Candela Vetrano: «Me encantaría formar una familia y tener dos o tres hijos» – GENTE Online
 

Candela Vetrano: "Me encantaría formar una familia y tener dos o tres hijos"

La protagonista del Íntimo de la Semana de GENTE, confiesa que la llegada de los 30 le re pegó y que pudo quitarse miedos de que no le pertenecían. Jura que su historia de amor con Andrés Gil es mágica y que antes de formar una familia con él tienen pendientes tres viajes: Japón, África e Islandia. Terminó de rodar 'El fin del amor' (Amazon) con su amiga Lali Espósito. "Tenemos una conexión muy fuerte que se vio en el set", afirma y revela que protagonizará una ficción en 2022. Dice que hacer terapia la hace mejor persona y que le escribió a la China Suárez porque es una amiga que quiere mucho.
Íntimos
Íntimos

-Cande, ¿cuánta nafta te queda en el tanque para llegar al 31 de diciembre?

-Estoy con la luz en reserva.

Sentada en el camarín del Estudio de Grupo Atlántida, después de dos horas de producción de fotos para el Íntimo de la Semana de GENTE, Candela Vetrano (30) bebe un café largo acompañados por unos chipá calentetitos que, dice, "son una locura". La actriz está cansadísima: el miércoles pasado finalizó el rodaje de 'El fin del amor', la ficción de Amazon que protagoniza Lali Espósito, y también terminó las grabaciones de una serie de ciencia ficción para Spotify con la dirección de Peter Lanzani.

"Fue un año espectacular. Siento que estaba cero preparada para tanta movida de trabajo. Me parece que a mucha gente le pasó que sufrió el contraste de un año muy tranquilo del 2020 a un año ATR del 2021. Porque el año pasado me parece que nos sirvió para acomodar algunas cuestiones. Onda que yo salí a la cancha con toda. Me parece que un poco me está pasando eso, siento que el año para mí ya terminó pero porque me voy de vacaciones y estoy cansada pero muy agradecida", confiesa Vetrano, quien además fue semifinalista en MasterChef Celebrity (Telefe) y en estos momentos ya se encuentra descansando en las playas de Miami con su novio Andrés "Pepi" Gil.

-¿Qué cosas son las que pudiste ordenar por la pandemia?

-Sobre todo a nivel laboral me estoy re enamorando de mi profesión. A mí me encontró un proyecto que cree bastante yo en el sentido de que le puse todo mi corazón que se llamó “Candente” (proyecto humorístico y actoral que transmitió vía streaming en 2020) y realmente me reconectó con la profesión desde el lugar lúdico que tiene una actriz. De estar probándome pelucas en mi cuarto, mirándome al espejo, haciendo voces. Eso nunca hubiese pasado porque no tenía el tiempo de hacerlo y para mí fue alucinante. Reconecté con mi niña interior y lo re sentí esto como una oportunidad para crecer en lo personal, para entender las prioridades, qué es lo más importante: la salud, estar bien, los vínculos y que sin trabajar te pueden comer los piojos.

-¿Siempre fuiste estable en lo económico? ¿Cómo te reinventaste en la pandemia? ¿Metiste la mano en los ahorros?

-No, en la pandemia quedé con mi marca que era “COME TO MAMA”, entonces ahí me puse yo misma a responder los mensajes porque era algo que se movía muchísimo. Yo no me presentaba, me llamaba "Nati" porque de chiquita siempre decía que me llamaba Natalia. De ese lado puse las manos a la obra.

-Se vendió mucho por internet, ¿te fue bien con eso?

-Sí, y después en la vida no gasto mucho. Mis gustos son bastantes simples: salir a comer afuera es lo que más gasto, suelo hacerlo una vez por semana.

-¿Con la marca cómo te va?

-Bien. Cuando estoy con mucho trabajo tengo a mi socia Mel Soldo que ella se encarga de todo. En ese momento pude experimentar lo que se siente ser una persona de oficina. Soy de dibujar los diseños, soy de agarrar el Canva, aprendí a usar el programa de edición en pandemia con una amiga. Todos mis proyectos de deseos tengo todas presentaciones que hice.

-¿Tenes empleados o son ustedes dos y el resto lo terciarizan?

-Tenemos una empleada, Pili, y el showroom lo tenemos en el local de Mel que es donde ella hace las uñas que ahí es donde ellas ayudan también.

-¿A dónde te vas de vacaciones?

-A Miami. Todo un mes por ahí. Orlando, Las Bahamas. La pandemia me agarró de vacaciones y me tuve que volver antes. Estaba en Portugal.

-¿Cómo llegas con Andrés a las vacaciones? ¿Sos de ya tener las valijas listas o las haces a último momento?

-No tengo nada. Estoy muy agradecida por poder irme de vacaciones. Hoy siento que es un lujo. Soy culposa, decir que me voy a Miami me genera cuestión. Me parece demasiado pero es un pasaje que me quedo abierto y lo tenía que usar porque el año pasado iba a hacer este viaje pero me llegó la propuesta de MasterChef, y me dije: "mirá si me contagio Covid y me quedo allá". No fui y me agarré Covid acá. La vida.

-¿Cómo la pasaste con el Covid?

-Tuve todo pero nada grave. Mi mamá (María Victoria), de cincuenta y pico, y mi papá (Héctor), de sesenta y pico, no tuvieron pero mis hermanas sí. Cuando me agarré Covid los llamé a mis viejos llorando para decirles que se cuiden, que yo soy joven, tengo mucha salud pero esto es distinto a todo. No sé estar enferma, soy negadora de eso, nada me detiene, pero ahí sentía  que no podía con mi vida. Los llamé para que tomen consciencia. Igualmente no eran de riesgo.

-¿Cómo fue pasar mucho tiempo en la casa con Andrés?

-Me re unió con mi novio, ya éramos buenos compañeros pero nos hizo un equipazo. Íbamos teniendo recaídas y nos íbamos turnando. De repente uno estaba más pesimista y el otro levantaba.

-¿Se complementan bien?

-Sí, siempre que uno cocina, el otro lava, somos muy complementarios. Esto se dio de forma natural. Él es muy colaborador, siempre tuve la imagen de que el hombre no ayuda tanto y la verdad que él está deconstruido. Igual si uno no está deconstruido hoy, el mundo te deconstruye.  Creo que en esas pequeñas cosas está el cambio.

Cande Vetrano y Andrés Gil: una historia de amor mágica

Candela Vetrano y Andrés Gil se conocieron en Roma, Italia. La actriz estaba en la ciudad europea porque tenía una presentación y su amigo, Santi Talledo, lo invita a ir a la casa de Andrés Gil. Ella, desinteresada al amor, super relajada, abocada a su trabajo, se encontró con una persona super amable, divertida, y que además fue su guía turístico durante su estadía. Así nació el amor entre Cande y "Pepi", como lo llama ella a su pareja.

-¿Cómo definirías tu historia de amor con él?

-Es una historia de amor muy mágica. En realidad, muy de verdad, muy libre. Nada fue forzado. Estamos acostumbrados que, por lo menos ahora, estar en pareja es estar atados y yo no me siento atada a nada, siento que él me ayuda a ser más libre. Pasa más por algo interno.

-¿Hay celos?

-Creo que tenemos celos normales. Soy celosa por momentos pero lo hablo con mis amigas, lo hablo conmigo. Yo sé que es muy hermoso y que cualquier mujer u hombre se puede enamorar de él y también que es natural que eso pase pero él me da mucha seguridad en ese sentido, me da confianza. Es más fácil no ser tan celosa con él.

-¿Justificas algunas cosas por la parte astral?

-Si. Yo soy de Acuario, él es de Leo, y somos opuestos complementarios. Somos re distintos pero a la vez vamos bien. Tengo sol y la luna en Leo, y ascendente en Sagitario. Soy una leonina bastante particular, tengo hermanas de Leo y amo las leoninas. Me encanta cuando veo una mina que está queriendo tener la atención de una manera distinta a la mía, porque a mí me encanta tener la atención. Me dijeron que mi nombre, Candela, es luz, cosa que yo puedo iluminar. Yo creo que de a dos es mejor todo.

-Tema familia, perro o hijos, ¿es algo que se habla con “Pepi”?

-Si, re. Nos quedan tres viajes largos. Ya fuimos a Tailandia, por ejemplo, nos queda África, me gustaría Japón y ver auroras boreales en Islandia, todo esto sin hijos. Después, me encantaría formar una familia de dos o tres hijos.

-¿Cómo es la relación con tus hermanas mellizas Julieta y Paulina?

-Creo ser muy buena hermana. Atenta y presente. Mis hermanas son muy espectaculares, tengo las mejores hermanas del mundo porque ellas son de fierro, son lo más.

-¿Y cómo hija?

-Trato de hacer las cosas bien, soy buena hija. No traigo problemas.

-¿Cuándo eran chicas se peleaban mucho?

-No nos peleábamos. Cero rebeldes. Rebeldes a nivel de armemos una coreo porque quiero salir a bailar y mi mamá no me deja. Muy mandona yo y ellas mis secuaces. Las mellizas tienen 25 años.

El regreso a la ficción y su amistad especial con Lali Espósito

-¿Cómo fue grabar 'El fin del amor' con tu amiga Lali?

-Estoy en la mitad de episodios totales, en la parte final. Hago de la hermana de Lali. Mucho no puedo decir.

-¿Cómo fue hacer de la hermana de Lali cuando ya son hermanas de la vida?

-Fue increíble. Lo más loco fue volver a trabajar con ella después de 10 años. Nuestra amistad es muy de hermandad, como que hay algo que la conexión es muy fuerte y cuando me la encontré en el set, obvio que podía pasar que no conectemos, mucho como amigas pero grabando cero, hicimos escenas muy increíbles. Salían rápido las escenas. Cuando la vi ahora, más adulta, es una excelente líder.

-¿Te contenía si vos tenías una escena fuerte?

-Si, súper presente.

-¿Cómo vivís vos como amiga de Lali todo lo que vivió a lo largo de su exitosa carrera?

-Mi admiración con ella, más allá de las cosas increíbles que le pasan, que para mí son frutos de su trabajo porque es la persona que más trabaja en el mundo porque no para un segundo. Es su forma de afrontar las cosas. Muy humilde, no se da cuenta de todo lo increíble que le pasa por momentos, eso me genera muchísima admiración, su simpleza y su forma que hace las cosas, está muy presente. Eso me di cuenta en esta serie, está presente, porque como esta al palo, con todas las cosas que hace, es estar presente en el momento en el que está. Es muy persona ella, muy humana.

-¿Cómo sos como amiga con tus amigas solteras? "¿Sos de decir: "che, dale bola a este pibe o piba?"

-Si me dicen las escucho, pero me meto cero en las relaciones de mis amigas, la verdad es que para mí cuando están solteras, que revoleen la chancleta.

-¿Cómo convivís con el machismo de que la mujer no puede estar sola? A Lali no la pueden ver sin un novio o lo que pasó con tu amiga la “China” con el Wandagate...

-Son dos amigas muy distintas, obviamente mi amistad con Lali no tiene punto de comparación, con la “China” no comparto tanto pero es una amiga por historia, la quiero mucho. Como persona que quiero, todo lo que pasó me dolía, que la pongan en ese lugar sean las cosas como sean. El cancelamiento no va porque nos pone a juzgar algo que nadie sabe nada y que además nos pone en el lugar como si nosotros hiciéramos algo bien, y la verdad que todo el mundo se las manda a todos los niveles y me parece que no está bien, va en contra del feminismo, por otro lado totalmente distinto. Todo eso que paso me pareció una mierda.

-¿Te indignaste? ¿Te suelen afectar las cosas que suceden? ¿Sos sensible?

-Soy re sensible. No me indigno pero me afecto, me aterra en un punto el hecho de que hoy sea tan simple cancelar a alguien, eso me da miedo. El poder de las redes.

-¿Le escribiste a La China?

-Si, le escribí, tuve contacto. Me interesaba cómo estaba porque es una mierda. Es una amiga y la quiero mucho.

El amor, la monogamia, los 30 y la terapia

La frescura y buena onda que irradia Candela Vetrano durante la producción de fotos, delante y detrás de la lente, aparece también durante los 50 minutos de la entrevista. La ex 'Casi Ángeles' y 'Supertorpe' convida chipá, no esquiva ninguna pregunta, dice lo que piensa, sin cassette. Incluso, Vetrano tenía un compromiso cerca del Estudio. Se fue y luego regresó para charlar de manera presencial. Vetrano podría haber dicho: "llamame, y la hacemos por teléfono". Pero no. Aquel cansancio que contó al principio, no le gana a su profesionalismo, sus ganas, respeto por el trabajo del otro, y tampoco al resfrío que la intenta doblegar. Genera un clima de living de su casa mientras descansa en el respaldo del sillón del camarín al tempo de hablar del amor.

-¿Cuál es tu concepción del amor?

-Mi trabajo de amor vincular siento que lo hago muy bien. La verdad es que tengo buenos vínculos, soy de relaciones muy lentas a todo nivel. Me cuesta mucho llamar a alguien amigo, no es que soy desconfiada, soy realista. La palabra amistad tiene mucho peso porque se cómo soy yo como amiga. Soy re de fierro y muchas veces hago cosas que no tengo ganas por el otro. En los vínculos no siempre hay que centrarse en lo que a uno le importa y así es con todo. El laburo más grande mío es el amor propio, el entender para lo que soy buena, me parece que es con lo que más tengo que laburar, realmente quererme de verdad. Me tengo valor a mí misma pero me parece que el amor propio es muy importante y no siento que la sociedad nos enseñe eso. Para la sociedad siempre es mejor ver lo que te falta, el vaso medio vacío, yo soy muy agradecida por lo que tengo pero tengo que hacer ese trabajo. Sé que como amiga te voy a dar los mejores consejos del mundo pero aplicarlos en mí me cuesta más.

-¿Cómo ves y sentís el tema monogamia?

-Yo tengo una relación monógama pero me parece que hay algo muy importante que es entender que a la otra persona, le pueden gustar otras personas. Que esa persona es individual y hará lo que sienta cuando le guste alguien. Eso no significa que te abro las puertas para lo que sea, pero eso hay que charlarlo. Puede ser que quiera estar el resto de mi vida con vos pero no es posible que durante no sé, 50 años o 60 años, no te vaya a gustar otra persona. Gustar quizá te conlleva a otra cosa pero en mi caso no quiero saber nada de eso, no me haría bien pero por lo menos me hace bien entender que él es una persona individual, que tiene sentimientos y que le puede pasar algo. Ya lo hablé con él. Creo que las parejas abiertas, las que conocí, nunca funcionaron. A mí el otro me tiene que apoyar.

-¿Qué terapia haces?

-Voy a terapia cada 15 días y hago yoga semanal. Terapia hago hace 3 o 4 años. Amo la terapia y para nuestro laburo es fundamental. Siento que me hace mejor persona y me ayuda a entender todo. Porque soy así, me genera paz entender porque me pasa lo que me pasa.

-Con este regreso al set con El Fin del Amor, ¿qué redescubrís vos como actriz que está dentro tuyo?

-Yo siento que siempre que abordo un proyecto nuevo, que soy una aprendiz. A pesar de que labure un montón de tiempo, cuando llego ahí es como si no supiera nada. Estoy con las mismas inseguridades, pero cuando entro ya estoy. Antes de entrar siento que trabajo en una panchería. Me parece increíble que me pase eso porque me dan muchas ganas de ser cada vez mejor, estoy en un momento, que tienen que ver mis 30, que la terapia y todo, me hace entender en mi actriz que puedo empezar a agarrar herramientas.

-¿Te influye la edad o no te importa?

-Me re pegaron los 30. Me encanta cumplir años. Los 30 me generaron muchos cambios internos. De elegir que sí y que no. La sensación fue que los 29 eran una valija que di vuelta y ya me mude, todo paso este año. Es como ordenar todas las cosas. Esto lo tiro, esto no.

-¿Qué tiraste?

-Ciertos miedos que siento que no me pertenecen. Tengo un miedo que tiene que ver con cosas familiares. Miedo de la inseguridad. Tengo un miedo atravesado en el cuerpo pero sé que soy muy corajuda porque ningún miedo me detiene, yo todo lo atravieso aunque con miedo. El miedo ya no va más. Para muchas cosas me ayuda, no sé si lo tire, lo deje ahí pero para cuidarme esta bueno el miedo.

-Te mudaste, ¿es importante, tal vez ese ADN italiano, de ser propietario?

-Me parece importante tener tu techo por el trabajo, que es inestable, y a mi me da cierta seguridad. En mi casa hay mucho color. Hay cuartos de colores, casi todo blanco pero las puertas de colores, el living de otro color. Tengo pocas fotos y muchos cuadros de pintura y láminas. Espero heredar el piano de mi abuela, pero que me lo de ella, no quiero esperar a que se muera. Además esta bárbara la vieja, no se va a morir más. Tiene un piano recto. Escuchamos música en casa, cocinamos, me mudé en mayo.

Vetrano: “Masterchef me dio cercanía con el público”

Candela Ventrano fue una de las grandes sorpresas de MasterChef Celebrity 2. El público descubrió a una Cande desde otro lado, por fuera de sus personajes que interpretó como actriz, muy divertida, histriónica, sensible, y justamente, sin máscaras. La actriz estuvo cerca de la final, terminó en la cuarta posición, en un ciclo del prime time de Telefe con un rating descomunal y donde recibió las visitas de su novio, Andrés Gil, y también de Lali Espósito.

-Pasaron cinco meses del final de Masterchef, ¿qué te dio tu paso por el reality de cocina?

-Me dio mucha cercanía con el público. Siempre fui de bajo perfil. La gente nunca me conoció a mí y yo también me vi a mí y me reía porque soy un personaje. Me divertí mucho ahí. Era un juego. Me genero mucha empatía con la gente, algún acercamiento. No respondía los mensajes porque soy muy sensible y me afecta todo. Trato de cuidarme del mundo, ver la noticias me caga el día, a mí me re afecta la desigualdad. Estamos re afectados por la política porque todo es política pero a verdad que no creo en nada. En mi casa nunca se habló de política. Soy lo que muchos llamarían tibia. La política me causa muchísima gracia, cualquier discurso político me parece increíble la puesta en escena.

-En las redes se 'shippeaba' mucho a Damián Betular con tu amigo Gastón Dalmau, ¿a vos también te pasaba que estabas ahí de testigo?

-Re. En un momento le pregunté “boludo, ¿Qué pasó?”. Aunque Gastón está en pareja hace un montón, y está super bien. Esto tiene más que ver con la seducción del maestro y el aprendiz porque me parece que es eso. Quizá le seducía eso.

-¿Tenes tolerancia a la frustración?

-Si, hice castings de muy chica. Para mi frustrante es cuando yo no disfruto algo, no estuve presente por estar preocupada o lo que sea, eso me genera una frustración de no poder volver el tiempo atrás. Pero a los “no” los tengo re superados, siento que en ese sentido no me importa perder. Me curtí.

-¿Qué cantidad de castings hiciste?

Un montón. Más de 100 seguro. Empecé a los 7. Hubo un momento en el que entendí que no era personal. Cuando yo quería hacer un corto, producir una campaña de marca de ropa o lo que sea, cuando uno no elige algo, no te está sirviendo eso para esto. Me hizo confirmar que yo no puedo abarcar todo, soy esto. Y en mi versión quiero ser lo mejor pero no puedo querer ser lo que los otros quieren.

-Te criaste de chica en un mundo mágico que es el de Cris, ¿qué vínculo tenes hoy con ella?

-No tengo contacto con ella pero hay re buena onda.

-¿Y con Peter Lanzani que lanzó una carrera muy importante?

-Con él estamos haciendo algo para Spotify. Un podcast para la plataforma, es de ciencia ficción. Él me dirige y yo la relato. Creo que va a ser a principio del año que viene. Es la primera serie argentina para Spotify en formato de podcast y que es de ciencia ficción. Soy la protagonista con doble personaje y hay muchos más actores. Ya está grabado. Fue de lo más intenso que hice en mi vida, lo grabamos en un estudio.

-¿Por qué intenso?

-Porque es ciencia ficción, pasa de todo. Se actúa todo, es como un radioteatro, pero como suena antiguo diría que es una película sin imagen. El sonido es de una película. Es producción de K&S.

-¿Dónde pasas las fiestas este año y qué esperas para el 2022?

-No sé dónde me va a tocar este año. Las pasamos juntos con Andrés pero no sé dónde. Solemos turnarnos entre su familia y la mía. Todavía falta. Primero, las vacaciones, ¡por favor que las necesito! (se ríe). Y en 2022, feliz porque voy a protagonizar una ficción de suspenso, ahí una primicia, pero tampoco por contrato, puedo decirte más. ¡Me matan si digo algo!

Ph: Christian Beliera

Retoque Digital: Gustavo Ramírez

Producción: Marite Rizzo

Peinado: Juan Manuel Cativa para Mala Peluquería

Maquillaje: Marisol Gutiérrez para Juicy MakeUp productos L´Oréal Paris

Ropa: Miracolo y Los Vados del Isen

Agradecimientos: Paula Aisenberg y Gisele Speroni

Estas imágenes fueron tomadas con un moto g100.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig