Ahora leyendo
Lorena Ponce de León “Si bien soy la esposa del Presidente tengo un proyecto, trabajo y siempre fui independiente”

Lorena Ponce de León “Si bien soy la esposa del Presidente tengo un proyecto, trabajo y siempre fui independiente”

Redacción Gente

Es más que una primera dama construyendo su camino. Confidente, esposa y consejera del Presidente Luis Lacalle Pou, entiende el rol que asumió el primero de marzo, pero afirma que se preparó mucho antes acompañando al mandatario en sus giras de campaña y conociendo a fondo la realidad del Uruguay.

Encabeza el proyecto social “Sembrando” a través del cual busca dar respuesta y soluciones a quienes necesitan apoyos para emprendimientos. Cuenta como sobrelleva el aislamiento y las medidas que tomó en su casa para evitar el contagio, que incluyen al Presidente.

En entrevista con Gente Uruguay revela cómo ordenó la vida familiar a pesar de las responsabilidades como familia Presidencial, y relata cuáles son sus intercambios con el primer mandatario.

Reflexiva, cálida, serena en cada una de sus respuestas, Lorena Ponce de León (43) tiene brillo y personalidad propia.

Dialoga mucho con su esposo sobre los temas país y le imprime una mirada humana y social. Él la escucha mucho y también le da opinión sobre los proyectos en los que su esposa se embarca. Juntos formaron una familia con tres hijos. Su sueño compartido, dejar un país mucho mejor que el que encontraron.

¿Cómo nació el proyecto Sembrando?

Sembrando nace cuando el año pasado, cuando empezamos a hacer las recorridas de campaña con Luis (Lacalle Pou), fueron 7 recorridas por todo el país durante 2019. Ahí tuve el placer de poder ir a muchos lugares que yo no conocía. Para mi ir a pueblos chiquitos, a localidades que no sabía que existían me permitió hablar con mucha gente.

De todos ellos sacaba inquietudes, yo soy muy observadora y siempre estoy tratando de aprovechar el momento, así que empecé a sacar información y a lo largo de las recorridas entendía que habían dos denominadores comunes: por un lado la inseguridad que era común en todo el país y el otro tema era la falta de oportunidades.

Con esto quiero decir que la gente no conoce las herramientas para poder hacer el paso a paso y eso es porque o no saben que existe o porque no saben el método, el mecanismo o porque no es lo suficientemente curiosa para poder moverse y avanzar en cualquier desarrollo”.

El proyecto nació también como una forma de aportar, desde otro lado, al gobierno de su esposo.

“Entendí que yo tenía que trabajar, si Luis era Presidente, en lo que yo sintiera que no estaba haciendo algo en lo que no era yo. Que realmente pudiera vibrar con el objetivo, porque es la única manera en la que uno puede transmitir bien las cosas”.

¿En qué consiste?

Es un programa de dos talleres que se realizan en dos días consecutivos en las capitales departamentales del interior del país. Se hacen para llevar un conjunto de técnicos y especialistas del ecosistema emprendedor, que sean referentes. Por ejemplo en el tema legal, apostamos a que la gente pueda trabajar con factura y tenga su pequeño emprendimiento, un literal E, un monotributo o una unipersonal.

Le pedimos a la gente de Uruguay XXI que transite con nosotros este camino porque es la marca país y la gente no sabe que puede acceder gratis a la marca país, tiene que cumplir con una serie de requerimientos, pero puede acceder gratis. Después le vamos a pedir a la Agencia Nacional de Desarrollo que nos acompañe en estos talleres para explicar lo que es, tenemos gente de marketing que va a venir especialmente, gente de coaching empresarial que va a explicar lo que es la voluntad emprendedora. Eso es lo que vamos a hacer en los 19 departamentos cuando el coronavirus nos deje empezar a recorrer el país.

Puede interesarte

¿Y cómo lo combina con esas otras tareas, la de madre y la de consejera, compañera, esposa del Presidente?

“Pones orden en decir, lunes y miércoles de noche no estoy porque estoy en práctica. Pero martes, jueves y viernes estoy para hacer los deberes y los martes se come en familia y los sábados de noche se come en familia.
Esto fue hasta el año pasado y hasta el coronavirus, ahora nos estamos acomodando de a poco, ahora obviamente en este momento de crisis no, pero nos vamos a volver a acomodar. Pero así funciona; con orden. Lo hablamos entre los cinco (padres e hijos) porque son adolescentes y me gusta que den su punto de vista porque además es muy enriquecedor lo que dicen y porque es importante sentirse parte de una familia y opinar”

¿En el día a día como esa la vida con el Presidente?

Conversamos mucho. Yo le pregunto, vengo por este lado, ¿qué te parece?. El enseguida me hace una reflexión, me dice, me parece bien, creo que por acá va bien y yo después acciono. En ese sentido siempre me dice que soy como un dínamo (Generador Eléctrico) y por ese lado también nos recargamos de energía, yo lo escucho, me cuenta que le pasó, como estuvo en el día, cuáles fueron las fortalezas, en donde cree que tiene que seguir desarrollando, yo le doy mi opinión. Sobre todo, opino desde el lado del cariño porque como no hay un interés, si hay un objetivo que es tratar de hacer lo mejor posible, me paro desde ese lado, desde ver que ve el otro. Que mensaje está necesitando determinada parte de la población para poder sentirse más acogida, más protegida y segura. Me paro desde la parte del cariño, la contención, la parte más humana y ahí siempre hago alguna reflexión y el cómo todo escucha, después toma la decisión que tiene que tomar.

¿Cómo imaginas el último día de gobierno del presidente y que imagen te gustaría que la gente recordara de ti?

Me gustaría que dijeran, esta mujer trabajó y ayudó en lo que pudo, con eso sería feliz.

Lea la nota completa en nuestra edición impresa.

Producción Gente Uruguay
Fotos: Adrián Serrato

Ir Arriba