La palabra de Gerardo Romano sobre las acusaciones de hostigamiento en su contra – GENTE Online
 

La palabra de Gerardo Romano sobre las acusaciones de hostigamiento en su contra

El actor hizo su descargo, luego de que Paula Di Chello señalara que había tenido comportamientos indebidos cuando compartieron trabajo en la novela 'Se dice amor' 
Entretenimiento
Entretenimiento

En los últimos días Gerardo Romano recibió una grave acusación por parte de una excompañera de elenco quien aseguró que el hombre la empujó contra una pared, la besó y le dejó sangrando el labio durante la grabación de una escena de la novela Se dice amor (Telefe, 2005). Ahora, el actor habló por primera vez de las acusaciones: "No la conozco a la chica".

"Me parecen inexactas las dos cuestiones que plantea. No la conozco a la chica, no la recuerdo, que es lo mismo”, comenzó diciendo el actor al ser consultado por las cámaras de Intrusos. “Ella dice dos cosas: que había una especie de acoso u hostigamiento de mi parte, que la corría por los pasillos”, sumó luego.

Paula Di Chello y Gerardo Romano

“Yo tengo que responder por esto. No soy ni un violador ni un acosador. Tengo 76 años, no tengo nada en el prontuario en ningún lado y ninguna denuncia de nada a lo largo de 50 años de carrera. No sé quién es esta chica, si busca fama y no le ha ido muy bien, porque yo no la he visto trabajar en ningún lado”, añadió.

Qué dijo Paula Di Chella

Hace unos días, la actriz Paula Di Chella aseguró en un programa de radio: “En una de las escenas, en un pasillo, sin que estuviera guionado, me pone contra la pared, me encaja un chupón, me muerde la boca y me hace sangrar. El beso, ponele, pero la mordida hasta que me salga sangre del labio. ¿Con qué necesidad?”.

Paula Di Chello y Gerardo Romano en la novela Se dice amor

A lo que el actor respondió: “Yo era un hijo de pu..., un acosador, violento, un violador. Y tenía que hacer eso. Hay uno que hace de bueno y otro que hace de malo, yo hacía de malo. Que no haga interpretaciones”.

Por último, explicó que a él “le gustan las mujeres que le gustan” y que no sería el caso de Di Chello. También declaró: “No violaría por ética, sería avasallar los derechos de otra persona”. Luego aseguró que no va a tomar medidas legales porque Di Chello “no debe tener un mango".

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig