Monona, la cocinera de Diego Maradona, detalló cómo reaccionaba cada vez que su casa se llenaba de gente – GENTE Online
 

Monona, la cocinera de Diego Maradona, detalló cómo reaccionaba cada vez que su casa se llenaba de gente

Una de las personas de confianza del Diez reveló qué actitud tomaba el ídolo cada vez que su vivienda se llenaba de intrusos. Además, dijo que disfrutaba cuando a la tardecita se iban todos y se quedaba solo. 
Entretenimiento
Entretenimiento

En los últimos días, diferentes revelaciones del entorno de Diego Maradona van poniendo mucho más claridad referida a cómo fueron los últimos días del ídolo. El foco está puesto en los momentos luego de la internación domiciliaria en el country san Andrés de Tigre. Una de las que estuvo con él desde el primer día fue Romina Milagros Rodríguez, más conocida como Monona (apodo que le puso Diego), la cocinera.

La empleada doméstica de confianza de Maradona habló con Rodrigo Lussich, en El show de los escandalones, y dejó mucha tela para cortar. “Miles de veces me decía que eche a todos, pero le decía que yo no iba a echar a nadie. Entonces, el mismo se levantaba y gritaba ‘¡quiero que se vayan todos!’ porque a veces él quería estar solo en la casa, y lo entiendo”.

“A veces se levantaba, quería estar cómodo, pero tenía la obligación de estar con gente y atendiéndola todo el tiempo. Él quería estar sentado en el sillón mirando tele y capaz no podía. Después de las 7 de la tarde, que se iban todos, decía ‘ya está somos nosotros, los de siempre’, y respiraba tranquilo”, comentó Monona.

Por otra parte, comentó como eran los días en los que salía a recorrer el barrio, hacer sus clásicas caminatas como actividad física. Ni siquiera en esos momentos encontraba tranquilidad. Esos momentos a solas que necesitaba cada tanto para poder respirar sin tener que estar al pie del cañón para atender a terceros.

“Salía a caminar todos los días, pero después cuando los vecinos del country empezaban a pedirle fotos, no quería salir más…Pasa que le dolían las piernas y hacía cinta o se iba a caminar. Pero no podía salir de la casa porque enseguida le sacaban fotos o lo paraban para hablar y no podía caminar. Por eso no quería salir más, se ponía mal”, agregó la cocinera.

Por otro lado, contó cómo era Diego: “Era divino, como un chico a veces, nos reíamos, bailábamos, lo retaba. Había que llevarlo, con su mal humor, si no quería comer, no comía, tenía sus horarios, era todo como él quería”, dijo y agregó: “Le faltaba una mamá, más que una pareja, la extrañaba mucho”.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig