«Yo no compito con las demás, sino conmigo misma» – GENTE Online
 

"Yo no compito con las demás, sino conmigo misma"

Uncategorized
Uncategorized

Flower Power: septiembre es un tópico de la floricultura, una marca del
calendario que siempre, indefectiblemente, activa el mismo resorte primaveral en
el ánimo de todos. Carolina Ardohain, para todos y desde hace tiempo Pampita,
cubre su cuerpo con un ramo de fresias sobre un campo interminable cubierto de
flores silvestres en un rincón de Los Cardales. La lente congela, una y otra
vez, en diferentes posturas, el cuerpo sinuoso y sensual. El sol va y viene. Y
Pampa sólo lleva un microbikini sobre la piel. La primavera, que va dejando de
ser una promesa, se derrama sobre ella, por momentos, entibiándola.

Hay que decirlo: la primavera funciona, además de lo que pueda indicar cierta
euforia estudiantil, como la víspera del verano que llegará después, su anuncio
o su presagio. Al respecto, Pampita confiesa: "Como siempre, me estoy preparando
con todo para este verano. Ahora estoy haciendo muchos desfiles en el interior".

Tuvo su primera experiencia televisiva al frente a El Rayo, durante el 2001.
Hoy, Canal 13 piensa que puede ser la cara de un nuevo programa para el 2004. De
hecho, pasó las pruebas de chica-conductora que le tomaron en la emisora, donde
quedaron conformes con su performance frente a cámara. Hace un tiempo fueron las
idas y vueltas entre Madrid y Buenos Aires. Hoy es, una vez por año, la
temporada de castings en Nueva York, donde suele hacer fotos para Vanity Fair. Y
lo que viene… bueno, sin adelantarse demasiado, lo que viene por ahora es el
verano. "Seguro en enero nos vamos a Punta del Este con Pancho y todas las
chicas".

"…con Pancho y todas las chicas" queda sonando. Durante las últimas semanas,
desde que Roberto Giordano debió elegir a las top que lo acompañarían en su
saludo final durante el desfile que realizó en las Cataratas del Iguazú,
Carolina estuvo en el centro de una polémica que incluyó celos, envidias,
silencios y hasta un apodo secreto de parte de algunas de sus colegas. Un apodo
con un indudable tinte de subestimación: "muqui", una suerte de apócope de
"mucamita". No todas las chicas, las otras chicas, saben llevarse con la idea de
que Carolina sea, indudablemente, la modelo más popular de la Argentina.

"No respondo sobre ese tema". Carolina cambia el tono cuando lo dice y suena
terminante, sin embargo luego agregará:

-No me interesa hablar de nada relacionado con eso porque yo, a la competencia,
la entiendo como competencia conmigo misma, no con las demás. Yo trato de
llevarme bien con todas las modelos, porque este es un ambiente muy pequeño y
siempre somos las mismas.
-Okay, no te vas a subir…
-Es que a mí, desde el principio me vienen buscando para el escándalo, pero no
me van a encontrar.

-Tengo la impresión de que algunas no se bancan tu lugar, y por eso lo del
apodo.
-Prefiero no responder y lamento que los medios se ocupen de un tema como ese.

-¿Pero no te ofende pensar que dicen eso de vos?
-Creo que cada uno tiene que hacerse cargo de lo que dice, si es que así fue. Yo
no digo nada. Silencio y basta.

-¿También vas a hacer silencio con el rumor que se tiró esta semana de que
estabas en crisis y hasta separada de tu marido, Martín Barrantes?
-¿En serio se dijo eso? ¡No lo puedo creer! Con Martín estoy fantástica. La vida
de casada es lindísima. Cuando estoy trabajando no veo la hora de llegar a casa
para compartir mi tiempo con él. Eso que me contás no existe: ni siquiera puedo
creer que hayan tirado ese rumor… ¿Será esto lo que algunos llaman "el precio de
la fama"
? (Sonríe). Te digo la verdad, me parece que no soy tan famosa como para
que se dediquen a inventar chismes sobre mi vida… No me gusta responder a los
rumores ni quiero engancharme con esto. No es mi estilo. Yo trabajo y no me meto
con nadie. Desearía que hicieran lo mismo conmigo.

Pampita lo sabe, aunque no lo dice, que otras modelos confesaron que en los
desfiles hay codazos, pedidos expresos de que "al lado de fulana no me paro",
desplantes de estrellas exigiendo un camarín por separado del resto, peleas
secretas por quiénes salen en el saludo final y muchos etcéteras. Lo sabe
porque, quién lo duda, como top que es lo ha vivido.

No hay colisión donde una de las partes se corre del camino. Pampita lo sabe y
opta, lo ha decidido hace tiempo, por el silencio. En todo caso, el que habla es
su cuerpo.

por Alejandro Seselovsky
fotos: Santiago Turienzo
asistente: Gustavo Sancricca
producción: Fini Bencardini
maquilló: Estefi Novillo con productos Lancôme
peinó: Corina para Impagliazzo/Lamensa con productos Alfaparf
agradecemos a: Class Life, Getien y Ricky Sarkany

En un campo de Los Cardales, Pampita se cubre solo con un ramo de fresias y un microbikini con el dibujo de una pequeña mariposa para recibir la primavera.

En un campo de Los Cardales, Pampita se cubre solo con un ramo de fresias y un microbikini con el dibujo de una pequeña mariposa para recibir la primavera.

Trato de llevarme bien con todas las modelos, porque este es un ambiente muy pequeño y somos siempre las mismas"">

"Trato de llevarme bien con todas las modelos, porque este es un ambiente muy pequeño y somos siempre las mismas"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig