Kim Basinger y su vida marcada por las infidelidades – GENTE Online
 

Kim Basinger: sus infidelidades y el sexo sin tapujos en los sets de grabación

La protagonista del striptease más recordado de la historia del cine no se privó de nada durante su carrera.
America
America

A los 17 años, Kim Basinger dejó su Georgia natal para mudarse a Nueva York. Su único objetivo era ser famosa y triunfar como modelo y actriz. Sus primeros pasos fueron en las pasarelas, y en 1983 posó para PlayBoy. Ese fue el año de su despegue. Porque a la par de esa producción fotográfica que recorrió el mundo por su impactante belleza, debutó en cine.

En la pantalla grande apareció en Never Say Never Again, junto a Sean Connery. Ese fue el instante en el que Basinger se convirtió en un símbolo sexual. Rol que quedó definitivamente instalado a fines de los 80, cuando dejó su huella en la película Nueve semanas y media.

“Cuando eres joven te sientes atraída por los tipos duros, pero eso es una fantasía. Me he dado cuenta de que el placer está en la bondad y el sentido del humor”, es una de sus frases que quedaron guardas para la historia. Siempre fue considera una femme fatal y ella, lejos de renegar, disfrutar de eso mote.

Durante su primer matrimonio con el maquillador Ron Snyder tuvo una aventura con Richard Gere, según cuenta Snynder en su autobiografía. Ocurrió en 1986, durante la filmación de la película Sin piedad. Según Ron, él los encontró infraganti. Desde ese entonces nada fue igual y tras ocho años de matrimonio se divorciaron.

Kim Basinger durante el rodaje de Sin Piedad (Foto: Shutterstock )

En 1989 fue contrata para ser una de las figuras de Batman, de Tim Burton. Allí se puso en la piel de Vicky Vale. Tuvo una aventura con el director Jon Peters y también con Prince, el compositor de la banda sonora de Batman. “Solo diré que en esa época no me privé de nada”, comentó sobre los episodios con cierta picardía.

En 1993 se casó con el actor Alec Baldwin, a quien conoció e 1991, en Esa rubia debilidad. Iniciaron un apasionado romance en el set que los llevaba a tener sexo ante la vista de todos, y no solo eso: se gritaban, se peleaban delante de los demás. Fue el momento más complejo de su vida.

En 2014, la actriz conoció al estilista Mitch Stone e inmediatamente comenzaron una relación que sigue hasta el día de hoy. Ahora reina la paz y la tranquilidad en su vida, más allá de que económicamente no están tan bien por su despilfarro de dinero. Al mirar atrás, recuerda a la que fue y no desea volver a pasar por lo mismo: “Sería muy triste tener 20 años otra vez”.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig