«Todavía no entendemos el por qué de tanto éxito» – GENTE Online
 

"Todavía no entendemos el por qué de tanto éxito"

Uncategorized
Uncategorized

"Aserejé ja de jé de jebe tu de jebere seibunouva majabi an de bugui an de buididipi…".

Aunque parezca un trabalenguas, se trata simplemente del pegadizo estribillo del hit del momento: Aserejé, el tema de Las Ketchup que ya suena en todo el globo. Un verdadero fenómeno, similar a lo que sucedió en 1996 con
Macarena, cuando el paso y el ritmo de la canción de Los Del Río hicieron bailar al mundo (incluido el mismísimo Bill Clinton, que demostró sus dotes de bailarín en los salones de la Casa Blanca). 

Hoy, Aserejé promete tanto y más. Ya suena en todas las radios porteñas y es número uno absoluto en España, donde Las Ketchup vendieron 150.000 copias de su disco debut. La historia detrás de esta canción (cuando la escuche, no se la podrá sacar de la cabeza) tiene mucho que ver con la música española, el tomate y sus derivados…

Lucía (20), Lola (21) y Pilar (23) Muñoz son Las Ketchup, tres simpáticas y seductoras españolas de inconfundible acento andaluz. Su hit Aserejé tiene paso propio, algo así como un rápido movimiento de brazos, manos y caderas -no hace falta demasiada coordinación, sólo mirar atento un par de veces el videoclip y subirse a "la ola aserejé"- que pronto se convirtió en el furor del verano en las playas europeas.

Hasta hace unos meses, las hermanitas Muñoz eran perfectas desconocidas. Ajena al mundo del showbizz, Lola estudiaba Relaciones Laborales. Pilar daba sus primeros pasos como actriz en Madrid, mientras Lucía comenzaba una incipiente carrera como cantante. "Siempre fantaseamos con esto de juntarnos y ser Las Ketchup. Y se dio en forma natural, porque no fue trazado ni planeado", repite Pilar en cada entrevista. Lindas -de exquisita sangre gitana-, son hijas del prestigioso guitarrista Tomate, uno de los más destacados representantes del flamenco más tradicional. Su destino estaba entonces marcado a fuego y era el de la música. Inevitable. "Nos llamamos Las Ketchup porque no nos íbamos a llamar Las Tomatas -cuenta muerta de risa Lucía, la más chica-. Y al disco le pusimos Las Hijas del Tomate porque queríamos reivindicar nuestra identidad".

Ni ellas imaginaron el éxito que iba a generar el estribillo de esta canción, que no es más que una versión -en indescifrable idioma ketchup, como dicen las Muñoz- de un rap que sonó en los Estados Unidos en 1979 interpretado por Sugar Hill Gang. Ya en la cima, las chicas se dicen conscientes del momento que viven. "Sabemos que todo lo que sube debe bajar, pero lo importante es que ahora estamos arriba", aseguran, desenfadadas.

 Las Hijas del Tomate -su disco debut- ya vendió 150 mil copias en España. Desenfadadas, las Muñoz impusieron su estilo en Europa y toda América.

Las Hijas del Tomate -su disco debut- ya vendió 150 mil copias en España. Desenfadadas, las Muñoz impusieron su estilo en Europa y toda América.

Lola, Lucía y Pilar son las hijas de Tomate, un prestigioso guitarrista de música flamenca nacido en Córdoba, España. La canción ya es un hit internacional y el pasito que muestran  en el video lo copian  en todas las discos.

Lola, Lucía y Pilar son las hijas de Tomate, un prestigioso guitarrista de música flamenca nacido en Córdoba, España. La canción ya es un hit internacional y el pasito que muestran en el video lo copian en todas las discos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig