Del ‘No me ayudes’ al ‘Yo me ocupo’: la publicidad provoca a los varones para alcanzar la igualdad de género – GENTE Online
 

Del 'No me ayudes' al 'Yo me ocupo': la publicidad provoca a los varones para alcanzar la igualdad de género

El spot fue creado por una agencia cuyo objetivo es visibilizar las desigualdades de género y busca generar un cambio de actitud en la sociedad.

"Nos contrataron para hablarles a los varones", dice Cintia González Oviedo, directora de la agencia Bridge The Gap, que acaba de presentar Los ayudadores. El spot forma parte de la campaña #YoMeOcupo, lanzada por Iniciativa Spotlight en el marco de sus estrategias para visibilizar y combatir las desigualdades de género.

Hace unos días desde el mismo organismo, que cuenta con el apoyo de la ONU y la Unión Europea, se presentó la campaña Amigo date cuenta, que busca alertar sobre actitudes que promueven la violencia de género.

El clip apela al humor. Fue el lenguaje que encontraron en la agencia para interpelar al público masculino. "Hicimos un diagnóstico y entrevistas buscando la forma de llegar a ellos, porque muchas campañas a varones son en realidad campañas que sólo gustan a las mujeres y necesitábamos lograr el objetivo", cuenta González Oviedo.

Carga mental: una desigualdad (casi) imperceptible y un cambio de actitud que puede hacer la diferencia

Al presentar las propuestas enfatizaron la importancia de señalar la forma desigual en que se distribuyen no sólo las tareas del hogar sino, principalmente, la "carga mental". "No es sólo el foco en la distribución de tareas sino en la carga cognitiva, que tiene que ver con planificar, gestionar, recordar, organizar logística. No es sólo quién hace las cosas sino quién las piensa, las anticipa, las recuerda", afirma.

El spot trae a la memoria otra publicidad, donde la consigna era "No me ayudes" y hacía referencia al mismo tema: la desigualdad en la distribución de responsabilidades en los hogares. "En Argentina, las mujeres se hacen cargo del 65% de las tareas del hogar, frente al 35% de los varones. Y al menos la mitad de las mujeres admiten estar especialmente sobrecargadas desde que empezó la pandemia del COVID-19", señalan desde Bridge The Gap.

"Cuando ellos 'ayudan', de alguna manera están colaborando con la persona que tiene la responsabilidad principal. Estamos en un contexto donde es necesario visibilizar todo esto y provocar cambios sociales en múltiples sectores. Es importante pensar qué nos falta para llegar a una igualdad de género", destaca.

El impacto del aislamiento en la carga mental

"La campaña fue pensada pre pandemia y tomó mayor sentido a partir del aislamiento, donde las mujeres nos vimos en la llamada triple jornada, ya que para quienes tenemos hijos o hijas se suma la tarea docente", destaca la directora de la agencia, haciendo referencia a cómo el aislamiento incrementó las desigualdades.

González Oviedo explica que "desde que comenzó el aislamiento social, la planificación y gestión de las tareas del hogar generan una gran carga mental, que suelen asumir las mujeres. Durante el confinamiento, con todos los miembros de la familia en casa y el reparto desigual de tareas del hogar, ésta no cambió sino que por el contrario, aumentó".

Según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), las mujeres dedican el doble de horas que los varones a las tareas del hogar y están al frente del 84% de los hogares monoparentales.

Luego de haber realizado estudios al respecto, desde Bridge The Gap destacan que "sin embargo, a la hora de consultarles a los varones acerca de su involucramiento en los quehaceres, éstos responden que 'ayudan en casa', percibiéndose desde ese rol de manera positiva, sin notar que la responsabilidad es compartida. Además, no sólo hacemos foco en la distribución de tareas, sino en la carga mental que supone planificar, organizar, distribuir y pensar la gestión de las mismas”.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig