Coronavirus: qué es la cepa británica y por qué podría «barrer el mundo» – GENTE Online
 

Coronavirus: qué es la cepa británica y por qué podría "barrer el mundo"

El coronavirus continúa siendo una amenaza para la sociedad. Mientras las campañas de vacunación avanzan en el mundo a diferente ritmo, el surgimiento de nuevas cepas preocupa a los científicos.

Más de 100 millones de personas fueron diagnosticadas con covid-19 en el último año. A un año de declarada la pandemia, los científicos siguen indagando sobre el comportamiento del virus. Mientras tanto, las campañas de vacunación avanzan a velocidades variadas en la mayor parte de los países.

El surgimiento de nuevas cepas preocupa a la sociedad en general, pero también a los investigadores, que llevan meses enfocados en la investigación del SARS-CO2 a fin de encontrar antídotos contra el virus y tratamientos que permitan atender mejor a los pacientes graves.

En ese contexto, la británica Sharon Peacock expresó su proecupación por el avance de la cepa británica. Es directora del consorcio Covid-19 Genomics del Reino Unido y señaló que la mutación de la nueva cepa podría alterar los procesos de vacunación que se están llevando a cabo.

Según expresó la responsable del organismo encargado de secuenciar el genoma del virus en el Reino Unido, la cepa británica "va a barrer el mundo, con toda probabilidad". Es que de acuerdo a lo que están investigando, esta variante podría ser resistente a la protección que ofrecen las vacunas que se están usando contra el covid-19.

De acuerdo a lo que declaró Peacock a la BBC, "lo preocupante es que la variante 1.1.7. que hemos tenido circulando está empezando a mutar de nuevo y a obtener nuevas mutaciones que podrían afectar a la forma en que manejamos el virus en términos de inmunidad y eficacia de las vacunas". Es decir que si bien las vacunas producidas por Pfizer-BioNTech y AstraZeneca (desarrollada en conjunto con la Universidad de Oxford) demostraron eficacia contra la cepa actual, podrían no serlo en próximas mutaciones del virus.

La científica también se refirió a que aún falta recorrer un largo camino. "Una vez que hayamos controlado el virus o que haya mutado para dejar de ser virulento, es decir, para causar enfermedades, podremos dejar de preocuparnos por él. Pero creo que, de cara al futuro, vamos a seguir haciendo esto durante años. En mi opinión, seguiremos haciéndolo 10 años", vaticinó.

La llamada "cepa británica" fue descubierta por primera vez en Bristol, al sur de Inglaterra, y fue etiquetada como "preocupante" por el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes.

Casi en simultáneo con esta variante se conocieron dos mutaciones del virus que también encendieron las alarmas en la comunidad científica: la sudafricana y la brasileña.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig