Unidas por el dolor – GENTE Online
 

Unidas por el dolor

Uncategorized
Uncategorized

"Hace quince años que estoy en el aire. Son muchos días de camarín, y la vida
te pasa por encima: se murió mamá, se murió papá, se murió mi hermano… Y yo ahí,
con la mejor cara. Está bien, tiene que ser así: no tengo derecho a hacer sufrir
a la gente porque yo sufro"
.
(Susana Giménez a GENTE, enero de 2003).

Aún en la intimidad de su camarín, Susana Giménez sintió que la vida volvía a
pasarle por encima. Faltaban tan sólo algunos minutos para que recibiera "aire"
en la pantalla de Telefé. Ya había memorizado las bases de un nuevo concurso y
conocía a la perfección su rutina. Entonces, tomó su teléfono celular y marcó el
número de su hija, Mercedes Sarrabayrouse. Le preguntó cómo estaba, prometió
visitarla esa misma noche ("antes de volver a casa", definió) y le dijo que la
amaba más que a nadie en el mundo. Recién después de cortar se permitió llorar.
Ni siquiera en ese momento pensó en suspender el programa. Bajo las luces del
estudio corrigió su make-up y enfrentó las cámaras con su mejor cara. Como
siempre, pese a todo. Soportó el dolor sin dejar que se reflejara en la pantalla
y, por expreso pedido de su hija, no hizo comentarios respecto de su padecer.
Aquella tarde -jueves 2 de octubre último-, Mecha había perdido un embarazo de
nueve semanas.

La relación entre Susana Giménez y Mercedes Sarrabayrouse es, por lo menos,
especial. Si bien son madre e hija, ellas se reconocen "amigas entrañables" y
"confidentes íntimas". Durante algunas de sus tantas entrevistas, Susana disparó
estos títulos: "A Mecha la quiero más que a nadie en el mundo" o "Mercedes es mi
único cable a tierra".
También dejó impresas en GENTE algunas definiciones: "Yo
tuve dos grandes pilares en mi vida: mi madre y mi hija. Ellas siempre
estuvieron a mi lado, para decirme la verdad, para marcar mis errores y bajarme
a la realidad";
"Fui modelo, actriz, vedette, conductora. Me enamoré y me
desenamoré un millón de veces. Pero desde mis 17 años hasta hoy, mi hija es mi
referente más sólido, mi compañera, mi peor fiscal y mi aliada más grande".
Y
reconoció sus diferencias: "En algunas cosas nos parecemos mucho y en otras
somos totalmente opuestas: a ella le encantan la casa y los hijos, mientras que
yo prefiero el show. Ella es casera, yo soy mundana. Ella me tranquiliza, yo la
divierto"
. Lo cierto es que Mercedes Sarrabayrouse es su única hija y su último
lazo sanguíneo directo. La madre de su dos nietos, Lucía (10) y Manuel (8),
frutos de su matrimonio con Eduardo Celasco.

Somos muy parecidas y muy distintas", suele decir Su de Mecha. ">

"Somos muy parecidas y muy distintas", suele decir Su de Mecha.

El lunes 6, fueron juntas a la peluquería de Miguel Romano. Susana y Mercedes evitaron hablar con la prensa.

El lunes 6, fueron juntas a la peluquería de Miguel Romano. Susana y Mercedes evitaron hablar con la prensa.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig