Analía Franchín y la particular obsesión por Freddie Mercury que la llevó a consultar con un médium – GENTE Online
 

Analía Franchín y la particular obsesión por Freddie Mercury que la llevó a consultar con un médium

La periodista habló de su amor por el cantante fallecido en 1991 y de la búsqueda que está haciendo para poder ingresar a la casa en la que murió.
Actualidad
Actualidad

A medida que MasterChef Celebrity avanza, se van definiendo los posibles candidatos a llegar a la final del reality culinario. Uno de los nombres, obviamente por sus platos, pero también por lo que aporta al show, es Analía Franchín. Entiende y sabe cómo dar cada paso para sobresalir.

Justamente, la periodista pasó por Cortá por Lozano para hablar del programa de cocina. En un momento, la charla con Vero Lozano se desvió para otro lado. Hablando de las obsesiones y de cómo las trata, reconoció que es algo que analiza todo el tiempo en terapia. Es uno de los temas recurrentes en cada sesión. Particularmente, habló de su fanatismo por Freddie Mercury, el cantante de Queen que falleció en 1991.

“Siento que tengo una conexión especial con él. Soy como su novia cósmica y podría ser su mejor amiga, su confesora, su enfermera, su todo. Yo creo que en algún momento tuvimos algo que ver”, dijo y agregó: “Le pedí a Lizy Tagliani que me diera el teléfono de su médium para intentar conectar con él, pero me dijo mi psicóloga que no me iba a hacer bien”, comentó.

Por otro lado, hizo referencia al momento en que el tema recrudeció y tuvo que poner más énfasis para tratarlo con su médica. “Cuando vi la película 'Rapsodia Bohemia' se me disparó lo que tenía guardado desde chica. Estoy haciendo una gran investigación sobre dónde están sus cenizas. Ni sus padres, ni su hermana, que todavía vive, lo saben. Sólo lo sabe su gran amor, Mary Austin. Creo que están en dos lugares: en un jardín japonés de un rincón de su casa de Londres y en un lago en Munich, Alemania, porque estuvo mucho tiempo ahí antes de morir”.

Para finalizar sobre este punto, sorprendió con lo que podría ser, incluso, una alucinación, algo que va más allá y que ni ella puede explicar al escucharse hablar. “Fui a las dos casas que tuvo en Londres... Quiero ver la habitación en la que murió, tocar las paredes, lamer la puerta”.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig