A un año del crimen de Fernando Báez Sosa: qué pasa con los acusados – GENTE Online
 

A un año del crimen de Fernando Báez Sosa: qué pasa con los acusados

La causa del crimen que conmovió al país aún no tiene condena, pero hay ocho acusados –los "famosos" rugbiers– que permanecen aislados en prisión. Acá, todo lo que sucedió y lo que sucederá en los próximos meses. 
Actualidad
Actualidad

El próximo lunes 18 de enero a las 20, Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, celebrará una emotiva misa en la parroquia de la Inmaculada Concepción, de Villa Gesell, en memoria de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes el verano pasado a la salida del boliche Le Brique.

El crimen ocurrió en la madrugada del 18 de enero del 2020. Por el hecho, fueron detenidos diez rugbiers oriundos de la ciudad de Zárate por el delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas". Son Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19), Ayrton Viollaz (21), Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19).

De izquierda a derecha:
1. Enzo Comelli. 2. Matías Benicelli 3. Blas Cinalli. 4. Lucas Pertossi. 5. Máximo Thomsen. 6. Alejo Milanesi. 7. Ciro Pertossi. 8. Juan Pedro Guarino. 9. Ayrton Michael Viollaz. 10. Luciano Pertossi.

Los dos últimos fueron sobreseídos por la Justicia, al entender que no participaron del ataque. Pero los otros ocho pasan sus días detenidos en la Alcaidía de Melchor Romero, en las afueras de La Plata, alojados en celdas para dos personas.

Según pudo saber La Nación, los acusados se adaptaron a la vida carcelaria. Sin tener contacto con otros reclusos, salen al patio del Pabellón 6 a caminar, trotar o tomar sol en grupo. También, según contó una fuente, leen libros y a veces tienen asistencia espiritual por parte de un pastor evangélico. En cuanto a su alimentación, "ellos reciben la misma comida que los demás internos, más lo que les acercan sus familias, que además les llevan libros, ropas, elementos de higiene, yerba y cigarrillos".

Fernando Burlando, representante de los padres de Fernando –Silvino Báez y Graciela Sosa–, dijo: "Estamos conformes con el trámite de la causa, más allá de la pandemia y de todos los procesos judiciales que se han detenido. En el caso de la investigación penal preparatoria que investiga el asesinato de Fernando, se ha llegado a una instancia donde la fiscalía solicitó clausurar la instrucción y elevarla a juicio. Y hay cinco personas bien identificadas que fueron los que golpearon brutalmente a Fernando hasta quitarle la vida".

"No hay posibilidad de que el crimen quede impune. La cantidad de pruebas es abrumadora. Hay infinidad de imágenes de todas las esquinas y costados. Hay prueba testimonial contundente, reconocimiento en ruedas de personas y una infinidad de pericias", sumó el letrado y anticipó lo que se viene: "Se viene un momento importante, una decisión trascendental: hay que optar por un juicio por jurados o por un tribunal colegiado integrado por tres jueces. En el juicio por jurados, para ser brutal con la explicación, es un poco a suerte o verdad. Y lo que se decida en ese juicio va a ser para todos".

Por su parte Graciela Sosa, la madre de Fernando, habló con Télam y declaró: "Hasta el día que me muera, para mí todos son culpables. Este año, lo que más anhelamos es que se fije fecha y se pueda llevar a cabo el juicio y que reciban lo que se merecen. Condena perpetua es la justicia más justa".


Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig