El vehículo eléctrico más chico que un Smart que se puede alargar 37 centímetros – GENTE Online
 

El vehículo eléctrico más chico que un Smart que se puede alargar 37 centímetros

Se llama e-Miles y es tan revolucionario que hasta se maneja con un joystick.
Autos y Motos
Autos y Motos

The e-Miles Company presentó un revolucionario vehículo de propulsión eléctrica que supone un nuevo concepto para la movilidad urbana en términos de utilización, sostenibilidad, accesibilidad inclusiva y respeto al medioambiente.

e-Miles

Propulsado por motores eléctricos integrados en las ruedas, el e-Miles mide 2,5 metros de largo por 1,5 de ancho (es más chico que un Smart) aunque gracias a un innovador sistema automático de extensión de chasis puede crecer 37 centímetros para acomodar hasta cuatro pasajeros o, en función de la necesidad, aumentar la capacidad de carga.

Es una alternativa muy práctica para las empresas que se dedican al reparto de última milla por el centro de la ciudad. Además, gracias a sus dimensiones, se puede estacionar perpendicularmente a la vereda, con lo que resultará mucho más fácil encontrar una plaza para aparcar.

e-Miles

En configuración corta, el acceso al vehículo es únicamente por la parte delantera a través de un amplio portón frontal que se abate por completo de forma vertical. Un recurso ideal para personas con movilidad reducida que posibilita el acceso directo en silla de ruedas -sin necesidad de bajarse de la misma-, incluso desde la vereda. En configuración larga aparece una puerta lateral en la parte derecha para ampliar las posibilidades de acceso.

Del su interior llama poderosamente la atención la ausencia del salpicadero y del panel de instrumentos. Tampoco cuenta con pedales ni con un volante convencional. En su lugar, encontramos un joystick destinado para la conducción, como sucede en un avión o una silla de ruedas motorizada. Al estar situado entre los dos asientos delanteros, resulta idóneo para conducir en cualquier país, tanto si se hace por la derecha o la izquierda.

e-Miles

Delante de su posición, el conductor se encontrará, en lugar del tablero tradicional, con una pantalla gigante que mostrará toda la información del vehículo y en la que podremos duplicar la de nuestro teléfono móvil..

Otra gran diferencia respecto a la de un coche convencional es la ausencia de retrovisores, que son sustituidos por dos cámaras, para monitorizar el entorno y reproducir las imágenes en la mencionada pantalla delantera.

Tampoco dispone de limpiaparabrisas ya que el cristal delantero ha sido fabricado en policarbonato con un recubrimiento utilizado en la industria aeronáutica para repeler el agua y la suciedad que pueda dificultar la visión.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig