Misión a Marte: por qué sería una grata noticia que no se descubriera vida en el planeta rojo – GENTE Online
 

Misión a Marte: por qué sería una grata noticia que no se descubriera vida en el planeta rojo

El rover Perseverance llegó a Marte en busca de indicios de vida pasada o presente. Mientras esto sucede, los expertos sostienen que no dar con esas pruebas sería de gran alivio. 
Actualidad
Actualidad

Una de las misiones a Marte que se están llevando a cabo es la que está realizando el Perseverance, el robot enviado por la NASA. Aterrizó el 18 de febrero en el cráter Jecero para estudiar su clima, el subsuelo y las rocas. Hay gran expectativa depositada, sobre todo por lo que se podría llegar a encontrar. Sin embargo, los expertos coinciden en que no sería una buena noticia que el rover hallara vida.

Desde que comenzó la expedición, la sociedad, en cada rincón del mundo, se pregunta si Marte es un planeta habitable y de serlo, en qué condiciones se daría su habitabilidad. Otras de las cuestiones a descubrir es si fue habitado y si lo está en el presente. Son varios los interrogantes y las respuestas que no llegan.

Los expertos aclaran que cuando se habla de habitabilidad no se refieren a que el humano vaya y se construya una casa allí, sino a las condiciones geoquímicas y ambientales. Todo esto tendría que ser favorable para el origen y evolución de la vida. Justamente, uno de los objetivos de la investigación que está llevando adelante el Perseverance es sobre eso y sobre evidencia de vida microbiana antigua.

El Perseverance llegó a Marte en busca de indicios de vida pasada o presente

La ubicación del rover fue elegida estratégicamente. Allí se encontraron surcos similares a los que puede dejar un río que ya se secó. Sin embargo, los expertos aclaran que con eso no alcanza, sino que hay que buscar pruebas, puntualmente moléculas orgánicas, que darían indicio de vida, siempre y cuando sean biomarcadores válidos.

En la zona en la que aterrizó el Perseverance se cree que hay huellas similares a las que deja un río que se secó

Allí surgen las dudas de los entendidos. Los estudiosos del tema, entre los que se encuentra César Menor-Salvan, de la Universidad de Alcalá, sostienen que de encontrar eso patrones, implicaría asumir que el metabolismo terrestre es universal. Si en Marte nunca hubo fotosíntesis con clorofila, nunca se encontrará la porfirina de Treibs como biomarcador.

“Si en Marte hubo vida las preguntas sobre el origen de la vida seguirían abiertas. Habría que replantearse y volver a entender el comienzo de la vida y su evolución”, destacan.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig