El príncipe Harry y Meghan Markle decidieron no hacer el baby shower del hijo que viene en camino: “Celebrar con regalos no es lo más apropiado por los problemas que atraviesa el mundo entero”. – GENTE Online
 

El príncipe Harry y Meghan Markle suspendieron el baby shower del segundo embarazo: los motivos más allá de la pandemia

Ante lo que se vive mundialmente por el coronavirus, sumadas a otras circunstancias, es que Harry y Meghan definieron cancelar la celebración.
Actualidad
Actualidad

Meghan Markle y el príncipe Harry, a diferencia de lo que ocurrió antes del nacimiento de Archie, su primogénito, esta vez no harán el clásico baby shower para la beba que viene en camino. Más allá de lo que está ocurriendo a nivel mundial con el coronavirus, la familia adujo otras cuestiones como el desencadenante de esta decisión.

Hace dos años, cuando nació el primer hijo de la pareja, no escatimaron gastos a la hora de organizar el evento. Se vivió como una gran fiesta de la que participó gran parte de los integrantes de la Corona británica. Recibieron regalos majestuosos y todo se dio dentro de un clima festivo.

La cuestión en el presente es totalmente distinta. Ya nada es como en aquellos años. Primero y principal, ya relación con la familia de Harry no es la mejor desde que decidieron dar un paso al costado y renunciar a sus obligaciones como parte de la realeza. Sin ir más lejos, hasta abandonaron el Palacio para irse a vivir a California, en Estados Unidos.

Con todas estas cuestiones, la encargada de anunciar públicamente que la nueva integrante de la familia no tendrá el clásico festejo, fue Meghan. “Celebrar con regalos no es lo más apropiado por los problemas que atraviesa el mundo entero”.

Con esta imagen publicada en febrero, Meghan y Harry anunciaron su segundo embarazo (Foto: Instagram)

Tanto ella como Harry están al frente de diferentes causas sociales y humanitarias, están muy pendientes de esto. Y ante lo que está pasando por el coronavirus consideraron que todo ese dinero tendrá un mejor destino si se lo reparte entre las distintas Instituciones que apadrinan y que tanto lo necesitan en estas circunstancias.  

Durante el embarazo de Archie, la celebración la llevaron adelante en uno de los hoteles más importantes de Nueva York y grandes celebridades acudieron. Más allá de los regalos, organizar la fiesta tuvo un costo de 200 mil dólares. En esta oportunidad creen, atinadamente, que ese dinero va a estar mejor invertido en otros lados.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig