Ahora leyendo
Fernando Báez Sosa: sus padres abrieron las puertas de su casa y mostraron la intimidad de su cuarto

Fernando Báez Sosa: sus padres abrieron las puertas de su casa y mostraron la intimidad de su cuarto

Redacción Gente
|

El Pollo Álvarez en Nosotros a la mañana entró a la casa del joven asesinado en Villa Gesell y charló con Graciela y Silvino

En Nosotros a la mañan, el Pollo Álvarez entró a la casa del joven y charló con sus padres. Así, Graciela y Silvino mostraron cómo es la intimidad del departamento en el que vivían, el cuarto de Fernando, sus cosas, fotos y contaron desde las puertas de adentro de su casa cómo viven estos meses sin su hijo.

El conductor subió al departamento junto a Silvino, y al ingresar, lo que notó es que al abrirse la puerta, la primera imagen que se puede ver es la de un cuadro de la foto Fernando.

“Es un momento impactante, hay una energía especial y creo que tiene que ver con Fernando”, comenzó relatando El Pollo Álvarez al entrar a la casa.

“Lo primero que les quiero mostrar es en la puerta de entrada ‘soy el ángel que los cuida’ y la foto de Fernando”, contó con emoción el conductor.

 Graciela y Silvino siempre reclamaran que se haga justicia por el asesinato de su hijo.

A tes meses de la muerte de su hijo, Graciela exclamó:”Cada día que pasa más sentimos mucho más la ausencia de Fernando, nos cuesta sobrellevar nuestra vida. Lo extrañamos horrores, no existe día sin pensar en mi hijo, sé que nunca regresará pero tratamos de ser fuertes para pedir justicia. Nunca recuperaremos a nuestro hijo pero cada día es más dificil”. 

La casa del joven es un departamento de dos ambientes, por lo que la mesa en la que Silvino y Graciela comen a diario, es donde también dormía su hijo. “Fernando está acá, está su cama, su ropa, sus cosas, para nosotros nos acostamos con él, nos acostamos con él porque es su casa”, contó Silvino.

Puede interesarte

“Todavía permanece cada cosa en su lugar, tratamos de mantenerlo, es como que él está con nosotros en todo momento”, expresó Graciela, mientras se mostraban sus pertenencias, y se podía ver además una especie de altar con una foto de él junto a un rosario y varios regalos que le realiza la gente. 


Ir Arriba