Ahora comprendo por qué, apenas nos separamos, me amenazó: 'Voy a vengarme pegándote donde más te duele'", entiende Andrea, después de presentar la denuncia en el Juzgado 23." /> «Tenía que parar esto antes de que terminara en tragedia» – GENTE Online
 

"Tenía que parar esto antes de que terminara en tragedia"

-No quiero ir! ¡No quiero ir! -le dijo Anna (3) a su padre.
-¡Soltala! -le
gritó Ricardo Biasotti (45) a Andrea Del Boca (38)-. ¡Si no la soltás, nunca va
a venir conmigo!

-¡Si yo no la agarro…! ¡Mirá! -Andrea se arrodilló y abrió los brazos en cruz,
mientras su hija continuaba prendida a su cuello, sin soltarla. Pronto, se puso
de pie, levantando automáticamente a Anna.

Furioso, Biasotti avanzó un paso y las zamarreó contra la puerta de vidrio en el
hall del edificio de los Del Boca. Madre e hija rebotaron contra la misma, y
cayeron. Andrea se golpeó la cintura con el herraje de bronce que sirve de
picaporte, lo que le provocó un par de moretones que ahora esconde bajo sus
ropas; gracias a los rápidos reflejos de su mamá, Anna se salvó de golpear su
carita contra el blindex.. Hubo un silencio de varios segundos, sólo
interrumpido por el llanto de la pequeña:

-¡Enloqueciste! -le gritó la actriz y, socorrida por su propia madre, entró en
la recepción.
Entonces, Biasotti abrió la puerta de su auto, lo arrancó, puso primera y
aceleró.

"Nunca imaginé verme en una situación así. Se te junta el miedo, el dolor, se te
junta todo
", cuenta Del Boca, e informa que no era, la del martes 23 de marzo,
la primera oportunidad en que Anna Chiara se negaba a salir con su padre. "Había
sucedido algo similar el fin de semana anterior, cuando él vino a buscarla"
,
recuerda. La pequeña le pidió a Andrea, mientras la bañaba: "No quiero ir con
papá
". "Bajemos, yo te acompaño y vos le explicás por qué no", fue la respuesta.
"Bueno, cargame a apa (a upa)", le rogó. Minutos más tarde, sobre la vereda de
la calle Virrey Loreto al 1700, Biasotti, enojado ante la negativa, le dio dos
empujones tratando de subirla al coche. Sin embargo, la nena desandó sus pasos y
corrió a los brazos maternales. El, furioso, partió sin siquiera darle un beso.
Ese día, Anna se encerró en su cuarto, sobresaltándose cada vez que sonaba el
timbre y negándose a que los abuelos, Ana María y Nicolás, intentaran distraerla
llevándosela de paseo. También asustó a la madre al confiarle: "No quiero ir con
papá porque me grita y me pega chirlos".

Sucedido el empujón derivado en caída, Andrea Del Boca no consumó ninguna
denuncia policial. "No lo hice por amor y por vergüenza. Amor, porque Anna tiene
un padre y me preocupa cómo pueda repercutirle lo que acaba de ocurrir.
Vergüenza, porque resulta ingrato sacar a la luz semejante cosa. Y no. Error:
hay un límite. Los últimos días reflexioné, y comprendí que con la salud de mi
hija no se negocia. Me cansé y derivé el tema al Juzgado 23. Basta de
preguntarme por qué su padre hace aquello o por qué hace lo otro".

Más información en GENTE de esta semana.

Los protagonistas -Andrea, Biasotti y Anna- y una discordia que nació a fines del 2000, tras la separación de la artista y el  empresario. Hoy pienso, ¿qué hubiese pasado si, cuando quedé embarazada, tan enamorada que estaba, me hubiera casado con él? Pareciera que nadie perdona a las madres solteras", arriesga Del Boca.">

Los protagonistas -Andrea, Biasotti y Anna- y una discordia que nació a fines del 2000, tras la separación de la artista y el empresario. "Hoy pienso, ¿qué hubiese pasado si, cuando quedé embarazada, tan enamorada que estaba, me hubiera casado con él? Pareciera que nadie perdona a las madres solteras", arriesga Del Boca.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig