Ahora leyendo
Crimen de Fernando Baéz Sosa: el coronavirus llegó a la cárcel de los rugbiers

Crimen de Fernando Baéz Sosa: el coronavirus llegó a la cárcel de los rugbiers

Redacción Gente

Se trata de un agente penitenciario de 46 años dio positivo en Melchor Romero, la prisión en la que están detenidos los 8 acusados del asesinato a la salida de un boliche en Villa Gesell.

Un agente penitenciario de 46 años que trabaja en la cárcel de Melchor Romero, la misma en la que están detenidos los rugbiers acusados de matar a Fernando Baez Sosa en Villa Gesell en enero pasado dio positivo a las pruebas y tiene coronavirus.

Según confirmó el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), un suboficial mayor que cumple funciones en esa institución carcelaria ubicada a 20 kilómetros del centro de La Plata, dio positivo en la prueba por COVID-19 y permanece internado en el Hospital Italiano de La Plata.

En ese penal, están presos desde el 13 de marzo, Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Blas Cinalli (18), Enzo Comelli (19), Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18), Matías Benicelli (20) y Lucas Pertossi (20) los acusados por el crimen de Báez Sosa ocurrido el pasado 18 de enero a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

El agente se habría contagiado de su pareja, quien es enfermera del Hospital Gutiérrez de esa ciudad, donde ya se confirmaron nueve casos. A raíz de este positivo, los quince compañeros de la guardia que estuvieron en contacto con el infectado fueron puestos en cuarentena. 

Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Blas Cinalli, Enzo Comelli, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Matías Benicelli y Lucas Pertossi están detenidos acusados de matar a Fernando Báez Sosa.

“Las autoridades de la Alcaidía Departamental actuaron con celeridad, acorde al plan de contingencia de Salud ante del COVID-19, y tomaron la decisión de aislar a los integrantes de la guardia ni bien presentó síntomas el suboficial mayor”, señala en un comunicado el SPB.

Los rugbiers acusados de “homicidio doblemente agravado por premeditación y alevosía” ocupan el pabellón 6 y no estuvieron -ni ellos ni ningún detenido- en ningún momento en contacto con el suboficial infectado.

Además, ninguno de ellos tiene antecedentes sanitarios para se considerado “de riesgo” ante el coronavirus, por lo que no cumplen los requisitos que prevé el fallo del 8 de abril del Tribunal de Casación Penal, que dispuso la alternativa de prisión en el sistema penitenciario de la Provincia.

Puede interesarte

Ir Arriba