presión y ansiedad que siente", dijeron. "Empatizamos con las presiones únicas que un tenista puede enfrentar", dijeron desde la FFT.

Osaka: japonesa con raíces haitianas

Naomi Osaka nació de un padre de Haití y una madre que nació en Japón, Tamaki. Fue un amor oculto y prohibido y decidió tomar el apellido de la ciudad donde nació, una de las más importante de la isla oriental. Naomi hoy tiene 23 años.

Vivió durante muchos años en Estados Unidos, habla inglés fluido, aunque no se considera americana. "Yo no me siento necesariamente estadounidense y puedo entender y hablar japonés cuando quiero", afirmó la tenista al diario The New York Times en el año 2018.

El racismo siempre estuvo presente desde su concepción. La familia de Tamaki, su madre, estaba totalmente negada y rechazaba que su hija tuviera una relación, mucho menos una hija, con un hombre de descendencia afroamericana y lo tomaban como una "vergüenza".

Así fue que apostaron al amor contra viento y marea y los padres de Naomi, Tamaki y Leonard, se mudaron del pueblo costero donde vivía su familia a Osaka, donde nació Naomi. Y la criaron con ambas culturas desde el primer minuto.

Pasaron 10 años sin que Tamaki volviera a hablar con los abuelos de Naomi Osaka. La hoy top ten del rankin mundial conoció a su abuelo fue cuando ella tenóa 11 años quien tampoco aceptó que su nieta se dedicara al tenis. Lo veían como una pérdida de tiempo. Un hobbie.

El racismo en Japón

Como se sabe, Japón es una potencia mundial. Primer mundista y ejemplo en muchas cuestiones económicas y de ecología. Sin embargo, es un país que tiene problemas con la diversidad cultural, de religiones, tal lo consideró un informe comisionado en 2016 por el Ministerio de Justicia, en el que se evidencia que un tercio de los residentes extranjeros en el país afirmó haber experimentado comentarios despectivos y el 40% habló de discriminación.

Antes de que la aparición mediática mundial de Naomi Osaka, quién sufrió racismo fue Ariana Miyamoto, la modelo nipona que se convirtió en Miss Japón en 2015 y fue víctima de racismo porque "no tenía una cara verdaderamente japonesa".

Los títulos de Osaka que enorgullecen a la sociedad japonesa

Los triunfos internacionales de Naomi Osaka, principalmente sus cuatro Grand Slam, han sido recibidos como una gloria para la sociedad de Japón aunque a muchos medios más ortodoxos les cuesta hablar de de ella como una "jugadora japonesa".

La mayoría de la sociedad la apoya, y ahora también el Comité Olímpico de Japón que la ha elegido como la persona emblemática para encender la antorcha olímpica. Un claro mensaje a su propia sociedad y también al mundo del deporte elitista.

Pero en algunas publicidades le han blanqueado su tez negando sus origenes como sucedió en una empresa de fideos de Japón. "Soy morena, eso es bien obvio", respondió Osaka en una rueda de prensa en 2019, añadiendo que la empresa se había disculpado directamente.

Naomi Osaka es más que una tenista, muchas personas de Japón y otros países se identifican con ella, por su lucha y no negación de sus orígenes y porque lo primero que cuida es su salud por sobre un Grand Slam.

La tenista inspiró un nuevo personaje en el género manga que debutó en la prestigiosa revista Nakayoshi, en diciembre de 2020.

Crearon personajes de culturas y procedencias mixtos son una rareza en el género manga, pero el inspirado en Osaka "es un gran paso en la consciencia y representación cultural de manga", expresó a la BBC Ronald Kelts, profesor de cultura, medios y sociedad de la Universidad Waseda de Tokio.

Osaka escribió en Twitter una imagen del personaje y señaló: "El crecer leyendo manga/mirando anime fue algo que nos unió inmensamente a mi hermana y a mí, así que esto es emocionante para las dos".

Osaka: la atleta mejor paga del mundo

Según Forbes, Naomi Osaka fue la atleta mejor paga en 2019 donde tuvo ingresos por más de USD 37 millones de dólares. Gracias a los torneos que obtuvo que la llevaron a alcanzar el puesto número uno del mundo en el ranking de la Federación Internacional de Tenis.

Osaka cuenta con 2.600.000 seguidores en Instagram y se ha manifestado contra los hechos racistas en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd en manos de la policía y se sumó a la causa Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan).

Incluso, en plena pandemia durante el US Open 2020, Osaka usó en cada partido un barbijo con el nombre de un afroestadounidense muerto durante la violencia racial de EE.UU.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig