«Yo fui la única que jamás lo usó» – GENTE Online
 

"Yo fui la única que jamás lo usó"

Uncategorized
Uncategorized

El día que su novio iba a morir no hubo peleas. Pudieron disfrutar la tarde del sábado sin saber que sería el último que pasarían juntos. Almorzaron, se besaron, rieron y quedaron en hablar más tarde. Eso hicieron. La despedida telefónica, esa vez, fue con un "hasta mañana" que nunca llegó. Porque 24 horas más tarde, Vanesa Passaro (23) sólo pudo abrazarse a un cajón cerrado y
sellado.

El cuerpo de Walter Olmos ya había sido velado en la disco Mundo Bailable e iba camino del Aeroparque Jorge Newbery cuando el auto en el que viajaba su novia logró detener la camioneta en la que trasladaban el cadáver. "¡Abran, por favor, abran que necesito despedirme", suplicó entre lágrimas la rubia que dieciséis meses atrás había conquistado al cuartetero con un striptease en el boliche Jesse James.

"El se enamoró casi a primera vista -recuerda un amigo de Walter-. El mismo viernes en que la conoció pidió que la contrataran para que bailara en su cumpleaños. Vanesa hizo su show en la fiesta y nunca más se separaron. Tuvieron sus peleas, él la celaba muchísimo y en un par de ocasiones llegó a levantarle la mano. Pero siempre volvieron. Walter se hacía querer y era muy generoso con Vanesa y toda su familia".

Cuando las puertas de la camioneta fúnebre se abrieron, Passaro se lanzó sobre el cajón de madera. Entonces, un nuevo pedido se hizo escuchar a gritos: "¡Por favor, ábranme el cajón que quiero darle un beso. Quiero verlo. Necesito verlo!". Nadie reaccionó. La blonda comenzó a llorar, y mientras sus familiares intentaban separarla, otra frase escapaba de su boca: "No quiero que te vayas. Vas a ser siempre mi amor".

Compartió lo mejor y lo peor de él, pero no pudo despedirse. Quienes más la quieren le aconsejaron no ir al velatorio: temían que las fans de Olmos la volvieran a agredir. La noche en que la puerta del hotel San Cristóbal Inn se transformó en el escenario de la tragedia, Vanesa fue agredida. Las fans de su novio se le tiraron encima: Hubo gritos de histeria, corridas, desesperación y todo concluyó con Passaro desmayada en el hall. Mientras la asistían con un café recargado de azúcar, la escucharon decir: "Todos me ven como a la culpable. Es cierto que le pedía a Walter que se alejara de su representante (Pepe Gozalo) y también de su madre (Noemí Nieto), pero lo hacía por su bien".

por Pablo Procopio
informe: Federico Fahsbender
fotos: Maximiliano Vernazza y Fabián Uset

Recién a la una y media de la madrugada del lunes 9, Vanesa Passaro pudo despedirse de su novio. El cuerpo de Walter Olmos iba camino del Aeroparque. A gritos pidió que le abrieran el cajón para darle el último beso.

Recién a la una y media de la madrugada del lunes 9, Vanesa Passaro pudo despedirse de su novio. El cuerpo de Walter Olmos iba camino del Aeroparque. A gritos pidió que le abrieran el cajón para darle el último beso.

Así dicen que era la relación entre Walter y su chica. Cuando se conocieron, ella trabajaba de striper. En el Aeroparque, Vanesa no soportó que se llevaran el cuerpo de su novio y se desmayó frente a todos.

Así dicen que era la relación entre Walter y su chica. Cuando se conocieron, ella trabajaba de striper. En el Aeroparque, Vanesa no soportó que se llevaran el cuerpo de su novio y se desmayó frente a todos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig