Tantas veces me mataron, tantas veces me morí… – GENTE Online
 

Tantas veces me mataron, tantas veces me morí...

Diego juega al golf a toda hora. Se acuesta antes de la medianoche y amanece
poco después de las siete. Alfredo Cahe lo acompaña en cada movimiento. Y una
enfermera -que también duerme en la quinta- le administra su medicación. También
practica con una pelota de fútbol: el domingo demostró que su talento está
intacto al acertarle a un banderín desde más de veinte metros. "Y ahora van a
ver que también le acierto desde el barro"
, desafió… Y sí, dio en el blanco.
Luego, sorprendió a todos y se zambulló en la pileta. Algunas mañanas, también
hace ejercicios en el parque.

Maradona dejó la Clínica Suizo Argentina en la Ford Eco Sport de su amigo, el
periodista Marcelo Palacios. Ocurrió el jueves 29, cuando completaba el
duodécimo día de su internación. No iba al volante, como se dijo entonces. El
mismo, y su médico personal, Alfredo Cahe, firmaron su externación. Sus padres
-Don Diego y Doña Tota- se enteraron horas después, a través de los medios. Fue
directamente al haras De más de dos, la quinta de la familia Mastellone, en
General Rodríguez. Esa misma noche, improvisó algunos swings con un palo
de golf.

En el interior de la imponente casa, Diego canta karaoke. Imita a Sandro, y
Penumbras es su interpretación más lograda. También disfruta de algunas sesiones
en el sauna. En una pantalla gigante, repasa algunos programas que se emitieron
durante su internación. Entre ellos, la entrevista que su hija Dalma le concedió
a Luis Majul y el programa en que Gianinna salió al aire en América para pedir
mayor respeto en el trato a Mauro Viale. También fútbol, por supuesto: la
consagración de Milan como campeón del Scudetto italiano. Su compañía es
reducida: Cahe, su enfermera, Lucas Mastellone, su secretario Gaby (tan parecido
a Maradona que algunos diarios pusieron su foto, manejando una camioneta, en
tapa, bajo el título:
"Diego se fue de la clínica manejando") y dos custodios personales. Cada
día, recibe la visita de sus hijas y de Claudia Villafañe.

A 24 horas de haber abandonado la clínica, le concedió su primer entrevista a
Susana Giménez. Entonces, dijo:

- "Quiero agradecer a todos los que rezaron por mí."
- "No puedo decir que hice mal los deberes, fui un mal padre o un mal paciente.
Yo hice mis deberes."
- "Sentí frío, me estaba muriendo. Yo vi la muerte. ¡Ojo, no soy Víctor Sueiro!
Con todo el respeto que él me merece… Quería que me tapen, me mimen."
- "Adelgacé 15 gramos. Sí, estoy más flaco… ¡Que el gordo Porcel!"

por Jorge Martínez Carricart con Juan Morris
fotos: Leandro Montini, Alejandro Carra, Julio Ruiz, Matías Campaya, Fabián Uset, Enrique García Medina, Walter Papasodaro y Gustavo Sancricca

El sábado ya se había armado un picado en el campo de General Rodríguez y Diego miró desde afuera…con ganas. El domingo no aguantó más: se prendió a patear un rato. Y sobre todo atajó penales que le pateó su médico personal, Alfredo Cahe.

El sábado ya se había armado un picado en el campo de General Rodríguez y Diego miró desde afuera…con ganas. El domingo no aguantó más: se prendió a patear un rato. Y sobre todo atajó penales que le pateó su médico personal, Alfredo Cahe.

Cada mañana, Diego hizo ejercicios en el parque vecino a la casa. Trote y elongación. Con prismáticos, observó los movimientos de los fotógrafos que montaban guardia en la puerta del haras. Sus hijas Dalma y Gianinna lo visitaron durante todos los días que duró su estadía en General Rodríguez. Diego jugó al golf y, por momentos, se calzó un casco para manejar su carrito.

Cada mañana, Diego hizo ejercicios en el parque vecino a la casa. Trote y elongación. Con prismáticos, observó los movimientos de los fotógrafos que montaban guardia en la puerta del haras. Sus hijas Dalma y Gianinna lo visitaron durante todos los días que duró su estadía en General Rodríguez. Diego jugó al golf y, por momentos, se calzó un casco para manejar su carrito.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig