El caso de la nena M.: qué pasó y cómo vive a un mes del secuestro – GENTE Online
 

El caso de la nena M.: qué pasó y cómo vive a un mes del secuestro

Luego de la angustia, comienza a salir el Sol para M. La parte negativa tiene que ver con su mamá. La señora se escapó del centro de rehabilitación y volvió a la calle, a la carpa en la que vivía con la nena.  
Actualidad
Actualidad

El 15 de marzo, el secuestro de M. generó una gran movida social en todo el país. El caso de la nena de 7 años que vivió toda su vida en la calle, a la vera de una autopista, abrió varios interrogantes. Luego de ser recuperada por personal de seguridad fue internada en el Hospital Garrahan por su lamentable estado de salud.

A casi un mes del episodio, M. recibió el alta médica y está empezando a vivir una realidad totalmente distinta a la que tenía. Luego de estar unos días en un hogar transitorio, la Justicia resolvió darle la tutela legal a su familia extendida, en este caso a su abuela y una de sus tías, que cuidan de ella y la ayudan a salir adelante.

La nena ya tiene su DNI, vive en una casa de material con todos los servicios, fue anotada en una escuela y ya empezó a cursar y familiarizase con el establecimiento y sus compañeritos. Vale recordar que hasta entonces nunca había asistido a un colegio. Más allá de esto, el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de CABA sigue monitoreando el caso.

En este sentido, no sólo la visita periódicamente un asistente social: también recibe atención psicológica periódicamente. Quienes siguen el caso de cerca sostienen que aún falta mucho trabajo por hacer en ella, pero que esos pasos se empezaron a dar. Hoy su realidad es distinta y la necesidad de que siga así está repartida entre los familiares que desde ahora la tienen a cargo.

El 15 de marzo, la Policía encontró a M. en Luján, lugar en el que estaba con su captor.

Por lo pronto, en esto de que pueda reinsertarse en la sociedad sin sufrir hostigamiento ni mucho menos que le recuerden el pasado, se implementó una medida judicial para que no se mencione su nombre ni aparezcan sus fotos al descubierto. Con esto, según comentó la jueza que entiende en la causa, buscan resguardarla.

La parte negativa de la cuestión tiene que ver con Estela Díaz, la mamá de M. Por su adicción al paco y otras drogas fue internada en un centro terapéutico para comenzar su rehabilitación. Según informó Infobae en las últimas horas, la mujer, luego de pelearse con otras internadas, se escapó del lugar y volvió a la villa Cildáñez.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig