¿Venecia? No, Chascomús – GENTE Online
 

¿Venecia? No, Chascomús

Uncategorized
Uncategorized

"Voy a la quiebra"

Juan Velázquez es uno de los muchos comerciantes de Chascomús que viven del turismo. Hoy, su hotel Terrazas, en el barrio La Concordia (uno de los más castigados), está totalmente anegado. Velázquez recordó ante GENTE: "Pensar que cuando lo construimos, las cabañas nos parecían altas… ¡Y mire ahora! Para mí, por desgracia, la temporada de turismo (la única del año en que trabajo bien) ya está arruinada. Y para colmo, los impuestos que nos llegan parecen de Suiza, no de la Argentina. Estoy desesperado. A este paso, voy a la quiebra…".

La trinchera
Los vecinos, como pueden, se organizan y luchan noche y día para contener al monstruo. Una bomba de achique que les prestó una empresa local es su única esperanza: en turnos que cubren las 24 horas sacan el agua a través de un caño de cuatro metros de largo. Como advertencia, improvisaron un cartel: "Peligro. No pasar. Agua honda". Su cuartel general está en un galpón de la ruta 2. Desde allí acarrean bolsas de tierra que luego forran con tela plástica y las convierten en barreras de contención. Pero la batalla es desigual: "En la zona hay apenas cuatro bombas de achique… ¿Cómo hacemos para sacar millones de litros de agua?", dicen.

El remo solidario
Alberto Russo (58), por fortuna, está en excelente estado físico gracias a su hobby: corredor de maratón. Vive desde hace seis años en la calle Gonzales Chaves, y hoy usa su fuerza para remar a bordo de un kayak y llevarles comida, agua potable y remedios a sus vecinos. Le dijo a GENTE: "El agua creció tan rápido que muy pocos pudieron ponerse a salvo y rescatar de sus casas los elementos más necesarios. La fuerza de la avalancha hizo que decenas de autos y camionetas quedaran sumergidos en sus garajes. Ahora, lo único que queda es socorrer a los aislados. Para colmo, cuando el agua baja un poco… ¡vuelve a llover!".

Fotos: Henry von Wartenberg

Uno de los muchos comerciantes de Chascomús que viven del turismo. Hoy, su hotel está totalmente anegado.

Uno de los muchos comerciantes de Chascomús que viven del turismo. Hoy, su hotel está totalmente anegado.

Uno de los tantos pueblos afectados y cuya famosa laguna se desbordó bajo la irrupción del río Salado.

Uno de los tantos pueblos afectados y cuya famosa laguna se desbordó bajo la irrupción del río Salado.

Los vecinos, como pueden, se organizan y trabajan noche y día para contener al monstruo.

Los vecinos, como pueden, se organizan y trabajan noche y día para contener al monstruo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig