Javier Zanetti: «Me duele decir que no vamos a vivir en Argentina» – GENTE Online
 

Javier Zanetti: "Me duele decir que no vamos a vivir en Argentina"

El actual vicepresidente del Inter y excapitán de la Selección Argentina recibió a GENTE en Milán para el Íntimo de la Semana de GENTE. Habla del compromiso que lleva adelante con la 'Fundación Pupi' desde hace 20 años, la educación y valores que le inculca a sus tres hijos italianos Sol, Ignacio y Tomás y cuenta su vínculo con Paula, su compañera de vida desde hace casi 30 años. Se considera un enamorado de Lionel Messi y confía que la Selección hará un gran Mundial Qatar 2022.
Íntimos
Íntimos

Javier ‘Pupi’ Zanetti recibe a GENTE sentado en una de las mesas de ‘El Gaucho’, uno de los dos restaurantes con ADN argentino que el exjugador abrió en diferentes barrios de Milán. El actual vicepresidente del poderoso Inter, equipo donde jugó 858 partidos, fue capitán y referente, y donde es considerado una leyenda viviente por los simpatizantes del club, ya tiene listo el agua caliente en la pava y el mate amargo en mano acompañados por alfajores de maicena con muchísimo dulce de leche.

Detrás suyo, habitan fotos de Zanetti con Diego Armando Maradona, Tini Stoessel y Andrea Bocelli. Algunas de sus visitas y otras generadas por la beneficencia y compromiso de Fundación Pupi que está cumpliendo 20 años de vida. "Cuando empezamos, con Paula -su esposa- dijimos: 'con salvar a un chico nos bastaba'. Y hoy tenemos un montón de historias hermosas de superación, esto que nació en Gerly hoy está en Remedios de Escalada, Mar del Plata, Misiones, incluso acá en Italia. Hay muchos italianos solidarios que se anotan para hacer voluntariado en Argentina. El momento de crecimiento constante", dice Zanetti.

Parece extraño escucharlo hablar al 'Pupi' quien llegó en 1997 al club neroazzurro y que no se le mezcle ni una palabra en italiano. Zanetti respira y vive como argentino por más que esté a 11 mil kilómetros de distancia de su tierra. El mejor lateral en la historia de la Selección Argentina y protagonista del Íntimo de la Semana de GENTE es como lo era adentro de la cancha: respetuoso, servicial, y profesional.  

-¿Hay otro jugador en el mundo que haya estado tanto tiempo en un mismo club?

-El otro día hablábamos de esto con Lio Messi, que él estuvo en Barcelona toda su vida y se tuvo que ir. Nosotros tuvimos esa suerte que nunca cambié de club. Messi llegó a los 16 años al Barcelona, y yo llegué en 1995 con 21 años. La mía es una historia, no sé si única, pero sí extraña y hermosa en el mundo del fútbol.

-¿Qué es lo que más extrañas de tu época de futbolista?

-Lo que más extraño son los entrenamientos, el día a día, estar con mis compañeros, tomar mates antes de la práctica, donde nos poníamos a charlar y en la semana hacíamos asados para todo el plantel después del entrenamiento.

-¿Qué tipo jugador fuiste?

-Polifuncional, muy generoso, siempre di todo lo que tenía, sea para el Inter o para la selección Argentina. La verdad que tengo una gran cultura de trabajo y un gran respeto por mi profesión, eso fue así siempre.

-¿Es cierto que en tu época de jugador del Inter hiciste poner una parrilla en el club?

-Si, trajimos una parrilla porque fue una forma de hacer grupo, de estar más unidos los jugadores, nos unía la parrilla, teníamos más intimidad y terminábamos hablando de todo, menos de fútbol. Éramos muchos extranjeros y cada uno quería saber como era el país del otro, lo que se vive. Fueron momentos muy lindos los que compartimos.

-No pudiste salir campeón con la Selección Argentina donde luciste la cinta de capitán, ¿te quedó esa espina?

-No, no me quedó ninguna espina porque cumplí el sueño de jugar con mi Selección, jugué 145 partidos, yo creo que no hay cosa más linda que defender a tu país en cualquier parte del mundo, y si no me tocó ganar, no me tocó.

-Eras el capitán siendo lateral. No hay muchos defensores líderes en ese puestos…

-Es un puesto difícil, pero lo di todo por la Selección, no se pudo ganar pero la verdadera victoria mía fue jugar en la Selección Argentina por tanto tiempo.

-¿De qué jugadores de aquel Mundial Francia 98 y de la Selección te quedó amistad?

-Con muchos. Éramos un grupo que crecimos juntos. Yo creo que en el ´98. Daniel Pasarella (DT) apuntó a los jóvenes y ahí hicimos todo un largo recorrido y si tengo que nombrarte uno te diría ‘El Ratón’ Ayala, Samuel, Cambiasso; Simeone; Vivas, “El Guly”.

-¿Qué sentiste que finalmente Messi pudo salir campeón con la Selección?

-Soy un enamorado de Messi. Tuve la suerte y el privilegio de compartir años en la Selección con él. Lo vi crecer en la época de Selección y me puso muy feliz cuando salió campeón de la Copa América porque se lo merecía, porque él más que nadie lo quería y fue capitán, fue un líder. Y no solo yo, sino muchísimos argentinos nos pusimos contentos no por el solo hecho de que Argentina salga campeón de América, sino por él. Por Lio. Y siempre lo defendí y nunca entendí las críticas hacia él porque conociéndolo sé lo que siente por la camiseta de su país.

-¿Qué funciones implican ser vicepresidente de un club tan poderoso como el Inter de Milán?

-Trabajo con una visión de 360 grados, donde el club me necesita ahí estoy. Soy un recurso en Marketing, Proyectos Sociales, Embajador del Club cuando hay que viajar a Japón, Estados Unidos o donde sea que tengamos que ir. Doy continuidad transmitiendo los valores del Inter.

-¿Qué pensas de los argentinos Lautaro Martínez y Correa figuras del Inter y parte de la Selección Argenina que ganó la Copa América?

-Estoy contento de que dos argentinos estén con nosotros. A Lautaro lo seguimos bastante y lo queríamos contratar, teníamos esta visión a futuro de que podía llegar a ser lo que está demostrando ahora. Lautaro ha ido creciendo año tras año y me pone muy feliz porque cuando uno invierte en un joven se espera todo ese crecimiento y hoy es una gran satisfacción para nosotros. Haber tenido el ojo de contratar al joven más prometedor en ese momento del fútbol argentino es un mérito. Me gusta que esté acá en el Inter y se sienta como en familia, y es además un punto de referencia para la Selección Argentina. Y Correa estoy contento porque cuando yo todavía jugaba, él vino a hacer una prueba al Inter y nos sacamos una foto, él era muy chiquito, muy jovencito. Lo ví crecer, después se fue a otro club, pero volvió maduro, con mucha experiencia, demostrando toda la calidad que tiene y eso hace muy feliz. Estoy felíz por el presente de Lautaro y de Correa.

-¿Te gustaría dirigir la Selección Argentina?

-No, no me gusta ser entrenador. Cuando dejé de jugar mi carrera se enfocó a la parte de dirigente y manager, incluso me preparé para eso, me puse a estudiar en la Universidad Bocconi de Milán. Estudié Manager Deportivo para no tener solo una visión en la parte deportiva, sino una visión a 360 grados donde yo pueda también contribuir para mi club en otras áreas. Estudié Marketing, Relaciones Internacionales, Gestión.

-¿A qué edad decidiste estudiar?

-A los 41. Apenas dejé de jugar y me metí en la universidad. Porque cuando me dijeron: ¨vas a ser vice Presidente del Inter´. Y dije: “ok, feliz, es una gran noticia, pero al mismo tiempo fue una gran responsabilidad y tengo que estar preparado". No quería que por lo que había hecho adentro del campo de juego que eso me permita tener una ventaja. Cerré mi etapa como jugador y empecé otra etapa de cero.

-¿Te anotaste en la facultad como cualquier chico con un cuadernillo? ¿Cómo fue volver a la escuela?

-Si, hice clases presenciales privadas, el profesor y yo, y algunas materias las cursaba  con otros alumnos, como por ejemplo la materia Finanzas. Sentí la necesidad, porque uno se tiene que preparar. Volver a la escuela fue hermoso, me acordé de mi época cuando estudiaba en Argentina y fue una linda etapa. Sigo presenciando algunos cursos porque hay innovación, hay que estar aggiornados.

-¿Argentina es candidata a ganar el Mundial de Qatar 2022?

-La veo protagonista, el hecho de haber ganado la Copa América fue un impulso muy grande, veo un grupo muy comprometido y muy seguro de ellos mismos, pienso que Argentina va a hacer un gran Mundial.

Javier ‘Pupi’ Zanetti y su rol de el empresario gastronómico

Javier Zanetti decidió retirarse del fútbol profesional un 10 de mayo de 2014. Fue en un partido del Inter contra Lazio por la penúltima jornada del calcio italiano. Y tras el adiós y luego de estudiar en la Universidad de Milán, el 'Pupi' decidió invertir y convertirse en un empresario gastronómico de Milán. Abrió 'El Gaucho' y 'El Botinero' en sociedad con Federico Enrichetti. Además, administra ‘El Patio de El Gaucho’ en el Hotel Sheraton de San Siro.

-¿Qué se te dio por abrir dos restaurantes en Milán con acento argentino?

-Mi restaurante es el punto de reencuentro. Este, ‘El Gaucho’, fue el primero que abrí y después está ‘El Botinero’ que lo pensé más con un sello internacional mediante mi colección privada de botines y camisetas en estilo museo para fanáticos de fútbol y después abrí ¨El patio del Gaucho¨ de Javier Zanetti, dentro del Hotel Sheraton de San Siro, ahí la gente va a ver el partido y va a comer al gaucho de Javier Zanetti a 5´ del estadio. Es un combo espectacular.

-¿Cuántos empleados tenés?

-El restaurante El Gaucho ahora es solo mío, y trabajan todos argentinos, salvo uno solo que es un brasileño. Vino Andrea Bocelli, Tini Stoesell, Valeria Mazza, Eros Ramazzotti. Diego Maradona estuvo sentado ahí -señala emocionado una mesa larga, al lado de unas boleadoras y un bandoneón-. La semana pasada Julio Bocca, también estuvo Maximiliano Guerra, Ciro Martínez de Los Piojos, La Bersuit, los argentinos que han venido a Milán, han pasado por acá.

Javier Zanetti: la última cena con Diego Armando Maradona

-Tenes varias camisetas de Maradona, ¿cómo te pegó su muerte que ya se cumplió 1 año?

-Fue una tristeza a nivel mundial, sobre todo para todos los que amamos el fútbol. Creo que mucha gente no lo creía cuando llegó la noticia, porque nos tenía acostumbrados a que siempre salía de la dificultad, y esta vez lamentablemente era verdad. Lo que dejó Diego como legado, fue algo muy sentido e importante y nosotros crecimos con las genialidades que hizo Diego adentro de la cancha. Lo viví con mucha tristeza.

-¿Cuál es el mejor recuerdo que tenés con Diego?

-El mejor recuerdo que tengo con Diego fue una cena que hicimos con la familia y amigos que nos quedamos hablando hasta las 5 o 6 de la mañana, contando anécdotas, de la Fundación Pupi, de Argentina, de Napoli, del Inter, de todo, porque Diego era agradable, era divertido y era muy sencillo y sensible, se daba cuenta de todo. Fue en esa mesa larga, (señala la mesa), fue inolvidable. En el 2003, estaba de vacaciones y me llamó a mi para venir a comer, yo jugaba todavía y estaba feliz de recibirlo acá.

-Por tu compromiso social con la Fundación Pupi, ¿te ofrecieron un puesto político?

-Sí. De todo. Pero es complicada la política no solo en Argentina, también en Italia. Es un camino difícil y nada necesario para nosotros.

Javier Zanetti: padre permisivo de Sol, Ignacio y Tomás

Javier Zanetti y Paula Zanetti llevan casi 30 años juntos. Se conocieron por amigos en común en 1992, cuando él ya era una promesa del fútbol argentino por su performance en el club Talleres de Remedios de Escalada y ella cursaba la secundaria. El 'Pupi' fue transferido al Inter en 1995 y siguieron en contacto vía fax, hasta que se casaron en 1999 y se instalaron juntos en Milán. Allí, crearon la Fundación -"queríamos devolverle algo lindo a nuestro país"- y después llegaron sus tres hijos: Sol, Ignacio y Tomás. "Con Paula crecimos juntos porque hicimos todo juntos. Es todo natural entre nosotros, porque las cosas simples para mi son las que valen, para qué complicarse con la vida", confiesa Zanetti.

-¿Cómo compartís el trabajo social y el matrimonio con Paula?

-Nos dividimos las tareas, y también en casa. Nos ayudamos a superar los miedos. Somos muy compañeros a verdad. Paula por ahí es más intensa en el laburo y yo más paciente. Pero nos llevamos bárbaro.

-¿Qué tipo de padre sos?

-Yo soy el que los malcrío, Paula es por ahí más firme, severa. Pero mi objetivo como padre es que no quiero que piensen que todo es fácil. Con Paula siempre hablamos el tema de que aunque sí se puede a veces hay que decirles que no. Porque si se acostumbran al si, y después es complicado. Por eso a mis hijos les inculco el valor del sacrificio, que a las cosas hay que ganárselas, que nada es fácil en la vida.

-¿Qué edad tienen tus hijos?

-Sol tiene 16 años y es la actriz de la familia, bailarina, (se ríe y le brillan los ojos cuando habla de su hija), hace de todo: danza, teatro y es el sol de la familia, como lo dice su nombre. Ignacio, "Nachito", tiene 13 años, es muy pero muy intelectual, muy inteligente y le gusta jugar al fútbol. Y el más chiquito, Tomás, tiene 9 años, él juega en la Academia del Inter. A él lo veo muy apasionado por el fútbol, fanático, cuando lo vamos a ver se emociona, y ojalá que le siga gustando, pero los veo tan jóvenes que ya van a tener tiempo de decidir, si alguno de ellos decide jugar al fútbol, bienvenido, lo acompañaremos en todo, y si no es el fútbol, en lo que sea que elijan también los vamos a acompañar.

-¿Sos una persona religiosa?

-Soy religioso, católico y tuve la suerte de encontrar al Papa con la familia. Apenas llegó fuimos a encontrarlo a Roma, él llegó el 13 de marzo de 2013 y nosotros viajamos en abril, y de esa charla nace el primer Partido por La Paz. En el 2014, fue muy lindo porque ya el hecho de hablar con él es muy emocionante, es una persona muy a la mano, sencilla, enseguida nos recibió y siempre estoy en contacto. El Papa quería dar un mensaje ínter religioso, que se unan todas las religiones para un partido y dar un mensaje de Paz. Fue muy interesante porque estaba Roberto Baggio que es budista, también hubo gente de la religión Vikinga, vinieron jugadores de todo el mundo y lo transmitieron en más de 60 canales de diferentes países. El día del partido, el Papa vino personalmente a regalarnos un rosario a cada uno de los jugadores. Fue muy lindo.

-¿Cocinas en tu casa?

-Tengo tres restaurantes pero no me dedico a la cocina. Me dedico a degustar, soy un gran degustador (se ríe). Está el que cocina y el otro. Yo soy el otro. No cocino nada.

-¿Participarías en MasterChef Celebrity de Argentina o Italia?

-Me eliminarían al segundo, no sé agarrar ni el cuchillo (se ríe). Sería el primer eliminado de MasterChef, no me conviene ir, no podría competir. Me hice el que cocinaba en las redes en cuarentena y no sabía agarrar la cuchara. Si me enseñan sí, pero tienen que hacer dos programas, primero uno solo para mí para que aprenda algo y después otro con el resto de los participantes (se ríe).

-¿Lees noticias de Argentina o no consumís lo qué pasa en el país?

-Sigo todas las noticias de Argentina, a veces me pone triste lo que llega. Muchos italianos me preguntan qué está pasando y trato de contar lo que se está viviendo, y sinceramente la veo complicada. Creo que Argentina estaba en dificultad y ahora esa dificultad se acentuó más después de la pandemia. Se puso más difícil aún. Pero como todo argentino tengo la esperanza de que un día cambie. Sigo manteniendo esa esperanza. Leo los diarios y miro la televisión Argentina.

-¿Con Paula y tus hijos piensan regresar a vivir en Argentina?

-Es una pregunta que nos hacen todos, y la verdad que teniendo a nuestros tres hijos que son italianos, es complicado por la situación allá y si uno quiere pensar en el futuro, qué es lo mejor para tus hijos, me duele decirlo pero lamentablemente es acá y para ellos su casa es acá en Milán. Vamos a Argentina, vamos a la Fundación en Gerly, tenemos nuestros padres, nuestros amigos, la pasamos bárbaro, nuestros hijos están con sus abuelos, con la familia, pero llega un momento que los chicos te dicen: ¨¿Cuándo volvemos a casa? ¨. Y es normal, pero la verdad es que acá estamos muy bien, es como que encontramos nuestro lugar en el mundo. Amo Argentina, pero mi trabajo está acá, nunca dejé de trabajar en el club, por eso tampoco pudimos volver.

Producción Periodística y co redactora: Milca Gili, desde Milán, Italia

Ph: Paula Zanetti y Elena Ieva

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig