La historia de amor Sergio Massa, el nuevo ministro de Economía, y Malena Galmarini – GENTE Online
 

La historia de amor Sergio Massa, el nuevo ministro de Economía, y Malena Galmarini

Acaba de de ser designado en su cargo y cuenta con el apoyo incondicional de su mujer, con quien tiene 2 hijos y a quien conoció hace 25años. 
Actualidad
Actualidad

La historia de amor de Malena Galmarini y Sergio Massa comenzó “por culpa de mi mamá”, según suele contar, entre risas, Galmarini al recordar el momento en que conoció a su actual marido y padre de sus hijos.

Hija del exfuncionario menemista Fernando "Pato" Galmarini -actual pareja de Moria Casán- y la exdiputada nacional Marcela Durrieu, Malena asegura que fue su madre la celestina que los presentó.

Confiesa Malena que un día llegó su madre a casa y le dijo: “Hoy me peleé con Massa, pero no sabés lo lindo y talentoso que es’" y ella imaginó que hablaba de un hombre mucho mayor que ella.

La excusa perfecta

Finalmente, un día -hace ya más de 25 años- Sergio cayó en su casa con la excusa de que tenía algunos temas pendientes con Marcela Durrieu. “Se quedó todo el día, no sé cuánto tenía para hablar con mi mamá”, contó Malena alguna vez en el programa de Mirtha Legrand.

De aquella larga jornada en la casa de los Galmarini, Massa tiene su propio recuerdo: “La primera impresión no fue buena, Malena me ladró. A mí, en cambio, me llamó la atención enseguida. En ese entonces Male usaba el pelo muy cortito, y eso me encantó”, contó Sergio en una entrevista que dio al diario La Nación.

Finalmente, una noche fueron a bailar -con un grupo de amigos que tenían en común- y ahí comenzó el romance. 

Respeto, paciencia y amor

Malena Galmarini asegura que, a penas comenzó a tener sus primeras largas charlas con Sergio, él la sorprendió. “Siempre me pareció un tipo talentoso, con una visión distinta del mundo y de las cosas. Me resultó muy atractivo conocer a un chico que le interesara el país, que antes que ir a bailar –que también lo hacía– prefería ir a un bar a charlar”, contó Galmarini en La Nación.

Sergio asegura que “cuando empezamos a estar juntos, nuestros amigos y familiares decían que no íbamos a durar nada. Eramos el modelo de lo que no iba a funcionar. Sin embargo, con el tiempo, todos terminaron separados menos nosotros. Creo que construimos nuestra relación gracias al enorme nivel de respeto y paciencia que nos tenemos. Esa es la clave para seguir juntos: el respeto y la paciencia, creo”. “Y el amor!”, acota Malena.

Delicias de la vida conyugal

Malena tiene 45 años, Sergio 48 y tienen dos hijos: Tomás (15) y Milagros (18). Malena asegura que lo mejor que hace Massa es ser padre. “Me encanta la relación que tiene con nuestros hijos. Es un padre presente que siempre se hace un tiempo para estar con ellos y no triangula su relación con los chicos a través de mí”, suele decir la actual Presidenta del Directorio de la empresa AYSA.

El define a Malena como “una madraza” y asegura que es ella quien le pone el cuerpo y el alma a todo lo que emprenden. “Ella es un cable a tierra fenomenal y -tal vez por su experiencia familiar y la propia impronta-, tiene una actitud muy desaprensiva con el poder, muy terrenal, que la hace distinta a otras personas”.

El gran tema de discusión familiar es el orden: ella es súper pulcra y obsesiva y él lo opuesto. Sergio admite que deja las toallas mojadas en el baño y se olvida de poner el cepillo de dientes en el vasito correspondiente y Malena confiesa que, esos “detalles”, la enojan mucho.

Unidos por el fútbol

Sin embargo, hay una pasión que une a la pareja: el fútbol. “En realidad, somos los 4 (hijos incluidos) hinchas de Tigre y vamos a la cancha siempre que podemos”. Es más, aseguran que ellos, antes de llevar a los chicos a la calesita o al parque, los llevaron a la cancha.

“De hecho, Mili prácticamente aprendió a caminar en la tribuna de la cancha de Tigre. Y Toto nació a la semana siguiente de que el equipo saliera campeón”, recuerda Malena.

Unidos y muy compinches, aseguran que en la casa familiar nunca se deja de hablar de fútbol y política y, si bien, evitan de hablar de la presidencia coinciden en que tienen un sueño en común: “Soñamos con tratar de construir un país mejor, justo, y en eso nos involucramos”

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig