Un galán que hace historia – GENTE Online
 

Un galán que hace historia

"En la vida me he roto la espalda, una costilla, la nariz, ambas piernas,
un brazo, dos dedos, una muñeca, y me he abierto la cabeza tras caerme de un
tercer piso. Ocurre que no puedo quejarme. Montones de los extras que
compartieron set conmigo, terminaron peor
”, concede en medio de una sonrisa.
Aunque no existe ni pizca de inocencia en la frase del inglés de 28 recién
cumplidos. Sí, cierta señal de orgullo. Lógico, haber tomado la posta que
dejaran Charlton Heston, Peter O’ Toole, Errol Flynn y Kirk Douglas, a la cabeza
de cintas épicas y heroicas, no representa poca cosa para uno de los nuevos
hombres más sexys según media docena de encuestas mundiales. Y Orlando
Jonathan Blanchard Bloom (que viene de ser Legolas en la trilogía de
El señor de los Anillos
, Paris en Troya y Will en La
maldición del Perla Negra,
y ahora encabeza Cruzada, una épica que
promete consolidarlo no sólo en el género, sino además en el Olimpo
cinematográfico: Hollywood), Orlando, decíamos, bien lo sabe.

–Este tipo de papeles, me encantan –arranca Bloom–. Significan una
grandiosa experiencia.

–¿Lo piensa por el mensaje que deja Cruzada, los quilates del director Ridley
Scott o la escena hot con Eva Green (Sibylla) en la que, comentó ella, usted se
puso tan nervioso que “hubiera necesitado tomarse un whisky”?

–Es verdad. Eva aparecía desnuda en un plano demasiado corto, y yo nunca había
rodado escenas de amor. No hay actor que se encuentre cómodo frente a demasiada
gente.

–Asegura que ningún actor se encuentra cómodo desnudo… ¿Se encuentra
cómodo cortándole el pescuezo a alguien, tal cual vemos en varias de sus
producciones?
–Sinceramente, tampoco resulta un sentimiento maravilloso (respira). Sucede
que los enfrentamientos solés entrenarlos durante horas, y si le pedís a la
colega de escena entrenar durante horas, minutos o segundos, la secuencia de
amor, puede llegar a ofenderse.

–Ducho en cuestiones de armas, combates y cía., ¿justifica una guerra?
–Creo que la esperanza de la humanidad es la paz, y depende de nuestra
responsabilidad. Sé que seguirá habiendo fanáticos a favor de la sangre y sé que
de los errores se aprende. El tema pasa por ¿cuántos errores pueden cometerse?

Claro que Orli u OB –nuestro galán de 1,80, ojos y pelo castaños–, aparte de
hacer historia, también tiene, al igual que cualquier mortal, la suya propia:
Hermano de Samantha e hijo de Sonia, vio la luz el 13 de enero de 1977 en
Canterbury, Kent, enterándose a los 13 años de edad de que su padre biológico
era Colin Stone y no Harry Bloom, el novelista y activista político sudafricano
que lo había criado. “Me imaginaba”, admitiría el muchachito que, en
aquellos tiempos, motivado por la madre, comenzó a centrar sus energías en la
actuación, mostrándose en los festivales locales y durante los actos escolares y
después, ingresando al National Youth Theatre y al British American
Drama Academy
de Londres. Pronto logró pequeñas apariciones en televisión y
llegó a la pantalla grande (Wilde, 1997). Sin embargo, decidió ingresar
en la Guildhall School of Music and Drama para continuar la instrucción
profesional. Hasta que The Lord of the Rings llamó a su puerta.

Con El Señor… tuve una cuota de suerte –sabe Orlando–. No
obstante, venía de 60 audiciones.

–¿Qué le inspira el codiciado lugar al que llegó?
–Agradecimiento. Me considero afortunadísimo. No lo conseguí sin superar
desafíos, pero nunca como los de quienes deben llevar un plato de comida cada
noche a su familia.

–¿Y qué planteos lo invaden cuando camina por la calle tomado de la mano
de la fama?
–Trato de racionalizarlo. Siempre van a existir actores nuevos y
‘calientes’, porque siempre van a existir adolescentes que busquen reflejar sus
sueños. No es fácil sentirse cómodo con la fama. Igual, yo intento mantener
cuidada mi privacidad.

–Balian de Ibelin, el herrero francés que interpreta en Cruzada, busca el
perdón e intenta convertirse en un hombre de honor. ¿Usted es un hombre de
honor?

–Es lindo pensar que quizás el espectador puede irse de sala con la impresión de
haber visto a alguien para imitar. Si bien Gandhi no está más entre nosotros,
todavía lo tenemos a Nelson Mandela. Anónima o no, hay mucha gente en el mundo
con tales características. Como mi personaje, yo soy romántico e intento ser un
hombre de honor.

–¿Hablamos de un hombre de honor al que ahora le gustaría filmar de jean y
remera?
–O en traje. ¿A quién no le encantaría convertirse en James Bond?“<i>Como mi personaje, soy romántico e intento ser un hombre de honor. Hay mucha gente en el mundo con tales características</i>”, afirma el actor de 28 años, que lleva doce películas rodadas e interpreta a Balian en la de Ridley Scott.

Como mi personaje, soy romántico e intento ser un hombre de honor. Hay mucha gente en el mundo con tales características”, afirma el actor de 28 años, que lleva doce películas rodadas e interpreta a Balian en la de Ridley Scott.

En <i>Cruzada</i> (<i>Kingdom of Heaven</i>, 2005), la película de <i><br />
Twentieth Century Fox </i>en la que lo acompañan Liam Neeson, Jeremy Irons, Eva<br />
Green, Edward Norton, David Trewlis y Brendan Gleeson. Rodada en Marruecos y<br />
España, le demandó 130

En Cruzada (Kingdom of Heaven, 2005), la película de
Twentieth Century Fox
en la que lo acompañan Liam Neeson, Jeremy Irons, Eva
Green, Edward Norton, David Trewlis y Brendan Gleeson. Rodada en Marruecos y
España, le demandó 130

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig