Ahora leyendo
A horas de haberse recibido en Oxford, Malala Yousafzai reveló sus tres insólitos planes: “Ahora sólo quiero…”

A horas de haberse recibido en Oxford, Malala Yousafzai reveló sus tres insólitos planes: “Ahora sólo quiero…”

Avatar

A los 22 Malala Yousafzai terminó una carrera en Oxford. El título tiene valor adicional para la joven que fue perseguida por su activismo por la igualdad de acceso a la educación.

Es difícil expresar mi alegría y gratitud en este momento“, confesó Malala Yousafzai (22) tras rendir el último examen de su licenciatura en Filosofía, Política y Economía en Oxford. Hace unas semanas, la joven había anunciado su entrada en el último tramo de la carrera cuando rindió el primero de la serie de 8 exámenes finales.

Recién recibida y feliz por el título obtenido.
Recién recibida y feliz por el título obtenido.

Como muchos jóvenes, Malala debió terminar su carrera en este extraño clima de pandemia. Lejos de preocuparse, lo que espera ahora -tras una seguidilla de exámenes- es relajarse. “No sé lo que vendrá. Ahora sólo quiero Netflix, leer y dormir“, dijo con la felicidad típica de quien cumple un ciclo.

Con muchos objetivos cumplidos, Malala pidió a sus seguidores que le recomienden series para mirar.
Con muchos objetivos cumplidos, Malala pidió a sus seguidores que le recomienden series para mirar.

Malala: referente de la lucha por la igualdad

Nació en Pakistán el 12 de julio de 1997. Pero a los 15 años abandonó su país tras sufrir un atentado mientras viajaba en un autobús. Tras recibir una bala que atravesó su cara e impactó en su hombro, la joven fue trasladada a Birmingham (Inglaterra), donde aun vive junto a su familia.

No fue algo al azar: la buscaban por que su activismo por los derechos era mal recibido por grupos talibanes. Desde muy pequeña Malala levantó la bandera a favor de la igualdad y en busca de mayor libertad. Creció en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, donde el régimen talibán había prohibido a las mujeres el acceso a la educación.

En aquel momento Sardar Roshan -quien había sido ministro de educación en Afganistán- adjudicaba esa prohibición a “una combinación de ignorancia y prejuicios muy arraigados“. Según contó a El País, “el analfabetismo y el atraso hacen que se vea la escolarización de las niñas como fruto de la influencia occidental”.

Puede interesarte

Para ese momento, Malala ya era una activista. En 2009, con sólo 12 años, escribía en un blog para la BBC utilizando un seudónimo: Gul Makai. Allí, a modo de diario, describía las dificultades de vivir bajo el régimen talibán.

Extractos del diario blog que Malala escribía en 2009.
Extractos del diario blog que Malala escribía en 2009.
Así, con escenas cotidiana, Malala describía al régimen talibán.
Así, con escenas cotidiana, Malala describía al régimen talibán.
Tomado del diario blog que Malala escribía en 2009.
Tomado del diario blog que Malala escribía en 2009.
Así relataba Malala la realidad que la rodeaba en 2009.
Así relataba Malala la realidad que la rodeaba en 2009.

Cuando intentaron callar a Malala asesinándola, el efecto fue exactamente el opuesto: su voz de magnificó a tal punto que en 2013 era reconocida como “la adolescente más famosa del mundo” por un medio alemán. Al año siguiente, en 2014, recibió el Premio Nobel de la Paz y fue la persona más joven en haber recibido tal reconocimiento.

Fue reconocida entre las 100 personas más influyentes por la revista Time en 2013, 2014 y 2015. Ese mismo año, y en su nombre, el enviado especial de las naciones Unidas para la educación lanzó una petición que exigía que todos los niños del mundo tuvieran acceso a la escuela. Esta petición tuvo impacto en el derecho a la educación en Pakistán.

Lejos de la sobrebia, Malala tiene el don de escuchar al otro y reconocer el valor de las personas que la inspiran. Así fue que reconoció el impacto que tuvo en su vida el discurso que Emma Watson dio durante el lanzamiento del proyecto HeForShe.

Ir Arriba