Ahora leyendo
De una escena de amor que pudo terminar en catástrofe al poliamor: Oreiro y Arana íntimos en su vivo del reencuentro

De una escena de amor que pudo terminar en catástrofe al poliamor: Oreiro y Arana íntimos en su vivo del reencuentro

Redacción Gente

La actriz invitó para su primer vivo a su galán de ‘Muñeca brava’ y ‘Sos mi vida’ y compartieron una hora a puras anécdotas y espontaneidad.

En ‘Muñeca brava’ 1998/9, cuando eran Milagros/La Cholito e Ivo, y ahora tres décadas después, con Oreiro recreando aquel entrañable personaje y Arana riendo ante la ocurrencia.

Fue el primer vivo en Instagram de Natalia Oreiro (43), quien hace trece días debutó en la red social y ya suma 272 mil seguidores. Pero no sólo eso: se trató de un momento inolvidable, cargado de vivencias compartidas, risas y hasta la entonación de un tema musical, con la compañía de sus fervientes fans y un invitado muy especial, Facundo Arana (48), su gran compañero en dos de las principales ficciones que protagonizó.

Arrancaron contando cuándo se conocieron: “Fue a principios de los Noventa –relató Nati–, y no trabajando, sino en un cantobar de Flores. Yo tenía 16 años y Facu tocaba el saxo. Me acerqué con amigos y terminamos todos arriba del escenario con él. Lo más lindo fue que los dos, junto a nuestros amigos, nos fuimos caminando de noche por la calle. Un momento inolvidable”.

“Después vos explotaste”, continuó Arana. “Y con los años nos cruzamos en Muñeca brava”, por Canal 9. “Allí fuimos grandes compañeros, aunque no tan amigos como ahora”.

Entonces la uruguaya recordó una escena especial: “Ivo y Milagros tenían que hacer su primera escena de amor en un colchón, con un fueguito cercano, mientras ella le cantaba a capela Me muero de amor. Una escena muy esperada para el programa y difícil para mí… Bueno, me acuerdo que Facu fue muy dulce, un caballero. Nunca lo voy a olvidar”. “Tampoco que revivíamos el fuego, porque hacía muuuucho frío”, agregó el actor.

En el vivo también mencionaron cuando viajaron en 2000 a Israel para una entrega de premios, y se dieron cuentan de la trascendencia que empezaban a tener en el exterior. “Fue descomunal”, coincidieron.

Luego Facundo recordó el día que, como en cada cumpleaños, Natalia lo llamó, “¡pero desde Rusia, cantando sobre el escenario, de cara al público!”. “La imagen apareció en la pantalla gigante: tuve que tapar su número de teléfono para que el público no lo copiara”, señaló Oreiro.

Cuando abordaron su participación en Sos mi vida (eltrece), la segunda ficción que compartieron, una anécdota surgió de manera repentina de parte de Natalia: “La Monita y Martín debían subir a un avión. Entonces pusieron un croma verde, para luego montar los efectos. Pero ahí Facu me preguntó: ‘Si yo hago el curso de piloto, ¿vos te animás a volar conmigo, y así hacemos la escena de verdad?’ ‘Obvio’, le respondí y…”.

“El tipo se pasó dos meses haciendo el curso luego de las grabaciones, sumando horas, hasta que le dieron el carnet –memoró Natalia–. ¡Y tuve que cumplir! Solos nos subimos a la avioneta y partimos. Un par de locos amigos de él filmaban desde un helicóptero. En cierto momento me dijo que se había roto la caja de comunicación, la nave empezó a moverse y le pedí que bajáramos. Me cagué toda. Te confieso, Facu, que ahí fue cuando me agarró pánico a volar”, lo sorprendió. “Rescato tu confianza. ¡Fuiste mi primer pasajero!”, celebró Arana. “Y por suerte, no el último”, devolvió gentilezas ella.

Puede interesarte

En “Sos mi vida”, entre 2006 y 2007, donde encarnaban a La Monita y a Martín.

Para terminar aseguraron que les gustaría volver a trabajar juntos. “Yo lo haría ya, y gratis”, aceptó Arana. “Yo también, ¡y cobro por los dos!”, avanzó rápido Natalia. ¿Para hacer Muñeca brava 2? “Ahí ahora, por mi edad, yo tendría que personificar a la Angélica de Lydia Lamaison”, bromeó ella. “… Y serías la viuda de Ivo, porque yo también estoy grande”, añadió jocoso Arana, jugando con aquel personaje suyo.

Debería ser la historia de nuestros hijos“, avanzó la cantante e intérprete. “Hoy contaría la historia de los padres, que se reencuentran de adultos, tipo Los puentes de Madison, y con una buena dosis de humor, porque es lo que hoy la gente necesita”.
“Me animaría a hacer cualquier cosa con vos”, aceptó Facundo.

Para cerrar, aceptaron responder con cuál de los personajes del otro se quedarían? ¿El que su compañero recreó en Muñeca brava o en Sos mi vida? “Ahí yo voy por el poliamor“, reaccionó veloz Facundo. “Yo igual”, compartió divertida Natalia.

Ir Arriba