The Rasmus – GENTE Online
 

The Rasmus

The Rasmus es una banda proveniente de Finlandia que pegó un súper hit llamado In the Shadows. Muchas de las personas a quienes les conté que iba a entrevistar al cantante de este grupo, no asociaban esa canción con la agrupación, lo que me obligaba a tararear el tema para recibir la siguiente exclamación: “¡Ahhh, sí! The Rasmus, ya sé quienes son”.

Previa investigación sobre Lauri Ylönen, voz principal y compositor, encontré que al frontman ya le había chocado un poco la sangre caliente de algunos países. Más precisamente, se había sorprendido con la efusividad de los fans españoles, que, se ve, intentaron saludarlo con un beso. Prevenido de esto, llegué a la entrevista, que debía durar 10 minutos, con mi latinidad al nivel mínimo y dispuesto a saludarlo con un apretón -no muy fuerte- de manos.

Allí estaba Lori, con un pañuelo blanco en forma de bandana, ojos claros enormes y leve actitud neo dark. Esperaba en una especie de hall en el Hotel NH, ubicado frente al Colegio Nacional de Buenos Aires y, para mi sorpresa, y sabiendo que era el último periodista que tenía que enfrentar en su tanda de prensa, se mostró entusiasta y buena onda. Así hablamos previo a su show del 29 de abril en el Luna:

–Muchos fans de la Argentina conocieron The Rasmus por el single In the Shadows. ¿Cuál es el sonido de la banda hoy, comparándola con el de aquel hit?
Black Roses, el nuevo álbum, está dividido en dos, con un sonido electro-rock por un lado, con temas como Living in the World Without You y Justify, y otro más rockero, con ejemplos como The Fight y Lost and Lonely. Estos últimos fueron experimentos que queríamos hacer, con sintetizadores, buscando un sonido más cercano a Depeche Mode. Algo más estático, tratando de generar esa sensación hipnótica, como la parte de rap del primer single del álbum (se pone a rapear).

–Tienen mucha experiencia grabando álbumes, pero esta vez su productor fue Desmond Child, un groso que trabajó con Aerosmith, Bon Jovi, etcétera. ¿Qué cosas aprendieron con él, qué fue diferente esta vez?
–Aprendí a sentirme más confiado con respecto a que en el futuro podemos hacer un álbum sin productores. Tal vez sea el próximo. Tuvimos muchísimos consejos de su parte, nos habló sobre nuestras formas de ser. Fue muy interesante escucharlo porque tenía súper analizada a la banda , incluso antes de conocernos. Me dijo que yo era una especie de anti héroe, como un Peter Pan sentado en la copa de un árbol que observaba al resto de la gente. Y estoy de acuerdo con él. Musicalmente nos señaló cuáles eran los puntos fuertes de nuestras composiciones y melodías y enfatizó eso, incluso lo llamó el “sonido escandinavo”. Fue muy copado laburar con esta megaestrella de la música.

¿Cómo será el show en el Luna Park?
–Vamos a tocar muchos temas de todos los discos. Al menos una canción de cada álbum. Haremos como cover el tema principal de la película Ghostbusters (se pone a cantarlo), lo cual está copado porque todo el mundo conoce esa peli, y va a ser una linda sorpresa. También subiremos a alguien de la audiencia para que cante una canción y tocaremos algún tema en lengua finesa. Vamos a desplegar una buena energía positiva porque aprendimos a relajarnos en los recitales. Unos años atrás estábamos más concentrados en rockearla. Pero ahora vemos los carteles que ponen los fans pidiendo canciones y los interpretamos. O los hacemos votar por qué canción quieren.

–Vienen de un país del primer mundo y con una excelente reputación en cuanto a estándares de vida. ¿Qué diferencias notaste al llegar a uno que está considerado como del tercer mundo?
–Acá hay una brecha más grande entre pobres y ricos. Vi manifestaciones casi todas las veces que vine al país, pero también conocí gente que te decía: “¡Mañana los vamos a ver!”, o que se paraba en los hoteles en los que nos alojamos, con mucha efusividad. Me resultó muy interesante esa especie de sentimiento de rebelión. Personas que tienen muchas cosas que decir y que buscan las mejores formas de hacerlo.

–¿Cómo se vive el rock en Finlandia?
–La escena musical es muy linda. Hay bandas naciendo todo el tiempo. Somos un país pequeño, de 5 millones de habitantes, y a veces me pregunto de donde viene tanta música. También el sistema escolar lo promueve: en todas las instituciones hay un salón con instrumentos para que toques desde que sos chico. Tal vez por eso muchos elijan la música sobre los deportes.

–Un banda finesa no es muy común en la Argentina. No es raro, pero no común. ¿Cómo recibiría el público de tu país a una banda argentina, que cante en castellano?
–Sería bien recibida, podría funcionar, pero hay una buena conexión más que nada con lo que proviene del tango. Incluso las bandas de rock de acá usan mucho ese tipo de compás (y machaca un improvisado 2 por 4). The Rasmus usa inclusive algunos guiños de ese género. Las escalas de las melodías son muy similares también, así que creo que podría funcionar.

SHOW: miércoles 29 de abril a las 21 en el estadio Luna Park, Bouchard 465, Capital Federal. Previamente: A las 19, Jordan y a las 20, Blood Parade.

Entradas a la venta a través de Ticket Portal llamando al 5353-0606, en www.ticketportal.com.ar y en el Luna Park.

Precios:
Super Pullman $ 180.-
Pullman $ 150.-
Pullman lateral $ 120.-
Campo $ 85.-
Platea Cabecera s/num. $ 60.-

Más información: Página oficial de The Rasmus.

Es el séptimo álbum de estudio de The Rasmus, y fue producido por Desmond Child, súper productor norteamericano que trabajó con Aerosmith, Bon Jovi y hasta con Ricky Martin.

Es el séptimo álbum de estudio de The Rasmus, y fue producido por Desmond Child, súper productor norteamericano que trabajó con Aerosmith, Bon Jovi y hasta con Ricky Martin.

Lauri, ahora platinado, tiene 29 años y es el compositor más importante de la banda, además de ponerle la voz a éxitos como <i>Sail away</i>.

Lauri, ahora platinado, tiene 29 años y es el compositor más importante de la banda, además de ponerle la voz a éxitos como Sail away.

Si bien su sonido está ligado a bandas góticas y oscuras como Evanescence, -incluso se los incluye dentro del movimiento emo-, la mayoriá de las letras hablan de la esperanza y los mensajes positivos, al menos así lo reconoce Ylönen.

Si bien su sonido está ligado a bandas góticas y oscuras como Evanescence, -incluso se los incluye dentro del movimiento emo-, la mayoriá de las letras hablan de la esperanza y los mensajes positivos, al menos así lo reconoce Ylönen.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig