Desgarrador relato de Nadia, la sobrina de Analía Franchín, que denunció a su ex: una historia de abuso y violencia con sus hijos – GENTE Online
 

Desgarrador relato de Nadia, la sobrina de Analía Franchín, que denunció a su ex: una historia de abuso y violencia con sus hijos

La mujer habló del drama que vive a raíz de la situación que tiene como victimario a su ex.

Analía Franchín reveló el calvario que vive su sobrina a causa de la violencia que ejercía su ex marido con su hijo. El pequeño tiene TEA y dermatitis (una afección que inflama la piel y genera picazón) y está internado hace dos semanas. La mujer visitó este miércoles “A la barbarossa” en Telefe y dio detalles del horror que vivió la criatura y Benjamín, su hermano.

“Esto empezó hace ocho años, al principio no era violento. Empezó conmigo con un controlador de mensajes, que no vaya a cual lado, era una persona normal, no noté nada extraño. Empezamos la relación, decidí tener a Tomás y a los cinco años nació Benjamín. Justo tiene lo de la piel atópica, desde nacimiento, es curable dentro de un ambiente normal, y empezó más con lo de la piel porque era feo el ambiente, discusiones, violencia psicológica contra mí y le decía ‘no te rasques más, no comas esto, no hagas aquello’”, contó Nadia.

Luego del primer embarazo la situación se volvió incontrolable y la panelista del programa reveló más detalles del horror al decir que el denunciado “le decía autista de mierda” al nene “y lo tiraba al piso”. El violento tuvo que dejar el hogar el agosto de 2020 y ella también tuvo que hacer lo mismo debido a que la propiedad quedaba en un terreno en donde también vivían familiares de su ex.

Un relato estremecedor

“Mi hijo mayor terminó internado por el hostigamiento por parte de la familia del papá, los chicos se asustaron mucho y se desregularon, los dos tienen TEA. Tomás se puso nervioso, se rascó, sangró y está internado desde hace dos semanas”, dijo.

Y agregó que se dio cuenta que había sido vñictima de un presunto abuso que denunció: “A la semana que se fue lo supe, Benjamín tenía cuatro años y medio y como tiene TEA, empecé a seguirle la rutina, que consistía en que su papá le leyera un cuento. Me prohibía que durmiera en la cama matrimonial y yo dormía con Tomas el mayor y él con Benjamín. Tenían la rutina de leer un cuento y fue demasiado, porque hizo algo muy puntual y dije ‘hasta acá como mamá puedo soportar’”.

Hay una denuncia por presunto abuso sexual doblemente ultrajante, no está comprobado pero hay un juicio. Ella lee el cuento y el nene le dice (continuando con la rutina que mantenía con su pappá) ‘ahora un beso en la nariz, en el cachete, en la mano, en el miembro’ y ella dijo que no, que es una parte privada, que eso no se hace y dijo que su papá se lo hacía”. “Él lo tomó normal, le estamos enseñando, después era ‘mamá vení a comerme el miembro’, él lo pedía y se bajaba los pantalones”, contó.

Líneas para pedir ayuda

  • Si sos víctima de violencia familiar o sexual o conoces a alguien que esté pasando por esa situación, podes comunicarte al 137 las 24 horas desde cualquier punto del país.
  • Si sos víctima de violencia de género o conoces a alguien que esté pasando por esa situación, podes comunicarte al 144 las 24 horas desde cualquier punto del país.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig