«Todas morimos por un príncipe azul» – GENTE Online
 

"Todas morimos por un príncipe azul"

Florencia es la hija que toda madre quiere tener. Dulce, educada, trabajadora
y, como si fuera poco, exitosa en lo que hace. La semana pasada se ganó su
segundo Martín Fierro como Mejor Actriz Protagonista de Comedia por aquella
criatura ingenua e impune que se llamaba Valeria Marchesi en Son Amores. Ella,
humilde, confiesa: "Me pareció mucho recibir otro Martín Fierro por el mismo
rubro. Tengo toda la vida para hacer laburos que merezcan premios. No pensé que
me lo iban a dar y estoy feliz. Fue tan sorpresivo que me olvidé de agradecer a
APTRA. ¿Podés mandarles el mensaje?".

Este año protagoniza la comedia Floricienta en Telefe bajo las órdenes de Cris
Morena y se prepara para debutar en el teatro Gran Rex con la misma comedia, el
3 de julio.

-¿Leíste La Cenicienta cuando eras chica?
-Me la leían y me encantaba. Me parecía tan corto ese tiempo de felicidad,
alucinaba que le ponían algo en el camino y no llegaba. Era muy adrenalínico.

-¿Te sentís una Cenicienta de este siglo?
-En la vida, no. Y en la tele no me comparo, aunque el personaje tiene
similitudes por las formas en las que se viste y se comporta.

-Tu vida se parece bastante a un cuento, a los 21 ya ganaste dos Martín Fierro y
te pasás el día haciendo ficción.
-Me gusta, es mi trabajo. Son doce horas contando un cuento que me gusta contar.

-¿Sabés cómo es la vida de los chicos de tu edad?
-Sí, las sé mis amigas. Ninguna de mis compañeras del secundario trabaja en
esto. Tienen otros tiempos.

-¿Tienen los mismos temas de conversación?
-Antes eran los permisos para salir y todas esas cosas.

-Me imagino que hace rato que ya no le piden permiso a mamá. ¿Con qué
problemática están ahora?
-Con el tema de si te dejan dormir en la casa de tu novio.

-¿A vos te dejan?
-A mamá no era lo que más le gustaba, pero ahora que conoce bien a Guido (Kaczka,
su novio) no hay problemas. Hace cinco años que somos novios. Me encantaría
casarme con él.

-¿No le tenés miedo a la rutina?
-No, nos divertimos muchísimo. La gente que nos ve dice que parecemos novios
desde hace dos meses. Todos los días descubrimos cosas de nosotros, la pasamos
muy bien y no imagino que esto pueda cambiar, cinco años son muchos.

-¿Cocinás?
-Sí, hago unas tostadas con champignones, cebolla de verdeo y crema de leche
como primer plato, que son riquísimas. Guido se pone nervioso porque dice que la
crema es lo menos, poco sana, y yo le pongo crema a todo desde la entrada al
postre y él come muy liviano, sin sal, sin grasa.

-¿Hay competencia profesional entre ustedes?
-No. Nos conocimos en Verano del 98, era mi pareja en la tira y me enseñó
muchísimo. Somos muy generosos el uno con el otro. Me hace feliz que a él le
vaya bien. Al toque nos gustamos, empezamos a salir poco a poco y terminamos
juntos.

-Son muy bajo perfil, se muestran poco en pareja…
-Somos tranquilos, vamos a trabajar, actuamos y después nos corremos de ese
lugar. No nos exponemos. Creo que por eso duramos en pareja.

-¿Creés que las chicas de esta época siguen teniendo la actitud romántica de
Floricienta?
-Sí, a morir. Todas quieren al príncipe azul, un chico bueno con un costado
masculino muy fuerte y que no le cueste mostrarse vulnerable. A mí me gusta
Guido y no sé en qué estereotipo ubicarlo.

-¿El es el único novio que tuviste?
-Sí. Es la primera vez que me enamoré.

-¿A las chicas que conocés también le gustan los hombres con esas
características?
-Mis amigas, mis primas y otras mujeres se la pasan buscando un galán muy
caballero. El pibe canchero que se hace el loco, te gusta un rato pero no
demasiado largo.

-Sin embargo, los cancheros tienen éxito.
-Sí, pero con ellos es muy difícil construir una pareja, están todo el día
pensando en sí mismos.

-Los hombres de hoy son muy narcisistas.
-Con mis amigas nos reímos mucho de lo producidos que andan. Nosotras nos
levantamos, nos lavamos los dientes y salimos, y ellos se ponen un gorro de lana
del que le aparecen tres pelos y te das cuenta que estuvieron dos horas
arreglando los tres pelos y atándose mal el pañuelo. No me atraen los hombres
que están todo el día mirándose al espejo.

-¿Te preocupa estar fashion?
- No, si algo me gusta, me pega y es canchero, genial. No quiero salir
disfrazada sólo por el hecho de estar a la moda.

-Estás muy protegida en la vida. Novio formal, mamá orgullosa, las mismas amigas
de siempre, dos Martín Fierro. ¿Qué más pedís?
-Casarme y tener hijos, construir con los que quiero. Y estar realizada siempre.

por Teresa Ferrari
fotos: Maximiliano Vernazza

Producción: Sergio Bárbaro. Peinó: Sargis para Roberto Giordano, maquilló Poli Martínez para Make Up Studio. Agradecemos a: Wanama y John Foos. Vestuario: Susana Pérez Amigo.

Florencia trabaja a mil para estrenar Floricienta en teatro. La foto fue sacada pocas horas después de ganar su segundo Martín Fierro en dos años. Se nota.

Florencia trabaja a mil para estrenar Floricienta en teatro. La foto fue sacada pocas horas después de ganar su segundo Martín Fierro en dos años. Se nota.

Guido y yo somos tranquilos, vamos a trabajar, actuamos y después nos corremos de ese lugar. No nos exponemos. Creo que por eso duramos en pareja"">

"Guido y yo somos tranquilos, vamos a trabajar, actuamos y después nos corremos de ese lugar. No nos exponemos. Creo que por eso duramos en pareja"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig