Un universo de sensaciones – GENTE Online
 

Un universo de sensaciones

Uncategorized
Uncategorized

Mar del Plata es sinónimo de playa. Aquí, la costa se divide
en arenas temáticas: están las elegidas por los deportistas, las
de las familias más tradicionales, las de la farándula, las que
ofrecen dunas eternas para los amantes de los vehículos 4x4, la de los
que se atreven a broncearse sin ninguna marca y también está la
más polémica de todas: la de arenas sólo aptas para gays.
Pero vayamos, grano a grano.

ARENAS HOT. Este 2003, el ya clásico balneario
La Caseta formó sociedad con la poderosa Coca–Cola. Y los resultados
son insuperables. Cada tarde, Daniel el Chino Tapia organiza partidos de fútbol
junto a jugadores ya consagrados en Primera. Acaso por ejemplo, en la canchita
de fútbol cinco mostraron sus habilidades Fede Domínguez y Rolfi
Montenegro, actuales campeones del fútbol argentino. Viernes y sábados,
sobre el deck del parador Coca–Cola, se realizan recitales con grupos cotizados
como Juana la Loca, Turf, Babasónicos y La Portuaria. Además, todos
los viernes los atardeceres son musicalizados por los mejores DJ’s internacionales
como Carlos Alfonsín, Zuker, Cristóbal Paz y Romina Cohn. También,
junto a una extensa rambla de madera que vincula dos grandes terrazas contiguas,
está el restaurante La Bodeguita del Medio, sucursal del que se encuentra
en Cuba y supo frecuentar el genial Hemingway. Por último, Coca–Cola
propone una experiencia única: deslizarse en pareja por un tobogán
gigante dentro de una enorme pelota inflable. Abracadabra–Movicom es el parador
más top de las playas del sur. Sus arenas –plagadas de cuerpos perfectos
y generosos minibiks– recrean una postal de la costa de Punta del Este. Su
parador está rodeado de inmensos médanos y exuberante vegetación,
y es el elegido por las exquisitas chicas de Monteverde Models. Por las noches
se incorpora el Divino Beach, una disco que hace que Abracadabra no cierre, con
un restó de categoría internacional.

MAR Y FIERROS. El público
de Varese –o Playa de los Ingleses– es netamente familiar. Allí,
junto a la escollera sur, el platinado Marquitos Di Palma improvisó este
verano una exhibición de saltos sobre motos de agua. El Mirador Waikiki
reúne a los amantes del ski–surf y las moto–ski. Su puerto de
tablas de windsurf es el más concurrido de la ciudad. A orillas del faro
sur, Alamo es la elegida por los amantes de las 4x4. Sus arenas –las únicas
de esta costa en las que está permitido llegar sobre vehículos–
recrean un parking a orillas del mar. Sus médanos encierran frondosos bosques,
a través de los que se ha desarrollado un circuito natural para correr
en cuatriciclos.

SIN PUDORES. Al sur del faro de Punta Mogotes, Calú
Beach se presenta como “la primera playa gay de Sudamérica”.
Su polémico club de playa –que en un principio se anunció “apto
para mantener relaciones sexuales”, aunque la versión fue luego desmentida–
será prohibido para menores de 18 años. Los espacios de sombra son
cuatro, muy diferentes de las carpas tradicionales: tienen forma de pirámide
y están relacionados con los cuatro elementos fundamentales del universo
(tierra, agua, fuego y aire, por supuesto). Si bien todo está listo para
su inauguración, la apertura de Calú Beach sigue postergada. Es
decir que en la playa gay hoy no vuela una mariposa. Más allá del
Complejo de Chapadmalal, Playa Escondida congrega a los amantes del naturismo.
También a exhibicionistas y voyeurs. Allí, el uso de traje de baño
es opcional. Y el generoso minibik –último grito del fashion para
este verano 2003– parece una antigüedad. Rolando Hanglin es una de las
celebrities que frecuentan sus arenas.

SUPEREXCLUSIVOS. Las costas de Mar del
Plata concentran las playas más populares del país. Aunque también
los balnearios más exclusivos. Para pisar las arenas de La Reserva Golf
& Beach Club Resort (N. de la R.: entre las playas del sur) hay que ser socio
accionista o invitado. Curiosos y paparazzi, abstenerse. El complejo es el único
resort con playas privadas de la costa argentina, cuenta con quince hectáreas
de bosques, putting–green y canchas de tenis y paddle. El secretario de Turismo
y Deportes, Daniel Scioli, y la familia Sabatini son algunas de las celebrities
que desfilaron este verano por sus toldos. Al sur de Punta Mogotes, el balneario
Mar y Pesca repite la misma fórmula de exclusividad.

DIAS DE PLAYA (en la radio). Las radios FM más importantes de Buenos Aires hoy sostienen
su pulseada en la costa argentina. Como todos los años, la Rock’n
Pop montó su Rock’n Pop Beach en Tamarindo, otras de las playas de
Quilmes. Cada tarde, Lalo Mir y Favio Posca transmiten en vivo desde la playa.
Y sobre su escenario desfilarán grandes del rock como Pappo, Los Pericos
y Kapanga. Aquí la bebida oficial es la cerveza Iguana. Este 2003, la Mega
(98.3, puro rock nacional) desembarcó con fuerza sobre la costa marplatense.
Vecino a La Reserva, el Megaparador convoca a las figuras más importantes
del rock nacional. Cada tarde hay un espectáculo único, con artistas
de la talla de Turf, Celeste Carballo, Fito Páez o Ratones Paranoicos.
Aquí, el sponsor oficial es Quilmes. La tercera radio-playa en discordia
es Metrodance –junto a Tamarindo– que todas las tardes cuenta con espectáculos
de DJ’s en vivo. Juan Castro y Ale Lacroix son algunos de sus vip’s.

PARA TODA LA FAMILIA. Playa Grande congrega a surfers y a las más tradicionales
familias argentinas. Lamentablemente, sus playas ampliadas en la gestión
municipal anterior ya fueron parcialmente devoradas por el mar. Sin embargo, bajo
los toldos del Ocean Club, Polo Beach, Golf Club y el Yatch Club Mar del Plata
tienen lugar los torneos de bridge más competitivos de esta costa. Cada
uno de estos balnearios cuenta con los mejores servicios. Y por estas arenas desfilan
beauties de la talla de Ingrid Grudke. Gabriel Corrado es otra de las figuras
que más frecuentan el lugar.

Manantiales Club de Mar está ubicado
a 17 kilómetros de Mar del Plata, entre el Alfar y Chapadmalal. Allí
donde el bosque de pinos es atravesado por el arroyo Lobería y la exclusiva
playa es custodiada por imponentes acantilados. El balneario fue concebido para
que los pasajeros del Complejo Torres de Manantiales disfruten del mar, el bosque
y los deportes al aire libre con el máximo confort. El balneario cuenta
con cabañas en la playa y hostería en el bosque, carpas y sombrillas,
club-house con restaurante y siete hectáreas de bosque. Además,
posee estacionamiento vigilado, playa privada y actividades programadas. También
hay 4 canchas de paddle y canchas de fútbol 5, guardería náutica
y arquería. Su Spa de mar es un centro de salud y belleza integral único
en nuestra costa.

Ya sabe, si está pensando en pasarla bien, Mardel
lo tiene todo. Sólo le resta decidir en qué arena parar.

por Jorge Martínez Carricart y Pablo Procopio
fotos: Christian Beliera,
Matías Campaya y Carlos Alfano


Al igual que en los últimos años, las nuevas tendencias del fashion surgen de las playas del sur. Las más importantes beauties de estas costas se concentran en el parador La Caseta-Coca Cola.

Al igual que en los últimos años, las nuevas tendencias del fashion surgen de las playas del sur. Las más importantes beauties de estas costas se concentran en el parador La Caseta-Coca Cola.

En las playas del sur, La Caseta Coca–Cola concentra a las modelos de la agencia de Facundo Monteverde. Por las tardes, el parador ofrece exhibiciones de fútbol con jugadores de primera línea, shows de las más importantes bandas de rock y atardeceres a pura música.

En las playas del sur, La Caseta Coca–Cola concentra a las modelos de la agencia de Facundo Monteverde. Por las tardes, el parador ofrece exhibiciones de fútbol con jugadores de primera línea, shows de las más importantes bandas de rock y atardeceres a pura música.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig