Un abrazo increíble – GENTE Online
 

Un abrazo increíble

El miércoles 6 pasó como una ráfaga, sí. Pero con altísimo rating. Es más: el miércoles 6, entre las diez de la mañana y las cinco y media de la tarde, la vida de la República Argentina se detuvo en Cerrito al 800. En el hotel Presidente. Todos vieron todo. Movileros frenéticos, custodios enardecidos, trompadas, insultos. El más discreto:
"¡H... de p...!". Siete minutos antes de las cinco de la tarde, Menem. Conferencia de prensa. Discurso invariable:
"No abandono mi patria. No abandono mi tierra. En cadenas, pero en mi patria. No soy culpable de nada. Mi libertad está garantizada. Y mi verdad es la real, la verdadera".

Después, partida, junto a Cecilia Bolocco, en un auto gris que no tardó el lucir las huellas de la intolerancia: huevos (los estrellaron supuestos excombatientes de Malvinas), una abolladura sobre el flanco izquierdo. Lenta salida desde el garaje, proa hacia Libertador al 3800, provisorio departamento de la pareja.

AMANECER DE UN DIA AGITADO. Jueves 7. A dos semanas de un invierno terco en llegar: 12 grados a las seis de la mañana, más de 80 por ciento de humedad. Diez minutos después de esos datos vertidos rutinariamente por las radios, un hombre mira la ancha, desolada, inhóspita y acaso histórica avenida Comodoro Py desde una ventana del cuarto piso. El hombre es Jorge Urso, juez. Y enfrenta, seguramente, el
Día D de su carrera: debe comunicarle a Carlos Saúl Menem, el hombre más poderoso de la Argentina entre 1989 y la asunción de Fernando de la Rúa (y aun después de esa fecha), que está detenido bajo los cargos de
Tráfico ilegal de armas y Asociación ilícita: una acusación inédita a un ex presidente en toda la historia del país. 

Lentamente, la ancha avenida se puebla. Ochocientos adictos vocingleros (riojanos, cordobeses y hasta
barrabravas de Chacarita Juniors), carros hidrantes, Guardia de Infantería, policía montada.

El encuentro Urso-Menem es breve. Menem entrega un escrito. Urso le dice que está detenido. Menem esgrime su última defensa:
"Soy inocente"
Después, rápido descenso por la escalinata, helicóptero, quinta de Gostanián: ha empezado el arresto domiciliario. 

PRIMER DIA DE DETENCION. Ya llegaron las dos valijas que pidió Cecilia Bolocco
("Sólo lo necesario, y ningún vestido de fiesta", fue su orden). |También un camión con alfombras. También un tentempié: pizza y masas. Dato de testigos: Menem le dijo a Cecilia
"Andate a Chile por unos días". Respuesta: "No me muevo de tu lado hasta el
final"
. El gesto recibió inmediato agradecimiento: un ramo de flores. 

Primera noche. Presentes: Guido Di Tella, Carlos Corach, Eduardo Bauzá, Eduardo Menem. Menú: pizza, empanadas, sopa, vino, gaseosas. Después, Menem se concentró en la pantalla de tevé: Cruz Azul de México versus Rosario Central, y Palmeiras versus Boca. Fin de la primera noche: Menem encendió un habano, se dejó envolver lentamente por el humo denso y azulado, y Cecilia se arrodilló y puso la cabeza sobre las rodillas de su marido.

por Alfredo Serra, con Alejandro Sangenis (asangenis@atlantida.com.ar)
y Cora Debarbieri
fotos: Alejandro Carra, Julio Ruiz, Fernando Arias, Diego Soldini, Leandro
Montini, Pablo Lázaro y Diego García

El fiscal Carlos Stornelli -el hombre clave en la detención del ex presidente-, sonriente, abraza como un menemista más al que un ano después sería su víctima judicial. Esta foto, difícil de explicar, fue tomada el primero de junio del ano pasado -cuando la causa ya tenía cinco anos y seguramente estaba muy avanzada-.

El fiscal Carlos Stornelli -el hombre clave en la detención del ex presidente-, sonriente, abraza como un menemista más al que un ano después sería su víctima judicial. Esta foto, difícil de explicar, fue tomada el primero de junio del ano pasado -cuando la causa ya tenía cinco anos y seguramente estaba muy avanzada-.

Jueves 7, doce y media del mediodía. El juez Urso ya pronunció su dictamen: "Es una gran injusticia" . Cinco minutos después, junto a Cecilia Bolocco y rodeado de custodios, baja por la escalinata de los tribunales de Comodoro Py.">

Jueves 7, doce y media del mediodía. El juez Urso ya pronunció su dictamen: "Le comunico que queda detenido". Carlos Menem ya le respondió: "Es una gran injusticia" . Cinco minutos después, junto a Cecilia Bolocco y rodeado de custodios, baja por la escalinata de los tribunales de Comodoro Py.

Sábado 9. Menem sale por primera vez del casco de la quinta en la que cumple arresto domiciliario. A la sombra de un árbol, muy concentrado, lee una biografía de Napoleón Bonaparte.

Sábado 9. Menem sale por primera vez del casco de la quinta en la que cumple arresto domiciliario. A la sombra de un árbol, muy concentrado, lee una biografía de Napoleón Bonaparte.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig