Britney Spears podría haber previsto el destino de sus finanzas designando a un guardián – GENTE Online
 

Qué podría haber hecho Britney Spears para proteger sus finanzas antes de haber sido declarada incapaz

Un especialista en planificación patrimonial internacional explica en diálogo con GENTE cuáles eran las alternativas de la Princesa del Pop para planificar el destino de su patrimonio y cómo podría haber previsto la injusta situación que atraviesa. 

La célebre y discutida tutela comenzó en 2008 cuando Britney Spears (39) sufrió un colapso en su salud mental. En ese momento fue declarada incapaz de manejar sus propios asuntos y desde entonces está confinada a una medida judicial (supuestamente para su propia protección) que en Estados Unidos se denomina “conservatorship”.

La medida implica que todas las decisiones económicas y muchas otras que no lo son quedaron en manos de su padre, Jamie Spears, y del abogado Andrew Wallet ya que, según aseguraron los jueces en aquel entonces, la Princesa del Pop no se encontraba en condiciones mentales para ser autónoma. Su padre, a quien Britney quiere demandar, está a cargo de sus decisiones financieras y de administrar su fortuna que asciende a 60 millones de dólares.

Inicialmente, se sostuvo que esta vigilancia y control sobre su vida iba a ser temporal, pero luego, como todos sabemos, pasó a ser permanente. Argumentaron que era para “salvar su vida”, pero lo cierto es que en gran parte fue para “proteger” su patrimonio.

El único punto a favor que Britney consiguió fue que Jody Montgomery, una conservadora que tuvo en 2019, se encargue de algunos de sus asuntos personales. Era quien contrataba custodios, informaba sobre la salud de la cantante a los médicos y tenía acceso a sus reportes psiquiátricos.

Luego de las durísimas declaraciones en las que la cantante consideró la tutela "abusiva y controladora" y en un nuevo revés para su objetivo de "recuperar su vida", una jueza le revocó su pedido de apartar a Jamie de la administración de su vida y dividendos.

“No estoy mintiendo. Sólo quiero recuperar mi vida. Y han pasado 13 años. Y es suficiente. No debería estar bajo tutela si puedo trabajar y proporcionar dinero y trabajar para mí y pagar a otras personas; no tiene sentido"

Según expertos legales consultados por The Guardian, Spears, quien solicitó "dejar de ser una esclava", podría seguir bajo la tutela de su padre durante meses y años. El proceso para anular la tutela legal requiere una investigación y numerosas audiencias en la corte antes de que se pueda revertir la decisión.

Ahora, ¿qué podría haber hecho Britney para proteger sus finanzas antes de haber sido declarada incapaz?

Según Martín Litwak, fundador y CEO de @UntitledLegal, una boutique de servicios legales especializada en planificación patrimonial internacional, la artista que paradójicamente canta “That’s not the way I planned it” (No es como lo planeé) en Baby One More Time no pensó lo suficiente de antemano cómo prevenir la situación que está atravesando.

“Todo lo que quiero es ser dueña de mi dinero, que esto termine, y que mi novio me lleve en su maldito auto”

A pesar de la injusta situación que vive Britney al haber perdido toda la autonomía –en determinado momento, por ejemplo, no pudo reformar la cocina de su casa porque al padre le pareció que el costo era muy alto–, Litwak cuenta en diálogo con GENTE cómo la estrella pop podría haberlo previsto planificando el destino de su patrimonio.

Qué alternativas tenía Britney para proteger su patrimonio

"Una de las opciones era constituir un trust revocable en el cual ella podría inclusive haber actuado como la primera trustee (o administradora) y transferir allí la mayor parte de su patrimonio; y armar luego un trust irrevocable en el cual depositar una porción de su fortuna o ingresos para que los administre un tercero de su confianza sin que ella pueda disponer de los fondos hasta que se den ciertas condiciones establecidas en el trust deed", describe.

Según desgrana Litwak, "el primer trust le habría permitido evitar que, ante un caso de incapacidad, su padre fuera designado administrador de sus bienes; ya que por definición ese cargo habría correspondido a la persona que la propia Britney hubiera designado como trustee suplente". Y amplía: "El segundo trust tendría como objetivo evitar que la cantante quedara en la ruina en el caso de perderlo todo".

Un "trust" puede definirse como "un acuerdo mediante el cual una persona transfiere la propiedad de ciertos activos a otra para que los administre en beneficio de uno o más terceros y los transfiera definitivamente a éstos (o a otros beneficiarios) al cumplimiento de un plazo".

Además, el también autor del libro Cómo protegen sus activos los más ricos (y por qué deberíamos imitarlos) indica que en el caso de que alguien la declarase incapaz –como finalmente sucedió– Spears tenía otra alternativa. "Se trata de hacer lo que se llama Pre-designación de Guardián, una herramienta que está disponible en Estados Unidos y que, una vez más, cualquier hijo de vecino utiliza", explica.

"Básicamente, consiste en un papel que diga ‘si yo soy incapaz, quiero que tal persona sea mi guardián’; quien ella designe, sea su marido, su ex marido, un tío, un primo o un amigo, o un guardián profesional, para el cual se puede contratar una empresa", sostiene Litwak.

Además, señala para finalizar, que la de Britney es una larga batalla judicial que generará una nueva discusión. "La de si es o no necesario someter a la artista a un examen médico como paso previo a la decisión judicial. Esto es algo a lo que ella siempre se opuso".

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig