Tensión en el velatorio de Diego Maradona: Dalma y Gianinna mantuvieron distancia con Cristina Fernández – GENTE Online
 

Tensión en el velatorio de Diego Maradona: Dalma y Gianinna mantuvieron distancia con Cristina Fernández

La vicepresidenta llegó a Casa Rosada para darle el último adiós a Diego Maradona. Abrazó a Claudia Villafañe, pero las hijas del Diez prefirieron evitar la cercanía excesiva.

La que debió haber sido una jornada de homenaje y dolor por la muerte de Diego Maradona se convirtió en una tarde de tensión. Adentro y afuera de la Casa Rosada, donde se velan los restos del ex futbolista, se sucedieron cruces y situaciones de tensión.

Las emociones abundan a uno y otro lado de las vallas y el ánimo social está al borde del estallido, por múltiples razones. Miles de argentinos se acercaron a Plaza de Mayo con la intención de despedir a su ídolo deportivo.

Justo antes de que la familia del Diez anunciara que el velatorio se extendería hasta las 19 horas comenzaron los desórdenes frente a la Casa de Gobierno. Se desorganizó al extremo la fila que gurdaban muchos seguidores del "barrilete cósmico", hubo disturbios en la vía pública y la Policía intervino.

Dentro de la sede gubernamental la situación también fue por momentos tensa. La llegada de Cristina Fernández, vicepresidenta de la Nación, fue un hito en la jornada de despedida de Diego Maradona.

El ex capitán de la Selección argentina tenía una relación muy cercana con Cristina. Al entrar, la ex presidenta abrazó a Claudia Villafañe, quien estuvo acompañada durante la jornada por el Turco García y por sus hijas.

Luego, la presidenta del Senado siguió su camino hasta el lugar donde se encontraban, sentadas en el piso, Dalma, Gianinna y, apenas más atrás, Jana. Lejos del abrazo, prefirieron mantener distancia con Cristina Fernández.

Éste fue uno de los pocos momentos en que se vio a las hijas mayores de Diego, ya que la familia pidió expresamente que los medios respetaran su intimidad y evitaran publicar imágenes suyas. La transmisión oficial siguió paso a paso la llegada de Fernández, pero hubo un abrupto cambio de plano mientras la vicepresidenta hablaba con Dalma y Gianinna, quienes optaron por no abrazarla.

Analistas de lenguaje no verbal señalaron que la actitud de las hijas denotaba baja carga afectiva. Sin embargo, hay versiones que señalan que la distancia tuvo más que ver con las medidas sanitarias recomendadas para evitar contagios de coronavirus.

El abrazo entre Claudia y Cristina.
Dalma y Gianinna mantuvieron distancia cuando la vicepresidenta se acercó a saludarlas.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig