Juan Manuel Fangio: el millonario patrimonio oculto y el silencioso reclamo de sus hijos para recuperar su fortuna – GENTE Online
 

Juan Manuel Fangio: el millonario patrimonio oculto y el silencioso reclamo de sus hijos para recuperar su fortuna

La leyenda del automovilismo acumuló una fortuna en dólares que se repartieron sus sobrinos. Sus hijos recientemente reconocidos recuperaron la marca Fangio y ahora analizan rastrear la fortuna que les corresponde como herederos legítimos.  
Entretenimiento
Entretenimiento

A 70 años de haber ganado el primero de sus cinco títulos en la Fórmula 1, uno de los mejores pilotos de carreras de la historia, Juan Manuel Fangio, ya descansa en su museo de su ciudad natal Balcarce, a 400 kilómetros de Buenos Aires. Sus restos mortales, que hasta entonces se encontraban en un mausoleo, fueron trasladados el miércoles 10 de noviembre por las autoridades policiales y el Regimiento de Granaderos, en una ceremonia que dio la vuelta al mundo y trajo hasta la Argentina a la leyenda del automovilismo, Jackie Stewart

Pero detrás de lo que parecería ser un buen cierre de su prolífica historia, se vislumbra otra plagada de avaricia, codicia y abandono. Es que al mejor estilo de Diego Maradona, el expiloto fue un héroe al volante pero no así en su vida personal. 

El reciente traslado de los restos mortales de Fangio del mausoleo del cementerio municipal al Museo del expiloto suscitó una cónclave entre sus tres hijos reconocidos recientemente, Cacho, Rubén y Juan, que están dispuestos a recuperar el legado de su padre que hasta entonces estaba en manos de sus primos.

Cacho, Rubén y Juan Fangio fueron reconocidos como sus hijos después de un extenso juicio de filiación llevado adelante por el abogado Miguel Angel Pierri. Tan reciente es el reconocimiento que Rubén recién tuvo derecho a su verdadera identidad hace tres años.

El reconocimiento que hasta entonces era un secreto a voces les dio el derecho a llevar el apellido Fangio y, en consecuencia, a recuperar los derechos de imagen de una de las figuras más importantes del deporte mundial. Hasta entonces, tanto sus bienes cuanto la marca Fangio eran explotados por sus sobrinos, a quienes el automovilista legó todo su patrimonio.

¿Fangio era millonario?

Pero, ¿era un hombre rico Fangio como lo puede ser un piloto de la actualidad o, por el contrario, como circuló en un primer momento, gastó toda su fortuna en tratar su salud hasta su muerte, en 1995? 

GENTE tuvo acceso a detalles sobre el patrimonio de Fangio y los negocios que generó como corredor como al retirarse, desde un prolífico rol de empresario. “Era un visionario, guardó hasta el último trofeo y medalla que ganó porque era conciente del valor que tenía”, explica una fuente que compartió la última etapa en vida de Fangio. 

Archivo GENTE. El reencuentro del expiloto con sus padres en su Balcarce natal. Leyenda, Fangio fue cinco veces campeón de la Fórmula 1 y acumuló un patrimonio valuado en 50 millones de dólares.

Casi la totalidad del acervo deportivo se encuentra exhibido en el Museo Fangio de Balcarce que controla piezas únicas como un Mercedes Benz SL de 1957 fabricado para las medidas de Fangio valuado en 4 millones de dólares y un Alfa Romeo de la Fórmula 1 que corrió Oscar Gálvez de 3 millones de dólares. Tan sólo dos preciados objetos dentro de una colección difícil de valuar pero que rondaría los 20 millones dólares. 

El museo es administrado por una Fundación, aunque los objetos fueron donados en vida por Fangio a la municipalidad de Balcarce. Especialistas en derecho hereditario sugieren que recuperar esos bienes a nombre de sus hijos es difícil pero no imposible.

De todas formas, parte de lo recaudado va a las arcas de la entidad para su mantenimiento y otra a sus herederos legítimos. Pero esa no es una batalla que por el momento quieran dar sus hijos. En definitiva, ese fue el deseo de su padre respecto a su patrimonio deportivo. 

Cacho Fangio fue parte del traslado del cuerpo de su padre al Museo de Balcarce. Sus primos que controlaron la fortuna del exautomovilista y sus derechos de imagen hasta que sus hijos la recuperaron recientemente, ausentes.

Un capítulo distinto es el de los bienes que Fangio le donó a sus sobrinos en los últimos años de vida. En detalle, el chalet histórico del expiloto en el barrio de Palermo, la casa paterna de Balcarce así como campos en esa fértil región de la Pampa Húmeda.

También habría habido dinero en efectivo producto de la venta de varias concesionarias de Mercedes Benz que Fangio usufructuó desde su rol de presidente honorario de la automotriz alemana, el único con ese cargo en la historia de la compañía. Y, por último, relojes, joyas y autos de calle de valor incalculable. 

Se estima que el patrimonio total rondaría los 50 millones de dólares

Fuentes cercanas a la familia Fangio indican que cada uno de esos objetos fueron vendidos y que hoy rastrear ese patrimonio sería una tarea compleja que demandaría una importante ingeniería financiera. Compleja pero no imposible. 

El traslado de sus restos mortales fue realizado por el Regimiento de Granaderos y custodiado por autoridades policiales.

El traslado de sus restos suscitó un encuentro entre sus tres herederos legítimos, abogados de por medio. “Es gente trabajadora que de un día para otro se encontró con una marca de renombre internacional para explotar”, refieren entendidos en el tema.

Por ejemplo, el año pasado el diario La Nación sacó una colección homenaje a Fangio, siendo sus sobrinos los dueños de los derechos en ese momento. Hay una revisión en marcha de dichos contratos para iniciar la recuperación de lo que les es propio.

Rubén Fangio junto a su abogado, Miguel Angel Pierri, quien llevó adelante el juicio de filiación.

En ese sentido, también se trató la idea de reclamar el patrimonio que les hubiese correspondido como herederos legítimos. Un camino difícil pero que estarían en condiciones legales de desandar. La prioridad es estar unidos en cada decisión, aunque en este punto hay un desacuerdo porque saben que la disputa legal no será sencilla y a sus más de 80 años, será una batalla cuyo resultado probablemente no vean en vida. Sin embargo, el dinero podría asegurar la situación económica de más de una generación venidera. 

En vida, Fangio nunca reconoció a sus hijos pese a conocer de su existencia y repartió su fortuna entre sus sobrinos antes de morir, en 1995.

La presión intrafamiliar es tan grande como el hecho de hacer valer sus derechos. Lejos de cerrarse, la historia de Fangio aún promete curvas aún más sinuosas de las que lo convirtieron en campeón. Como el caso de Rubén Fangio, hijo de Juan Manuel que vive en Cañuelas, es uno de los que reclama su parte: U$S 40.000.000.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig