Ahora leyendo
Ginés González García se refirió a las aperturas en la Ciudad: “El problema es que no hay control”

Ginés González García se refirió a las aperturas en la Ciudad: “El problema es que no hay control”

Avatar

En el marco de una conferencia conjunta con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el secretario general de la CGT, Héctor Daer, el ministro de Salud anunció un bono para los trabajadores de la salud y se refirió a las aperturas en CABA.

El ministro de Salud, Ginés González García (75), su colega de Trabajo, Claudio Moroni (60), y el secretario general de la CGT, Héctor Daer (58), anunciaron la extensión de la asignación estímulo de 5 mil pesos para el personal de salud.

El anuncio tiene que ver con que el pago se prorroga por tres meses, pero también con la inclusión de más trabajadores de la salud. “Nada compensa el esfuerzo ni los riesgos“, afirmó González García en la apertura de la conferencia. Y antes de dar la palabra a Moroni destacó que desde el Gobierno esperan “que la asignación sea un estímulo a su enorme esfuerzo cotidiano“.

Según detalló el ministro, hasta ahora recibían esta asignación 434 mil trabajadores, y con esta extensión el beneficio llegará a 700 mil personas. En esta nueva etapa también recibirán esa suma trabajadores de geriátricos, personal de internación, de análisis clínicos, de emergencias y traslados y quienes se desempeñan en atención primaria en el sistema público.

En nombre de los trabajadores, Daer señaló: “Este es un paso más que da el gobierno del presidente Alberto Fernández en el sentido de sostener toda la tarea que vienen llevando adelante los compañeros de todo el sistema de salud. Nuestros compañeros se preparan y se forman para contener y asistir, pero no para enfermarse. Somos un sector que ha padecido gran cantidad de contagios. Hemos sostenido y hecho sustentable nuestro sistema de salud en todos los ámbitos. Y que este incentivo continúe muestra el reconocimiento que tenemos del Estado nacional”.

“Seguiré pidiendo a la Ciudad de Buenos Aires que sea solidaria”

En el marco de este anuncio, apuntó a la CABA por las últimas aperturas. El ministro Ginés González García se refirió a que las mismas ocurren en el pico de la pandemia y sin el control que debería haber. Aparte, manifestó su descontento por el incremento en la circulación e insistió con que debería haber más solidaridad.

Destacó los recursos con los que contó la Ciudad de Buenos Aires para hacer frente a la pandemia. “En ningún otro territorio la Nación ha puesto tantos recursos como en la Ciudad en materia de salud. Ha puesto 500 respiradores“, aseguró. Destacó el esfuerzo que hizo el Gobierno nacional para que el sistema de medicina prepaga mantuviera su capacidad operativa. Y también hizo referencia al impacto que eso tiene en CABA, donde –según informó– el 80 por ciento de los habitantes son tributarios de obras sociales o prepagas.

Le seguiré pidiendo a la Ciudad de Buenos Aires que sea solidaria, como lo fue el país al principio, cuando el problema era de la Ciudad y se hizo una cuarentena para todo el país“, señaló el ministro. Y agregó: “El problema no es la apertura, el problema es que no hay control sobre la apertura. Los movimientos de personas son muy fuertes. No hay que ser sanitarista para saber que el movimiento de personas es el movimiento del virus. Eso trae más enfermos y esto significa más problemas por resolver, que son mucho más difíciles para ciudades que no tienen la enorme cantidad de recursos que tiene la Ciudad de Buenos Aires”.

Le seguiré pidiendo a la Ciudad de Buenos Aires que sea solidaria como lo fue el país al principio, cuando el problema era de la Ciudad y se hizo una cuarentena para todo el país

No quiere decir que no estoy disintiendo con algunas de las actitudes aperturistas permanentes que tiene la administración. Éstas no se condicen con el grado de la pandemia en la Argentina, ni con la cantidad de muertos que tenemos por día, ni con las dificultades que tienen muchas ciudades”, afirmó.

Luego se refirió específicamente a la apertura de los bares. “La apertura comercial está, la apertura industrial está… Estamos hablando de bares. Hacer una pelea por los bares y que éstos sean la base de la disputa… Además, es muy difícil controlarlos, por la propia esencia de lo que uno va a hacer a un bar. Si usted no puede controlar, no puede hacer la apertura. Y el control no está funcionando”, concluyó el ministro.

Ir Arriba