«Tengo algo de antiheroína» – GENTE Online
 

"Tengo algo de antiheroína"

"Sí, también un poco torpe. Y un poco antiheroína". Florencia Bertotti dice
"también" porque ahora está hablando de ella. No de Valeria Marquesi, sino de
ella misma. Y se parecen. La pregunta, en todo caso, es: ¿podrían no parecerse?
No, muy probablemente.
"Me tropiezo, meto la pata, soy medio colgada, no sé guardar un secreto… Claro
que mi personaje es una caricatura exagerada por la comedia, pero sí, yo también
soy un poco… bueno, vos sabés"
.

-La torpeza, para llamarla de alguna manera, también puede ser muy seductora.
-Sí, absolutamente. Me siento cómoda seduciendo desde lo simple, desde lo
gracioso, casi desde lo torpe. Jamás podría utilizar una pose fatal ni seducir a
nadie desde arriba de unos tacos. No me sale y no sería yo.

Tiene 20 años y ya pasaron ocho desde que, en un comercial de mermeladas, decía:
"Mmmm… ¿Me das una tostada?". El primer trabajo siempre se aloja en un lugar
inequívoco de la memoria. "Era horrible, un monumento a la exageración. Por
suerte sólo salió dos o tres veces al aire. Igual, en ese momento, yo me sentía
una señora actriz. Imaginate, tenía 12 años, estaba filmando, era la gloria
".

-¿Cómo te pegó el éxito de Son amores?
-Yo no tengo mucha conciencia de todo ese boom que hay con el programa. La gente
me dice: "¡Uh! ¡Qué fenómeno!". Pero yo no lo vivo así. No siento el aluvión ni
la cosa de la masividad. Yo voy, hago mi trabajo lo mejor que puedo y después
vuelvo a mi casa.

-¿A dónde sentís que estás yendo con tu trabajo?
-Uno nunca sabe bien a dónde va, es algo consecutivo… ¿Consecutivo, es? No, eh…
consecuente… No, no, consecutivo. Eso.

-De verdad, te parecés a Valeria…
-Tiene muchas cosas mías. Ella, como yo, no puede hablar si no mueve las manos.
El día que me corten las manos, me quedo muda. Pero lo del cuelgue, no sé, eso
es algo que alguien decidió que era bueno para el personaje. Aunque guarda, yo
trabajo, ¿eh?, no hago de mí misma.

-¿La cuerda cómica es tu cuerda?
-Es la primera vez que hago comedia. Es más, siempre pensé que nunca iba a poder
hacer reír a nadie. Siempre hice papeles dramáticos, oscuros. Me gustaría ir de
un papel a otro, del humor al drama, y siempre elegir lo que me motiva para
trabajar.

-¿Cómo te llevás con tu figura?
-Mirá, tengo mis complejos, pero la verdad no es lo que más me importa. Cuando
grabo, trato de olvidarme de cuál es el costado que más me favorece o el mejor
plano para que no se me note tal o cual cosa. Muchas veces la escena sale
comiquísima, pero yo salí horrible. En ese caso, adelante, porque me importa
mucho más el efecto del personaje que cómo me veo, aunque tampoco soy una mártir
de la estética.

-Estás de novia…
-Sí, desde hace cuatro años, con un actor, Guido Kaczka.

-¿Y van cuatro año de qué?
-De una relación perfecta, de verdad. Somos muy compañeros y tranquilos. Estamos
muy enamorados. Compartimos todo, hablamos todo, es un amor muy compañero. Pocos
me creen que después de cuatro años tenga esta cara de enamorada, pero es así.
Ojalá me dure para siempre.

-¿No te llegó al arrebato adolescente de irte a vivir sola?
-No, para nada. Vivo con mi hermana y mi mamá, y las tres somos muy amigas. Mi
viejo murió hace cuatro años y nos quedamos las tres. Nos llevamos muy bien, y
si tuviera que vivir sola, me mato.

-En tren de soñar ¿con qué soñás?
-¿Podemos divagar?

-Podemos.
-Trabajar con Al Pacino, pero es eso, un divague. No tengo sueños más concretos,
no porque no sea ambiciosa, sino porque mi ambición, en todo caso, es general:
quiero seguir actuando, y seguir eligiendo papeles que me motiven.

-¿De qué cosas disfrutás?
-De salir, por ejemplo, no mucho. Prefiero andar en patas en el living de la
casa de una amiga con una porción de pizza en la mano que la "producción" de
salir de noche.

-¿Te sentís parte de una generación de actores o tu camino es un camino propio y
ya?
-No me siento, soy. Pertenezco a una generación de actores a los que yo llamaría
"naturalistas". Ya nadie dice: "¡Oh, eres tú, malvado!" con un tono
declamatorio. Hoy la televisión te pide otra cosa y creo que mi generación se lo
está dando. Si no, te quedás afuera y se produce cierta ¿repelencia? Eh… sí,
repelencia.

por Alejandro Seselovsky
fotos: Christian Beliera
producción: Felicitas Magnasco
peinó: Juanse para Avant-Garde
(agradecemos a: Kosiuko, Todo Moda, Ricky Sarkany y Ultra Lounge)

Jeans, musculosa y una mirada profunda. Nunca pensé que podría hacer reír a alguien", confiesa.">

Jeans, musculosa y una mirada profunda. "Nunca pensé que podría hacer reír a alguien", confiesa.

Vivo con mi hermana y mi mamá, y somos muy amigas. Mi viejo murió hace cuatro años y nos quedamos las tres. Nos llevamos muy bien, y si tuviera que vivir sola, me mato".">

"Vivo con mi hermana y mi mamá, y somos muy amigas. Mi viejo murió hace cuatro años y nos quedamos las tres. Nos llevamos muy bien, y si tuviera que vivir sola, me mato".

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig