Los últimos pedidos de los rugbiers imputados en el crimen de Fernando Báez Sosa – GENTE Online
 

Los últimos pedidos de los rugbiers imputados en el crimen de Fernando Báez Sosa

Los acusados presentaron sus "nuevas solicitudes" ante el Juzgado de Garantías N°6 de Dolores.
Actualidad
Actualidad

Hace quince días se cumplió el primer aniversario del asesinato de Fernando Báez Sosa a manos de un grupo de chicos de la ciudad de Zárate. Particularmente, los detenidos al momento del crimen fueron: Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19), Ayrton Viollaz (21), Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19).

De izquierda a derecha:
1. Enzo Comelli. 2. Matías Benicelli 3. Blas Cinalli. 4. Lucas Pertossi. 5. Máximo Thomsen. 6. Alejo Milanesi. 7. Ciro Pertossi. 8. Juan Pedro Guarino. 9. Ayrton Michael Viollaz. 10. Luciano Pertossi.

De ellos, los dos últimos fueron sobreseídos por la Justicia, pero los demás siguen esperando su sentencia en la Alcaidía de Melchor Romero, en las afueras de La Plata, donde están alojados en celdas para dos personas.

Y en este tiempo, ellos –y sus abogados– estuvieron planeando cuál es su mejor estrategia. Con eso en mente, Hugo Tomei, abogado, anunció por medio de un escrito los nuevos pedidos de sus defendidos.

Por un lado, le piden al juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, la nulidad de la requisitoria fiscal con el argumento de que, desde el punto de vista de la defensa, no está claro qué le imputa Verónica Zamboni –la fiscal de la causa– a cada uno de sus defendidos.

Y, por otra parte, el abogado le confirmó al magistrado que, en caso de ir a juicio, el grupo renuncia a la posibilidad de que el debate se haga ante un jurado popular y opta por un tribunal colegiado. De esta forma, los rugbiers serían juzgados por tres jueces técnicos en lugar de un tribunal popular compuesto por 12 titulares y seis suplentes elegidos al azar o través del padrón electoral. 

Esto se da porque la defensa entiende que “las manifestaciones dirigidas hacia los imputados por parte de los abogados de la familia Báez Sosa, Fernando Burlando y Fabián Améndola” provocarían que los eventuales integrantes de un jurado lleguen a esa instancia con prejuicios o preconceptos sobre los acusados. Como explicaron en TN, los rugbiers no quieren someterse al criterio y emotividad de “personas comunes que se mueven con emociones”, prefieren que los técnicos decidan “con la letra fría de la ley”.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig