«Y pensar que hasta hace dos meses me decía que yo era el hombre de su vida» – GENTE Online
 

"Y pensar que hasta hace dos meses me decía que yo era el hombre de su vida"

Silvio camina nervioso por el living de su casa y vocifera que está
indignado. Confiesa, por primera vez, que estaba tan enamorado de Gisselle que
llegó a pelearse con amigos de cuarenta años de profunda relación porque le
advertían que Rímolo lo engañaba. "Me decían con sumo respeto: 'Flaco, a vos te dice que no puede verte, pero mirá que estuvo comiendo con su actual defensor,
el doctor Gainedú. Y la verdad, que no parecían un abogado con su cliente, ¿me
entendés, no?'. Me hablaban así porque no querían ofenderme, pero ellos sabían
que tenía otro. Yo lo negaba, creía en ella. ¿Por qué? Porque era un pel…
enamorado. Siempre la ayudé, la amé, la respeté. ¿Y así me paga? Lo único que me
falta ahora es salir a la calle y que me griten cornudo. Mirá, leé estas cartas
que son un documento que no se puede alterar y demuestran que Gisselle miente.
Las redactó mientras estaba en la cárcel. Fijáte lo que ella pensaba de mí".

Soldán extiende un manojo de cartas escritas durante los seis meses que su
pareja estuvo en prisión. Hoy está acusada de Asociación ilícita, estafas
reiteradas, ejercicio ilegal de la medicina y presunto homicidio, delitos que,
de ser comprobados, podrían significarle más de 20 años tras las rejas. Mónica
-tal su verdadero nombre- Rímolo había ingresado al penal de Ezeiza el 6 de
noviembre de 2001 y, diecisiete días después, le escribía a Silvio con su
prolija letra:

"Ezeiza. 23.11.01. Mi Amor:
Estoy sentada esperando que te dejen pasar y, mientras miro la lluvia por la
ventana, sólo tengo ganas de abrazarte y de llorar mucho; jamás pensé que podía
pasarnos una cosa así. Realmente, cada día que pasa me siento peor, las cosas
aquí empeoran y hay un montón de vacíos en mí que ya no sé cómo llenar: mi mami,
vos, mi hermano. Aquí tenés que aprender a endurecerte porque con llorar no
lográs absolutamente nada. Al contrario, tenés que defenderte, pelear. Lo único
que me da fuerzas para seguir esta lucha loca, increíble y descabellada son mi
mami y vos. Cada vez que estoy mal y tengo ganas de morirme pienso en vos, que
me amás, que te seguís jugando por mí, porque sabés cuál es la verdad -nuestra
verdad- y te seguís jugando por nuestro amor auténtico, que espero poder
disfrutarlo pronto nuevamente, pero de otra manera; y es siendo todo lo felices
que nos merecemos ser. Por favor, ayudémonos y apoyémonos hasta salir de toda
esta pesadilla urgente.
Te amo, te quiero y te necesito para toda la vida. Tuya. Gisselle. Yissy".

Cuatro días después, la falsa médica le escribía otra misiva donde dejaba en
claro sus expectativas de salir en libertad:

"27.11.01. Te amo para toda la vida. Tuya. Gisselle. Mónica. Por favor, ayudame
a salir el martes sin falta. Hablá con Matías (N de la R: Cúneo Libarona, su
abogado por entonces) por lo que te dije. No te olvides. Te amo, gracias".

Rímolo llamaba a Silvio Papito, mi hombre, mi niño, mi todo, el mejor y más
grande locutor del mundo, el mejor hombre del mundo. Pero ahora lo acusa de ser
un perverso.

por Miguel Braillard
fotos: Maximiliano Vernazza, Leandro Montini y Archivo Atlántida.

Mientras relee las confesiones amorosas de Rímolo, Soldán dice que le cuesta creer que ahora quiera incriminarlo.

Mientras relee las confesiones amorosas de Rímolo, Soldán dice que le cuesta creer que ahora quiera incriminarlo.

Una de las cartas más conmovedoras con los labios marcados con rouge que Gisselle le escribió a Silvio desde la cárcel. El doctor Pierri, abogado de Soldán (abajo), aclaró que su cliente ampliará su declaración el martes. Su estrategia es conseguir el sobreseimiento en los cinco cargos por estafa por los que el juez Bergés lo tiene procesado. El resto de las acusaciones: suministro de sustancias tendientes a curar la salud, presunto homicidio y asociación ilícita, no son motivo de preocupación para el aboga

Una de las cartas más conmovedoras con los labios marcados con rouge que Gisselle le escribió a Silvio desde la cárcel. El doctor Pierri, abogado de Soldán (abajo), aclaró que su cliente ampliará su declaración el martes. Su estrategia es conseguir el sobreseimiento en los cinco cargos por estafa por los que el juez Bergés lo tiene procesado. El resto de las acusaciones: suministro de sustancias tendientes a curar la salud, presunto homicidio y asociación ilícita, no son motivo de preocupación para el aboga

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig