«Tuvimos suerte. Podría haber sido mucho peor» – GENTE Online
 

"Tuvimos suerte. Podría haber sido mucho peor"

Tarde del último sábado. Avenida Juana Manso al 1100. Ultimo día de
filmación, para la última escena de Peligrosa Obsesión, dirigida por el
debutante Raúl Rodríguez Pella, el thriller que irrumpirá en las salas a
mediados de septiembre. Al frente, Pablo Echarri y Mariano Martínez, socios para
el peligro en un fiero cocktail de besos y balas al calor de Río de Janeiro.
¿Suena tremendo, no? Damas, pónganse a gritar. Pero esperen, que aquí viene el
peligro. Ultima escena, decíamos. Echarri y Martínez, sobre una moto BMW, modelo
R1150 GC-con bestiales 1250 centímetros cúbicos de cilindrada, nada menos-,
acoplada a un camera car -algo así como un vehículo que arrastra a la moto y
transporta la cámara-. Persecución policial es el asunto, con dos patrulleros
llameando detrás. Primer plano a nuestros héroes. Entonces, una correa se corta,
y... ¡pum! Echarri y Martínez, derechito al suelo.

¿Qué pasó? ¿Tragedia? ¿Nuestro país se queda sin galanes? Para nada. Señoritas,
ahórrense el llanto. Pero que rodaron, rodaron duro. Fue una fisura en la muñeca
para Echarri -lo que ameritó un pequeño yeso-, y una buena quemadura en la
espalda para Martínez -fricción mediante con el asfalto-. Entonces, viaje en
ambulancia al Hospital Fernández.

"Fue un momento horrible, no sólo para ellos sino para todos los que estábamos
allá. Cuando te golpeás, puede pasar de todo. Nos asustamos mucho. Ahora, por
suerte, te puedo hablar con la mayor tranquilidad. La película ya está
terminada. En vez de broche de oro, tuvimos broche de acción.
" Lo dice Carlos Mentasti, productor de Peligrosa Obsesión, con la tormenta ya pasada.

Tormenta, decíamos. Y visto desde afuera, lo fue, para Antonio Echarri, papá de
Pablo. "Me enteré por la radio", dijo. Y entró al Fernández, con la cara blanca.
Se le notaba el espanto. Una hora después, salía sonriendo: "Está todo bien.
Bueno, ¡se caen los giles! Estaba asustadísimo, pero por suerte, no pasó nada."

Y para Nancy Duplaa, con Morena, su beba de un año en brazos, fue todo risas
también: "Pablo está bárbaro, recuperándose. Ese mediodía, había almorzado con
él y Morena en Puerto Madero, y me fui antes de que empezara a filmar. Y
entonces, pasó lo que pasó. Bueno, ahora que está en convalecencia, ¡ tengo tres
hijos que cuidar!"
.

por Federico Fahsbender
fotos: gentileza diario Crónica, Silvana Di Nubila, Alejandro Carra, Julio Ruiz, Diego Soldini, Martín Fernández y Javier Moreno

Al romperse una de las correas de sujeción, ocurrió el accidente. Echarri, fue asistido segundos después de su caída.

Al romperse una de las correas de sujeción, ocurrió el accidente. Echarri, fue asistido segundos después de su caída.

Echarri y Martínez, en la escena anterior a la del accidente.

Echarri y Martínez, en la escena anterior a la del accidente.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig