«Yo pensé que ganaba Fernando» – GENTE Online
 

"Yo pensé que ganaba Fernando"

Uncategorized
Uncategorized

Lunes 20 de agosto, 23.13 horas, casa del Gran Cuñado. Por fin el momento tan esperado, el que buscó y rebuscó desde hacía 122 días, cuando entró a ese hogar temporario que se le antojó una prisión. Chacho, el ganador, con 5.580 votos -apenas seis más que Fernando-, tomó envión y cruzó la puerta por la que tantas veces quiso escapar. "Se me di
o. Y ni loco

vuelvo", dijo recién entonces. Esta vez, el voto de la gente se hizo
respetar. Ni un segundo antes pudo zafar Chacho de las reglas del juego. Le
sucedió lo mismo que a todos los integrantes de la casa: la decisión de los
televidentes se pareció, en cada circunstancia, a la opinión de los ciudadanos
ante hechos reales, muchísimo menos divertidos que las peripecias de los
políticos devenidos caricaturas. Algunas pruebas al canto:

Carlos Saúl se fue el 2 de julio, justo el día de su cumpleaños, que pasó
detenido. Cecilia lo siguió el 9 de julio, tras soportar los embates amorosos
de Domingo. A Raúl lo sacaron el 16 de julio, cuando le ponía piedras al plan
de Déficit Cero del Gobierno. Hugo se marchó el 26 de julio, en medio de paros
e insultos al Presidente. Carlos, el 2 de agosto, en plena polémica por la
emisión de los famosos patacones. Elisa el 9 de agosto, cuando estaba por
difundir sus denuncias por lavado de dinero.

Así, la casa del Gran Cuñado se convirtió en un espejo de la performance
de los políticos criollos. Con Fernando a la cabeza, cada uno sucumbió a tics
que nunca querría haber visto. Mientras adentro la ficción continuaba, afuera
muchos se ponían nerviosos. Para los libros de historia quedará la reacción
de Juan Pablo Baylac al definir como "tinellización de la política"
a la proliferación de bromas a costa del Presidente, provocadas -y aquí
está el verdadero chiste- por los propios funcionarios del Gobierno. Otro
clásico: la admisión de la arterioesclerosis presidencial por parte del
ministro de Salud, Héctor Lombardo.

Cuando el lunes cerca de la medianoche el ciclo se cerró, su mentor, Marcelo
Tinelli, parecía un hombre feliz, sin ganas de desquitarse gratuitamente de sus
detractores. Después de todo, un hombre que comanda el rating desde hace años,
que produjo un terremoto con picos de 40 puntos al comenzar Gran Cuñado, no lo
necesita.

-¿Sorprendido por el triunfo de Chacho, Tinelli?
-Fue un batacazo. Cuando quedaron los últimos finalistas, creí que la
definición estaría entre Emir, Domingo y Fernando. Al final pensé que ganaba
Fernando. Pero no…

-¿Que haya ganado Chacho significa que la gente dio un mensaje: no quiere
que los políticos se vayan?
-Todavía no lo pensé. Creo que el personaje estuvo bien logrado, y que
quizá las ganas de irse que tenía en todo momento hizo que la gente quisiera
que se quedara. Nosotros lo planteamos como un sketch, nada más.

-Pero se habló de tinellización, y VideoMatch se trató
casi como una cuestión de Estado.

por Hugo Martibn (hmartin@atlantida.com.ar
y Miguel Braillard (mbraillar@atlantida.com.ar)
fotos: Christian Beliera, Maximiliano Vernazza y Matías Campaya
Chacho (personificado por el cordobés José Yayo Guridi) se impuso por 5.580 votos contra 5.574 de Fernando. Marcelo Tinelli lo saluda después de haber dejado la casa. Se me dio. Al final me pude ir. Pero no vuelvo ni loco. Estaba guepodrido de estar ahí", le confesó al animador al oído.">

Chacho (personificado por el cordobés José Yayo Guridi) se impuso por 5.580 votos contra 5.574 de Fernando. Marcelo Tinelli lo saluda después de haber dejado la casa. "Se me dio. Al final me pude ir. Pero no vuelvo ni loco. Estaba guepodrido de estar ahí", le confesó al animador al oído.

Para el final, junto a Marcelo Tinelli, todos posaron solo para <i>GENTE</i>.

Para el final, junto a Marcelo Tinelli, todos posaron solo para GENTE.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig