Ahora leyendo
El Cholo Simeone cumple 50 confinado en España con su mujer y cuatro de sus hijos

El Cholo Simeone cumple 50 confinado en España con su mujer y cuatro de sus hijos

Redacción Gente

Inicia su nuevo medio siglo en su casa de Portezuelo de Alarcón, el mismo lugar donde se casó. Aislado allí junto a sus afectos ante la pandemia del Covid-19, lanza un mensaje acorde a su personalidad dentro y fuera de la cancha.

Simeone junto a cuatro de sus cinco hijos: Giovanni, jugador del Cagliari, se encuentra en Italia.

Está en su casa de Portezuelo de Alarcón, en las afueras e Madrid. Sí, el mismo lugar donde en septiembre de 2019 contrajo matrimonio con Carla Pereyra, en aquella inolvidable ceremonia religiosa que concluyó con la presencia y voz del tenor Andrea Bocelli. Bueno, allí, junto a su mujer, las dos hijas de tal relación, Francesca y Valentina, y Gianluca y Giuliano, dos de los tres varones que  tuvo con Carolina Baldini), Diego Pablo Simeone está celebrando hoy su medio siglo de vida.

Nacido el 28 de abril de 1970 en Buenos Aires, el ex mediocampista de Vélez Sarsfield, Inter de Milán y el Seleccionado argentino hace nueve años que dirige el Club Atlético de Madrid, donde también había brillado como jugador, llevándolo en los últimos tiempos a la elite del fútbol mundial. Por ello su estada actual es en suelo español, uno de los países más castigados por la pandemia.

Simeone y Carla: aislamiento y amor.

Lo cierto es que los cincuenta años lo encuentran compartiendo vía Instagram (donde supera el millón seiscientos mil seguidores) escenas e imágenes de sus días de confinamiento obligatorio y videos junto a su mujer aconsejando quedarse en casa, y pidiendo ayuda y agradeciéndola desde el hashtag #loDamosTodo, una iniciativa que acompañan a través de la Fundación Atletico de Madrid y Cruz Roja Madrid.

Puede interesarte

El arco iris esperanzador que Diego registró y posteó en Internet.

Entre las muestras de solidaridad, amor y cotidianidad de estos días, el Cholo aprovecha sus tiempos de aislamiento para dedicarle tiempo a sus afectos, cuidarse físicamente y pensar en positivo: mateadas familiares, trote por el jardín y hasta un particular mensaje frente al arco iris que acababa de registrar desde su celular: “Resistiremos”.

Ir Arriba