Trepados al éxito – GENTE Online
 

Trepados al éxito

Uncategorized
Uncategorized

Faltan 37 minutos y 22 segundos para el nacimiento del hijo varón de Popstars/Tu show y la calle Corrientes al
800 parece un pandemónium vestido con diversos tonos surrealistas. Hay taxis que se detienen. Hay autos que no pueden avanzar. Hay damas que no se detienen. Hay filas que dejan de avanzar. Hay promotoras de una radio y promotores de una gaseosa. Hay vendedores de vinchas, de carteras, de remeras, de pañuelos, de pósters, de cinturones, ¿de corpiños estampados? con el nombre del bebé por parir. Hay corridas sin sentido e histeria sin pausa. Hay participantes que naufragaron antes de completar los 17 capítulos y hoy cuelgan su antiguo cartel de inscripción. Hay serpentina que vuela. Hay baile en el asfalto. Hay ambiente a clásico Boca-River pero sin hinchas de Boca y River ni estadio. O sí. Hay un estadio: el

Teatro Gran Rex. Y en medio de su hall, el redactor que, de manera infructuosa, braceando contra la correntada, intenta abrirse, desprenderse del twister humano. El mismo redactor que instantes luego, ya sentado casi de prepo por la barra brava en el asiento 53 de la fila 28, comprende cuán complicado resulta explicar un fenómeno cualquiera, y empieza a buscar socios en la rueda mágica del recital-debut para explicar el fenómeno
Mambrú.


Mambrú visto por los fans (primera vuelta):
"Basta de charla. Dejame que sale Tripa". Natasha no pasa los 11 años ni el metro y medio y mira al escenario como si allí estuviera por aparecer quien le regalará el billete ganador de la lotería. Sobre la bandeja baja, ocho cartones en manos adolescentes forman la palabra GERONIMO. Una sábana pintada a puro marcador promete: "Manu, si llego a agarrarte, te dejo el pelo lacio como Carlitos Balá". Luciano, oficinista de 20, encoge los hombros avergonzado y comenta que trajo a su pareja -Marcela- porque la
"flashea el talento de Milton. Paciencia", acepta afligido. "¿Podés creerlo? Mi mujer
(Marilú) y yo dedicando autógrafos. Bochorno", no deja de sorprenderse Claudio, el padre de Pablo, requerido a la hora de firmar como si fuera su hijo. Cuenta regresiva en una pantalla gigante. 21:14 y las 3.262 almas que acompañan: "¡Diez!"… "¡Siete!"... "¡Cuatro!"… "¡¡Unoooooo!!". Llamas furiosas e inicio voraz.


Mambrú visto por la novia de (primera vuelta):
Una morocha sentada al lado de GENTE, de repente apunta su índice hacia cierta silueta a trasluz y grita "¡Ahí, el de la derecha! Mi bello genio"( ¿¿??).

Mambrú visto por Vicentico (primera vuelta):
"No". Después de arribar puntual con su hijo y negarse a ser fotografiado, Gabriel Fernández Capello, el ex líder de los Fabulosos Cadillacs olfatea serio, mano en mentón, el arranque.

Mambrú visto por el periodista (primera vuelta):
Demasiado pronto. Dejemos correr la noche.


Mambrú visto por los fans (segunda vuelta):
"Olé olé olé", etcétera. Durante 3 minutos, el video presentación desanda los pasos de sus integrantes en el programa de Telefé. Pronto suena Me quema. Surge el grupo entre las sombras y un infierno de aplausos y barullo. Guillermina, de 7, desafía la maraña de custodios y les revolea el gastado oso de peluche que dormía en su cama. La sala huele a perfumes femeninos de distintas marcas. Tiempo de Una vez más y Tu amor. Carla, 28, labios rojos, contorno de ojos celestes, rostro maquillado, enloquece: "¿Viste que si los indios se pintan es porque quieren guerra? Bueno, yo quiero guerra, y me iría a la guerra con el que fuera de los Mambrú". Siguen Voy y los brincos al son de Saltá y nadie descansa.

Exactamente 3.262 espectadores el viernes. Casi 10 mil sumándole las funciones del sábado y el domingo. El grupo de cuna televisiva comenzó a rodar fuerte en el Gran Rex porteño. Desde la izquierda: Pablo Silberberg, Germán Tripel, Milton Amadeo, Gerónimo Rauch y Emanuel Ntaka. Es decir, Mambrú.

Exactamente 3.262 espectadores el viernes. Casi 10 mil sumándole las funciones del sábado y el domingo. El grupo de cuna televisiva comenzó a rodar fuerte en el Gran Rex porteño. Desde la izquierda: Pablo Silberberg, Germán Tripel, Milton Amadeo, Gerónimo Rauch y Emanuel Ntaka. Es decir, Mambrú.

De los cuatro mil chicos que se presentaron quedaron cinco. La elección duró casi seis meses. En el teatro demostraron por qué los eligieron.

De los cuatro mil chicos que se presentaron quedaron cinco. La elección duró casi seis meses. En el teatro demostraron por qué los eligieron.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig