La inesperada reacción de la mamá de Marcela Kloosterboer cuando le abrió la puerta contagiada de coronavirus – GENTE Online
 

La inesperada reacción de la mamá de Marcela Kloosterboer cuando le abrió la puerta contagiada de coronavirus

Marcela, aislada por COVID-19, contó una insólita situación que vivió con su madre.
Entretenimiento
Entretenimiento

Luego de haberse contagiado de coronavirus, Marcela Kloosterboer se aisló y desde entonces, recibe ayuda de vecinos y familiares. Aburrida, sin poder moverse de la propiedad, suele contar, a través de sus redes sociales, como se siente, y demás cuestiones para llevar tranquilidad a la gente que está pendiente de su salud.

En este ámbito de las redes, a través de sus historias de Instagram, Marcela agradeció lo que están haciendo las personas que la rodean, acercándole mercadería y también sumó una desopilante reacción de su mamá. “Mis vecinas son los más”, fue el primer mensaje, como epígrafe de una foto en  la que se podía apreciar una bolsa.

A continuación, llegó el turno de describir lo que hizo su mamá, cuando fue a llevarle diferentes cosas del supermercado. “Mi mamá también (es lo más). Ayer vino a traerme unas cosas del súper. Yo no sabía que estaba afuera, dejando las bolsas, abrí la puerta y ella salió corriendo para la calle”, soltó con humor.

Días atrás, a través de la red social mencionada, Kloosterboer habló de los síntomas que la llevaron a hisoparse para posteriormente recibir el resultado positivo. Inmediatamente, apenas lo contó, sus fans y parte de sus colegas no dudaron en brindarle su apoyo.

Marcela Kloosterboer describió la reacción de su mamá al llevarle mercadería (Foto: Instagram)

“Con esta cara les cuento que di positivo de COVID. Por suerte síntomas leves. Uno muy raro, sentía olor a cigarrillo todo el tiempo. Ahora perdí el olfato y estoy congestionada... por suerte no mucho más que eso. A seguir cuidándonos y esperar que termine pronto esta locura”, había dicho.

Como contó, la pérdida del olfato fue el síntoma que más la preocupó. Aún sigue padeciéndolo. Sin ir más lejos, en las últimas horas, con un cierto dejo de humor, mostró un par de tostadas que se había hecho para el desayuno totalmente quemadas. Al mostrarla, agregó que no se enteró hasta no verlas, porque nunca sintió el olor a quemado.   

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig