«Todavía no siento ganas de ser mamá» – GENTE Online
 

"Todavía no siento ganas de ser mamá"

Uncategorized
Uncategorized

¿Recuerdan la historia? Tenía doce años cuando se presentó en un casting que
pedía niños actores. De ahí en más comenzaron los comerciales, las telenovelas,
en fin, toda una vida entre cámaras, escenarios, estudios de grabación,
presentaciones y producciones discográficas. Hoy, Natalia Oreiro disfruta a full
de sus vacaciones. Por eso ni se preocupa por salir a la calle maquillada. Se la
puede ver cero producida pero, eso sí, fiel a su estilo, con nuevo look
personal. "¿Viste cómo es? Natalia necesita renovarse a cada rato; a los 26, ya
probó todos los looks y creo que va a seguir… A ella le gusta ser muy personal;
le encanta eso de imponer estilos. Y a veces ella se diseña su propia ropa
",
dice uno de sus íntimos amigos.

Después de haber experimentado todos los colores en su cabello, en 2002 se rapó
para Cleopatra. En sus comienzos, el castaño; como Kachorra, la vimos pelirroja;
negro azabache cuando lanzó su disco Tu veneno; regresó al castaño de siempre,
hasta que con El Deseo, hace unos meses, la conocimos como rubia platinada…
Antes de terminar de grabar la novela ya se había cansado de decolorarse el
pelo. Además, su cabello se estaba debilitando demasiado. Tanto, que su
estilista Sergio Lamenza le sugirió que no se lo tiñera más. Empezó a usar
vinchas, gorras y pañuelos. Antes de encarar el nuevo look, hubo vacaciones
secretas junto a su amor, Ricardo Mollo. De regreso a Buenos Aires, hace diez
días, volvió a visitar la peluquería de su amigo Sergio Lamenza con un pedido
meditado: color negro azabache y corte con flequillito rollinga. "Tranquila,
relajada y transgresora… Ella siempre sorprende
", dice uno de sus amigos.

Ahora, en su tiempo libre, se dedica de lleno a su rol de madrina. El viernes al
mediodía fue con Mollo hasta la casa de cotillón Tuti fruti -en Costa Rica al
4600- y compró una princesita, un corazón y una bandeja para colocar la torta
que le preparó a su ahijada, la hija de sus amigos Valeria Lorca -con quien
actuó en varias novelas- y Oscar Ferrigno. Y mientras tanto, ¿qué? "Disfruto del
tiempo libre. Aprovecho para hacer todas esas cosas que, si estoy grabando en la
tele, no puedo hacer. Cocino tortas, lasagnas, juego con Tantra
(su perro
labrador), duermo hasta cualquier hora, voy a ver a mi ahijada, leo proyectos
para hacer televisión… Hasta me llegó una propuesta para hacer una novela en
Rusia. Pero la verdad, me encantaría hacer cine. Y en cuanto Ricardo pueda, la
idea es borrarnos a Córdoba, Uruguay, Brasil, algún lugarcito perdido donde
podamos descansar en paz"
, le decía a una amiga.

Oreiro y el líder de Divididos están de vacaciones, pero en Baires. El viernes se los vio en una casa de cotillón de Palermo. Compraron una princesita, un corazón y una bandeja para la torta que la actriz le preparó a su ahijada.

Oreiro y el líder de Divididos están de vacaciones, pero en Baires. El viernes se los vio en una casa de cotillón de Palermo. Compraron una princesita, un corazón y una bandeja para la torta que la actriz le preparó a su ahijada.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig