Mery del Cerro se defendió de las criticas por haber llorado en MasterChef Celebrity – GENTE Online
 

Mery del Cerro se defendió de las criticas por haber llorado en MasterChef Celebrity

La ex integrante de Casi Ángeles decidió hablar de su 'extrema' sensibilidad en televisión y dejar un mensaje de aliento para aquellas personas que pasan por lo mismo, “Que nadie les diga que no pueden".
Celebrities
Celebrities

María del Cerro se encuentra muy cerca de convertirse en una de las finalistas de Masterchef Celebrity 3 y en la noche de ayer, como en otras oportunidades, los nervios y la presión de ser juzgada por los mejores chefs del país terminaron por hacerla quebrarse en vivo. Ante esta reiterada sensibilidad de la participante muchos seguidores del programa comenzaron a criticarla en redes sociales, creando memes e incluso hasta la apodaron 'la llorona'.

Buscando dejar un mensaje de concientización Mary del Cerro hizo su descargo a través de una carta publicada en su Instagram personal. "Pensaba en lo poco acostumbrada que están la personas que consumen la tv/medios de comunicación a ver a “famosos” llorando, por lo que sea, impotencia, angustia , emoción o felicidad", comenzó diciendo la ex Casi Ángeles, quien el domingo pasado se llevó todos los elogios del jurado por la elaboración de su platillo.

"Les parece raro o poco común entonces lo primero que sale es la crítica y juzgar al otro, es fácil hacerlo atrás de un teléfono, todos nacimos cocinando? todos somos tan fuertes y nadie llora nunca?", expresó llamando a la reflexión de quienes crearon mensajes hirientes contra su persona. Y continúo, "Saben que? Yo soy esto que ven, a flor de piel, nunca pude caretear nada, se me notan las cosas que me pasan, fui siempre así y voy a seguir siendo Yo".

La actriz además confesó que la decisión que la llevó a querer formar parte de esta nueva edición de Masterchef fue que lo consideraba un "desafío" que le generó muchas más ganas de perfeccionarse en la cocina. "No la pase bien en el arranque, realmente estaba muy angustiada y nerviosa. Cada vez que pasaba adelante se me aflojaban las piernas del miedo. Pero como siempre en mi vida voy para adelante. Empecé a estudiar y aprender mucho por fuera del Reality".

Pero a pesar de las críticas que pueda recibir por su forma de ser manifestó sus ganas de seguir avanzando en el programa, "Yo quería afrontar este desafío, no para agradar o para ser aprobado por otro, lo hago para mi, para superarme a mi misma. Elijo seguir esforzándome en algo que me cuesta muchísimo, pero le doy pelea xq siempre fui así en mi vida con todo. Orgullosa de saber que puedo seguir adelante después de varias caídas".

Mary del Cerro hizo referencia a su madre con quien comparten esta cualidad de ser demasiado expresivas y sensibles, algo que en otro momento llegó a recriminarle pero que ahora más que nunca lo comprende, "Por otro lado soy extremadamente sensible! Mi mamá es igual! Y muchas veces fui muy exigente con ella o juzgue su extrema sensibilidad. Hoy me encuentro así por primera vez, con el corazón abierto en este programa mostrándome al 100% en mis virtudes y debilidades. Por momentos desbordo".

La conocida estrella de 36 años de edad explicó que en un principio intentó ocultar sus estados de ánimo pero poco le duró, ya que reprimirlo también era intentar ser alguien que no es, "Al principio, hacía fuerza para controlar y reprimir el llanto, el enojo, el miedo, la vergüenza, trataba de ser dura. Sufría mucho los comentarios en redes y las opiniones, como si muchos supieran cocinar a la perfección o si nunca les diera miedo algo y pudieran llorar. Después, entendí que yo era así, le guste a quien le guste. Con cosas buenas y malas. No podía seguir permitiendo sufrir y no disfrutar lo que hacía por el miedo al que dirán”.

El gran sostén durante Masterchef Celebrity 3 fueron sus amigos y familiares, quienes la aconsejaron e incluso se tomaron el tiempo de practicar recetas junto a ella, “Meme, siempre con su hombro, las palabras justas, ayudándome y acompañándome. Las chicas, por las cuales hago todo y son la luz de mis hijos. Clau, mi consejera de vida, la cual siempre tiene la visión perfecta de cada situación. Judit, con su cariño de enseñanza y horas en la cocina para recuperar el tiempo perdido”.

“Me sigue pasando adentro: nervios, me vibra el cuerpo, el corazón cada vez que voy adelante con el plato. Hasta el jurado no entiende cómo me late el corazón. Para muchos seré ‘la llorona’, y será fácil criticarme desde afuera, pero soy real y me muestro como soy y sin reprimir mis sentimientos”, prosiguió del Cerro.

Buscando remarcar todo su recorrido en el programa añadió orgullosa, “Sufría por no saber empanar una milanesa y hoy lo veo como todo lo que aprendí desde ese entonces". María del Cerro consideró incluso que esta es una de las pruebas más que le ha traído la vida para aprender y demostrarse así misma que puede: "Desde que trabajo, nunca me quedé en un lugar: siempre fui por más: empecé como modelo, después el desafío de la actuación, el baile, la conducción, tengo mi colección de bikinis diseñadas por mí, ahora la cocina. Y así seguiré. Porque soy una apasionada, agradecida de la vida y todo lo que me dio. Miro para atrás y no lo puedo creer: todo lo que soñé lo fui consiguiendo con esfuerzo y trabajo. Y eso no me lo quita nadie”.

Buscando dejar un mensaje de aliento para aquellas personas que se encuentran en una situación similar a la suya escribió, “Que nadie les diga que no pueden, que son un desastre, que se vayan del lugar donde están o que no sirven para nada. Vayan por lo que quieran, esfuércense, salgan de su zona de confort, aunque les cueste, para explorar otras cosas que seguramente los hayan muy felices y no lo hagan para demás. Háganlo por y para ustedes". 

Por último finalizó, "Mi deseo es que seamos mas empáticos. Que no juzguemos la vida del otro. Miremos para adentro antes de atacar al otro. Hagamos ese ejercicio y vamos a menos enojos y mas alegrías. Tanto el que critica con esa mala energía como el que la recibe. Para serles sincera, a mí la crítica me destruye pero me hace bien. Por mas que hoy entienda mejor y me enfoque en mí, es inevitable que te haga mal. Busco fuerzas y aunque duela, seguiré siendo yo”.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig