Ahora leyendo
Entrevista a Rosario Rodríguez

Entrevista a Rosario Rodríguez

Redacción Gente

Hace 22 años trabaja en forma ininterrumpida al frente de los noticieros de televisión. Asegura que la profesión la encontró, más de lo que ella la buscó. Confiesa ser una persona tímida pero frente a la cámara es consciente cada noche de su responsabilidad y veracidad. Dueña de un estilo forjado a través de los años, es una comunicadora respetada por sus colegas y empática con las situaciones que informa, las que asegura, siente en carne propia como mujer, madre y uruguaya.

¿Como fueron tus inicios en la profesión?

Mi formación periodística fue en el IPEP (Instituto Profesional de Enseñanza Periodística), un semillero de periodistas de mi generación. Ni bien estaba terminando mi segundo año, me convocaron para hacer una pasantía en 890AM que en ese entonces se llamaba Libertad Sport.

Comencé en un programa que se llamaba Trotarenas. Después me llamaron de Canal 5 para los informativos, Telenoticias 5. Es fue el inicio de una carrera televisiva que yo nunca pensé que iba a tener. Cuando comencé a estudiar periodismo lo hice porque me gusta mucho la escritura y la lectura. El interés general me atrapaba siendo adolescente. Yo miraba noticieros que era algo extraño a esa edad.  A las siete de la tarde estaba frente al televisor para mirar las noticias, insólito.

Mi interés por el periodismo surge en ese momento. Tenía claro que quería hacer, pero nunca pensé que iba a terminar en esta carrera larga a nivel televisivo. Claudia García era la conductora del noticiero y pasó a otro canal. Yo empecé a suplirla al aire y el destino quiso que ese puesto que yo ocupaba provisoriamente lo ocupara en forma permanente. Estuve en el canal 5 hasta la crisis de 2002. Cuando se terminó el informativo en el que yo estaba tuve un pasaje por un programa que emitía canal 10 que se llamaba Autos TV.

No tenía que ver con el formato informativo, pero fue una manera de seguir en televisión. Cuando comienza a idearse un nuevo canal televisivo, que era VTV Uruguaya, me llama uno de sus directivos para que fuera la cara de ese nuevo proyecto. Hace 17 años que estoy al frente de los informativos.

Ama la televisión y no se imagina haciendo otra cosa. Pero también se da tiempo para escribir poemas y lo hace con todo. “De la vida, si observo alguna persona que tiene alguna historia que me atrapa lo plasmo en pocas palabras. También describo mis propias emociones, las vuelco al papel, pero también historias de vida, historias cotidianas, situaciones que observo a nivel laboral, familiar, de amigos, es una infidencia lo que te estoy diciendo (ríe)”.

¿Como ves los medios con respecto a la equidad de género?

Yo creo que se han dado pasos hacia la equidad de género tan buscada en los medios de comunicación, de hecho en VTV somos muchas mujeres, en la redacción somos más mujeres que hombres. Creo que se ha logrado eso en base a mucho trabajo, no fue sencillo, nosotros tenemos una jefa mujer, Valeria Millman que quedó ocupando el lugar de Romanoff y puertas adentro de VTV cumplimos con esa cuota necesaria de género que nos hemos ganado las mujeres en los medios.

¿Qué desafíos te plantea trabajar en este tiempo de pandemia?

He vivido muchas situaciones en los medios, pero la emergencia sanitaria, me agarró tan desprevenida como al resto del mundo, porque nunca pensé que me llenara tanto de sensibilidad. Trabajar en esta crisis por coronavirus me llevó a descubrir que la sensibilidad la tengo más a flor de piel de lo que yo creía. Por momentos llegó a superar mi entereza profesional, porque son muchas horas de trabajo, más de lo habitual. En los informativos estamos trabajando mucho más que antes.

Pocas veces la realidad me hacía sucumbir ante la noticia. Como todo uno ha tenido que readaptarse, transformarse y vivir así. En el marco de esta nueva normalidad que plantean las autoridades vamos a tener que enfocarnos hacia otro rumbo, desde otro lugar. Desde los aprendizajes, desde el equilibrio emocional. Hoy te puedo decir que encontré la forma – y creo que todos los uruguayos – sabemos cómo manejarnos dentro de esto. A través de la conciencia, a través de la solidaridad, creo que hemos encontrado el rumbo, que estamos comprometidos con la causa. Lo veo en la calle.

¿Crees en lo personal que va a haber un antes y un después del COVID 19?

Creo que sí. Quien lo está viviendo con este compromiso, con esta consciencia que te mencionaba, sí. El decir, yo no salgo porque tengo a mis papás en la franja de población de riesgo, porque quiero cuidarlos, habla de tu compromiso con el otro.

Puede interesarte

Habla de mirar por un tercero, no solo por vos. Sacarte el egoísmo de pensar solo en vos y buscar el bien colectivo, creo que es una buena manera de pensar en un futuro mejor. Yo creo que todo esto nos va a encontrar con una mejor versión de cada uno.

¿Cómo está compuesta tu familia?

Mi esposo Gabriel y mi hija Camila. Ellos son un verdadero refugio para mí, me acompañan en todo. Con Gabriel llevamos 22 años de vida juntos, casi mi carrera periodística la inicié con él. Cami tiene 13 años, una nena hermosa, su nacimiento fue muy planificado. Yo quería ser mamá, tenía muy en claro que uno de los objetivos en mi vida era forjar una familia y por eso la llegada de Cami.

Es una familia que con idas y vueltas, hemos crecido juntos, hemos aprendido mucho juntos. Con Gabriel hemos aprendido a conocernos con la mirada y Camila tiene el complemento de los dos.

Ahora está en una etapa de la adolescencia que nos tiene locos, pero le tratamos de dar todos los mensajes que la van a llevar por un camino, más allá de los tropiezos de la vida, que la haga feliz, que la haga buscar y pelear por sus objetivos, que nada llega del cielo sino se busca, si no se genera, si no se trabaja para lograr un objetivo y de verdad hoy por hoy creo que estamos muy conectados los tres y contentos con la vida que tenemos.

Ir Arriba